CINEFILIA

Revista de cine

Miguel Albertos

De nombre Héroe

Escrito por cinefiliacinefilia 20-03-2017 en Cómic. Comentarios (0)

I am a Hero (アイアムアヒーロー /Aiamuahīrō, 2015) *** JAPÓN. 125 min.

Aunque podemos pensar que I am a Hero es una película más de zombies, la particularidad que tiene es que está basada en un manga homónimo de éxito de Kengo Hanazawa, que empezó a publicarse en 2009 y terminó en febrero de este año.

Otra de las diferencias que marcan esta cinta son las espectaculares transformaciones de los infectados, no en balde los efectos especiales fueron galardonados en el Festival de Sitges de 2015,llevándose además el premio del público. A parte, los convertidos conservan ciertos tics de su vida pasada, repitiendo acciones e incluso palabras.

A esto hay que añadir el humor de algunas secuencias y que el protagonista sea un dibujante de manga que pasados los 30, no ha llegado a triunfar en su profesión y su novia le echa de casa. Ella será la primera en convertirse y él acabará con una jovencita de instituto a medio convertir.

Masami Nagasawa, Kasumi Arimura, Yô Ôizumi y Yoshinori Okada

Para terminar, los zombies aquí reciben el nombre de ZQN (zokyun), comportándose una vez infectados como trabajadores obsesivos en referencia a esa gente que no vive nada más que para el trabajo, tan populares sobre todo en países como Japón.

El director, Shinsuke Sato, es un habitual adaptador de mangas a películas live action, entre otras ha realizado las de Gantz o Death Note, cómic del que se espera la adaptación norteamericana para este año, dirigida por Adam Wingard (You´re the next, Blair Witch) y protagonizada por Willen Dafoe.

ESCENA CINEFILIA

El  ZQN atleta con la cabeza hundida de tanto golpearse que además tiene bastante importancia en toda la parte final es uno de los personajes de la película que seguro permanecerán en nuestra memoria cinéfila.

Los protagonistas en versión cómic


10 CÓMICS DE TERROR EN CINE

Condenados de ultratumba (1972) Cómic: EC Comics (Tales from the Crypt)

Creepshow (1982) Cómic: George A. Romero-Stephen King, Bernie Wrightson (Creepy)

La cosa del pantano (1982) Cómic: Len Wein, Bernie Wrightson

Mi novia es un zombie (1994) Cómic: Tiziano Sclavi (Dylan Dog)

Vampirella (1996) Cómic: Forrest J. Ackerman

Spawn (1997) Cómic: Todd McFarlane

From Hell (2001) Cómic: Alan Moore y Eddie Campbell

Edición española de Tokyo Zombie, manga de 1999.

Tokyo Zombie (2005) Cómic: Yûsaku Hanakuma

Constantine (2005) Cómic: Varios autores. DC Cómics (Hellblazer). El personaje fue creado por Alan Moore y Stephen J. Bisset en Swamp Thing (La cosa del pantano).

30 días de oscuridad (2007) Cómic: Steve Niles

Añadimos a la lista tres series de éxito en televisión: The Walking Dead, The Outcast y The Strain, basadas también en cómics.


Dramas humanos en tiempo de guerra

Escrito por cinefiliacinefilia 17-03-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Incierta gloria (Incierta glòria, 2017) **** ESPAÑA. 115 min.

Si John Ford se llevaba sus historias al Oeste americano, a Agustí Villaronga le gusta llevarlas a la Guerra Civil española. Desgraciadamente, a veces este tema puede ahuyentar espectadores, es una pena porque se van a perder una gran película.

Grande sobre todo para sus fans porque todo el universo Villaronga se puede ver en cada fotograma ensombrecido por apariciones espectrales humanas y de calaveras y esqueletos con ropa, que entroncan en la trama por un personaje especial, iluminado.

La cinta a veces es salvaje como los caballos de Lorca y otras oscura y esquizoide, esperando con ansia cada escena que supera a la anterior, en un devenir de la historia con tratamiento de melodrama y cine negro, con asesinatos, un triángulo de amor/amistad y una “bruja” que lleva encima la muerte, como en los cuentos.

Marcel Borràs y Nuria Prims, en unos personajes que juegan entre el deseo y el odio

La muerte, representada en la Carlana (Nuria Prims), de fuerza equiparable a Angela Channing o más aun, ahondando en la literatura española, a los personajes de Los gozos y las sombras (novela o serie TV), doña Mariana (Amparo Rivelles)  y Clara (Charo López) fundidos. Una pútrida muerte que también da paso a la vida.

La venganza de la hija violada y humillada después, no tiene límites en un final descarnado como el de la propia guerra, que como dice el director: “Películas de la guerra civil no sobran lo que sobran son las guerras”.

Basada en la novela bélica homónima de Luis Salles, de gran importancia en la literatura catalana, reducida a la esencia de los personajes, evitando el conflicto bélico en sí, según Villaronga, que la ha adaptado junto a Coral Cruz , con la que ya colaboró en Pa negre.

