Lo mejor de 2016.

Escrito por cinefiliacinefilia 03-01-2017 en Lo mejor 2016. Comentarios (0)

PUESTO NÚMERO 4

Dos por uno

Animales nocturnos (Nocturnal Animals, 2016) **** EEUU. 115 min.

El que fuera director creativo de Gucci e Yves San Laurent, Tom Ford, estrena su segunda película tras “Un hombre soltero” (2009), prometedor debut de este diseñador de moda que se ha pasado con acierto a la dirección cinematográfica.

“Animales nocturnos” nos ofrece dos películas en una. Por un lado, la historia de una pareja, Edward y Susan, que se ha que se ha divorciado y por otro, la novela que ha escrito el ex marido de Susan y que le envía tras años sin verse, donde una familia compuesta por un matrimonio y su hija adolescente sufre el ataque de unos salvajes delincuentes, en una solitaria carretera del oeste de Texas. 

Partiendo de un material literario de Austin Wright, Ford nos sumerge en un relato violento y descarnado a partes iguales donde están presentes temas como el sentimiento de culpa, la venganza y el desgarro físico y emocional de sus protagonistas. La América profunda se contrapone por otro lado al glamour neoyorquino del mundo artístico, donde aparecen obras de arte  y estilizadas fiestas.

Amy Adams junto a una de las muchas obras de arte que aparecen en la cinta

Parte de las bazas del filme son las interpretaciones de sus protagonistas. Junto a una correcta Amy Adams, Jake Gyllenhaal, interpretando al escritor y al protagonista de su novela, consigue emocionar junto a un rudo Michael Shannon, siempre eficaz. Además de Aaron Taylor-Johnson (Salvajes, Ana Karenina), Karl Glusman (Love, The Neon Demon) y una fugaz intervención de Jena Malone.

Película oscura y enigmática que se ve con gran interés aunque haya elementos que no parecen encajar, dejando libertad al espectador para interpretarlos. En especial, dos de ellos que nos sugieren un interrogante: ¿Dónde demonios se meten el policía, por un lado y el ex marido, por otro?

LA ESCENA

Ese sofá de color rojo fuerte en mitad del desierto con los cuerpos de las dos mujeres resulta una potente imagen difícil de olvidar. Por no hablar de los créditos iniciales donde aparecen señoras mayores desnudas moviéndose provocadoramente, mostrando deformados cuerpos llenos de grasa y arrugas.

Michael Shannon, Aaron Taylor-Johnson frente a Jake Gyllenhaal, de espaldas.