Juego de elfos

Escrito por cinefiliacinefilia 10-10-2018 en Estrenos. Comentarios (0)

El reino de los elfos *** (Dragon Nest: Throne of Elves, 2017) CHINA. 104 MIN. Estreno: 11 de octubre.

Secuela de Dragon Nest: Warriors' Dawn (2015), que a su vez se basaba en un video juego multijugador de procedencia coreana, homónimo. Dado que en España no llegó a estrenarse esa primera, su continuación ha sido titulada obviando su procedencia. Esto, unido a que se trata de una película de hace más de un año, no creemos que la ayude mucho en su carrera comercial.

Altera es el reino de los elfos donde se enfrentarán dos hermanas: la princesa Liya y la malvada Elena, desterrada por su lado oscuro, y que ahora posee una gema negra de gran poder con la que pretende conseguir la gema de la vida de Liya y hacerse con el trono. Su argumento no es que sea muy original y aunque entretiene, preferiríamos que durara un poco menos, vamos los 90 minutos de rigor.

Se trata de animación 3D, tan común en videojuegos pero que en cine no suele dar muy buenos resultados. A pesar de ello, tiene espectaculares escenas de acción, principalmente persecuciones y batallas con destellos lumínicos muy bien animadas.

La malvada Elena tratará de gobernar el reino de los elfos

Repite el mismo director de la primera cinta, Yuefeng Song, que comparte créditos con Yi Ge. Sin embargo, en esta ocasión no se ha encargado del guión como si hizo en la anterior.

ESCENA CINEFILIA

No es tan ¡¡¡SPOILER!!! como parece, pero aún así avisamos. El hecho de que muera el  protagonista en una determinada secuencia resulta poco menos que atrevido en una cinta dirigida a todos los públicos.


ANIMACIÓN CHINA

Si la animación japonesa recibe el nombre de anime, en China es conocida como donghua. El nombre proviene del artesano chino Ding Huan, quien al parecer inventó una máquina "en la que se podían ver aves extrañas y misteriosos animales que se movían con naturalidad", en el siglo I A.C.

Los primeros animadores chinos famosos fueron los cuatro hermanos Wan, que en 1926 realizaron el primer cortometraje que mezclaba animación y acción en vivo, Alboroto en el estudio y en 1935, la primera cinta animada sonora, El baile del camello.

Princess Iron Fan es el primer largometraje animado en toda Asia

Hasta que en 1941, consiguieron terminar el primer largometraje de animación en Asia, El abanico de hierro de la princesa, basada en la leyenda del Rey Mono de la importante novela china Viaje al Oeste (1590). Esta cinta tuvo tal repercusión que influyó en parte al maestro del manga Osamu Tezuka.

Los hermanos Wan siguieron trabajando hasta mediados de los sesenta, destacando entre sus producciones La rebelión del rey Kung Fu Sun (aka Havoc in Heaven) que junto a películas como Princesa Pavo Real, tuvieron repercusión en el extranjero.

A finales de los 40, se abrieron nuevos caminos de animación con la cinta de títeres El sueño del emperador y Tortuga atrapada en una jarra. Tras una reunión en Shangai ya en los 50, de los animadores y una posterior selección de películas se definen los estilos artísticos de la animación en China: Estilo nacional y comedia.

Nezha Conquers the Dragon King (1979), basada en una leyenda de la mitología china

Se incluyeron estilos de animación innovadores, con papel o tintas. El nivel de producción casi se igualó al resto del mundo hasta mitad de los sesenta hasta que llegó la Gran Revolución Cultural Proletaria en 1966, donde muchos animadores se vieron obligados a renunciar.

Sin embargo, a finales de los setenta vino la Segunda edad de oro en la animación china, con cintas como Nezha agita el mar, El mono de oro vence al demonio, La leyenda del libro sellado, Tres monjes, La campana del ciervo, durante los ochenta, con mejor calidad.

Después de 1993, el mercado de la animación china se abrió y se vio obligado a competir. El nombre de películas de dibujos animados y títeres, que tuvo antes, pasó a la historia y ahora se llama anime comic.

Have a nice day se pudo ver en el I Festival de animación de Madrid este año

China se convierte en el país de mayor producción de dibujos animados en el mundo en 2011 y hoy en día está reinventándose de manera drástica en la industria de la animación, gracias a la influencia de Hong Kong y Taiwán.

El año pasado, Have a nice day de Liu Jian ha sido comparada con el cine de atracos de Tarantino, en formato animado, proyectándose en importantes festivales, no sólo de animación, como Berlín. Liu Jian también tiene una interesante cinta sobre la venganza, Piercing I (2010).