Terele Pávez junto a su marido en la cinta, Fernando Esteso, toda una sorpresa de actuación

Espléndidos Nuria Prims y Oriol Plá (en la foto de cabecera), que sobresalen en el cuarteto protagonista completado por Bruna Cussí y Marcel Borràs.

Secundarios de lujo: Terele Pávez, Juan Diego, Fernando Esteso, Luisa Gavasa o una pequeña intervención de Roger Casamajor, presente en las obras de Villaronga desde El mar, en una impactante secuencia de apertura del filme.

ESCENA CINEFILIA

La cinta está llena de imágenes turbadoras entre cadáveres sin carnes y adentrándose en las mentes devastadas por el entorno hostil de la contienda que divide en bandos a familiares.

LA FRASE

“Trini es como una de estas casas abandonadas, en cualquier momento la puede saquear un extraño”.

TOP 5 VILLARONGA

Incierta gloria (2017)

Tras el cristal (1987)

El mar (2000)

Pa negre (2010)

El rey de la Habana (2015)



Yo maté a mi madre

Escrito por cinefiliacinefilia 15-03-2017 en Animación. Comentarios (0)

La vida de Calabacín (Ma Vie De Courgette, 2016) **** SUIZA. 66 min.

Esperando turno para su visionado, tras el aluvión de películas nominadas al Oscar, La vida de Calabacín se proyectaba el sábado pasado en la Cineteca de Madrid en la III Muestra de cine francófono, habiéndose colado también la semana anterior en la Muestra Syfy de cine fantástico y todo esto después de su estreno en salas.

Sea como sea, lo importante es verla ya que la cinta nos ofrece una historia poco usual y descarnada, sobre todo para un niño. Partiendo de la novela Autobiografía de un calabacín de Gilles Paris (ya llevada a la televisión, en imagen real)1, se cuenta la tragedia de un niño de nueve años que vive con su madre alcohólica. Accidentalmente la mata y es internado en un orfanato.

Personajes entrañables como el del policía que toma cariño a Calabacín, su soez tía que lo maltrata, el gamberro pero amistoso niño pelirrojo del hospicio o la niña que llega traumatizada porque ha presenciado la muerte de su madre a manos de su padre y el posterior suicidio de este, pueblan esta hermosa cinta que toca estos espinosos temas desde el humor amable.

Calabacín junto a su amiga Camille y el policía Raymond

La animación es deliciosamente bella a través de marionetas en stop motion, con algún toque oscuro, como las ojeras tan características en Tim Burton, pero de mayor colorido, tanto visual como en el desarrollo del argumento. Aunque el realizador Claude Barrás, autor de cortos en plastilina, comparte temáticas con el creador de Pesadilla antes de Navidad.

Al frente del equipo de guionistas se encuentra Céline Sciamma, que en 2011 nos deleitó con Tomboy, la historia de una niña que se hacía pasar por chico ante sus compañeros de clase. En La vida de Calabacín los problemas de los niños son más genéricos, los derivados de la violencia de género y de la cruel realidad de los adultos.

Desde que se presentó en Cannes el año pasado ha recibido premios como película de animación en los César (donde también ganó mejor guión) y los Premios del cine europeo, además de la doble nominación al Oscar y al Globo de Oro en EEUU, pero también como película europea en San Sebastián.

ESCENA CINEFILIA

Las referencias al sexo son de una enorme ternura, aunque la foto donde los niños hacen un “calvo” escandalice a padres temerosos de no cumplir con la moral católica, a la par que políticamente correcta.

1 Calabacín en el telefilme franco belga C'est mieux la vie quand on est grand (2008)


Neonazis en zapatillas

Escrito por cinefiliacinefilia 14-03-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Imperium (2016) *** EEUU. 109 min.

Inspirada en los hechos reales de un policía que estuvo varios años infiltrado en el mundo de los skin heads neonazis, Imperium quizás es demasiado light para el tema tan altamente  inflamable que trata. Donde aquí son situaciones de peligro, en las que nunca ocurre nada grave, en otras la violencia explota a raudales, como en la reciente Green Room.

Se trata más de una película policíaca donde siempre se está el contacto con la eficiente agente Zamparo (Toni Muriel Collete, espléndida) y que nos muestra, en un principio, las desafortunadas aventuras contra el terrorismo que el protagonista sufre en su departamento, Daniel Radcliffe, (muy convincente) por lo que llega a la operación contra los neonazis que parece que preparan un gran golpe, aunque tampoco es tal.

Daniel Radcliffe junto a Toni Collette, tan recordada por La boda de Muriel

El ritmo es apropiado pero a veces se queda a medias en situaciones que podrían generar un alto voltaje y se resuelven de manera demasiado civilizada. E incluso nos muestra el camino de la redención del skin, un punto positivo y poco visto, pero el caso es que el filme no se sale de lo políticamente correcto pero con cierta gracia.

Su director, Daniel Ragussis, tiene en su haber un mediometraje, Haber, sobre el químico que creó las primeras armas de destrucción masiva contra los judíos, de 2008.

Nada despreciables los secundarios, entre los que están los televisivos  Sam Trammell (True Blood) y Nestor Carbonell (Perdidos)  o menos conocidos quizás, Tracy Letts (Homeland) y Chris Sullivan (Stranger Things), solucionando con caras conocidas su falta de gancho.

ESCENA CINEFILIA

El final nos parece sacado de Infiltrado, pero hay una escena previa en la que nos tememos lo peor para el personaje de Daniel Radcliffe, que nos mantiene en vilo frente a un torrente de agua.

Para más información sobre Cine de neonazis pinchar en el enlace.


HARRY POTTER HA CRECIDO

Daniel Radcliffe, está demostrando muy buenos trabajos recientemente, a parte de sus Harry Potters, en cintas como esta, Swiss Army Man, donde hace de muerto o Victor Frankenstein, en la que da una vuelta de tuerca sobre el personaje de Igor, inventado para el clásico de la Universal.

Anteriormente le pudimos ver también en dos películas nada despreciables como son La mujer de negro y Horns o haciendo de Allen Ginsberg en Amores asesinos. Y ya para los muy fans, una comedia romántica canadiense, Amigos de más o sus intervenciones en Y de repente tú de Judd Apatow o Ahora me ves 2.

A muchos nos encantó el delirio bizarro de Horns

Añadir tres interesantes telefilmes: su primer trabajo, David Copperfield, Diario de un joven doctor, ya más crecido junto a Jon Hamm, así como la dramatización sobre las batallas legales de los creadores del vídeo juego Gran Theft Auto, con el recientemente fallecido Bill Paxton, en The Gamechangers, todos para la televisión británica.


Los brotes verdes de Gus Van Sant

Escrito por cinefiliacinefilia 13-03-2017 en DVD. Comentarios (2)

ESTRENO DVD

El bosque de los sueños AKA: El mar de árboles (The Sea of Trees, 2015) *** EEUU. 110 min.

Oscura cinta de Gus Van Sant que desde Mi nombre es Harvey Milk (2008) no nos había conseguido emocionar como con este filme, que a medida que va avanzando nos ofrece una salida entre el afán de superación y los espíritus orientales. No se entiende como la crítica la ha atacado con esa saña irracional, por no decir homófoba, al igual que le ocurre a Almodóvar.

Aunque guarda similitudes con Restless (2011), esta es más adulta y mágica a la vez. Un hombre de mediana edad llega desde EEUU a Japón y se interna en el Bosque de los suicidas buscando un buen sitio para morir. Allí se encontrará con un japonés que se ha perdido y al que ayudará a salir de ese mar de árboles del título.

El director de Mi Idaho privado, abiertamente homosexual, imprime en el film, aunque no sea de temática LGTB, su marca mostrando una relación especial entre los dos personajes masculinos, con guiños como cuando le llama guapo por error al equivocar la palabra handsome con Hansel, de similar pronunciación en inglés.


Matthew McConaughey protagoniza la cinta junto al actor japonés Ken Watanabe y Naomi Watts. Todos adoptan una pose contenida de frustración debido al carácter gris de las vidas de los personajes que interpretan con resolución, destacando el protagonista principal.

Aunque hay que reconocer alguna situación algo forzada hacia el final, desde luego la cinta no se merece ese rechazo absoluto y aun menos quitarle la oportunidad de verla en cines. Es cierto que Gus Van Sant no ha estado muy sembrado desde que Milk ganara un par de oscars, uno de ellos al guión y parece que alguien le está haciendo boicot por ello. ¿Le pasará lo mismo al director de Moonlight? Veremos.

ESCENA CINEFILIA

La aparición de los cadáveres en el bosque y el propio hecho de que exista realmente un lugar así, al que la gente acude a suicidarse y en el que los arrepentidos puedan terminar perdidos por sus enormes dimensiones, es posiblemente lo que más llame la atención.

GUS VAN SANT,  ENTRE EL CINE INDEPENDIENTE  Y EL INDUSTRIAL

Kelly Lynch y Matt Dillon en Drugstore Cowboy

Ganador de la Palma de Oro en Cannes en 2003 por Elephant, que mostraba casi a modo de videojuego la matanza del colegio Columbine, las películas más brillantes de Gus Van Sant son en las que habla de los temas que mas le interesan, como Mi Idaho privado (1991), Drugstore Cowboy (1989) o Paranoid Park (2007).

Se atrevió a hacer el remake de Psicosis (1998) o a rodar el guión de dos jóvenes Matt Damon y Ben Affleck, cuando le presentaron juntos El indomable Will Hunting (1997), libreto que consiguió un Oscar. Filmó los últimos días de Kurt Cobain en Last Days (2005) y el biopic del activista homosexual Milk (2008).

Aunque quizás sus cintas más atrevidas a nivel personal y cinematográfico sean Mala noche (1995) y Gerry (2002). En sus dos filmes protagonizados por mujeres como Nicole Kidman (Todo por un sueño) o Uma Thurman (Ellas también se deprimen) no acabó de coger el tono.