CINEFILIA

Revista de cine

Miguel Albertos

Los principitos

Escrito por cinefiliacinefilia 08-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

El principito (The Little Prince, 2015) *** FRANCIA. 108 minutos.

Mucha imaginación han tenido que echarle a la novela de Antoine de Saint-Exupéry para llevarla a la gran pantalla, actualizándola pero conservando a la vez el espíritu de la obra original. Mientras hay una parte que respeta los textos y tramas de la novela, con un arte creado en papel y arcilla muy artesanal, por otro lado, hay dibujos en técnica Digital 3D, similares a las películas de Pixar, que representan el mundo real.

La historia de una niña de nuestros días cuya madre le tiene la vida planificada, para que no dependa de nadie y sufra el abandono de su marido como ella, que gracias a su anciano vecino se ve imbuida por El principito, a través de unas páginas escritas por el viejo, que no es otro que el Aviador de la novela.

Película que parece hecha para animar a leer el libro, más que para ser vista en su lugar, ya que incluso dan ganas de releerlo a los que ya lo hicimos, con personajes nuevos que se ven influenciados por los ya conocidos de Saint-Exupéry. Vemos también a un crecido Principito que recuerda al deshollinador de “Mary Poppins”, una especie de “perdedor” para la sociedad de grises adultos, como lo era aquel.


Aunque la producción es francesa, su director es el norteamericano Mark Osborne, conocido por “Kung Fu Panda” (2008) y la película de Bob Esponja (2004). Su hijo Riley, pone voz al pequeño príncipe en la versión inglesa, que incluye a estrellas como Jeff Bridges, James Franco, Benicio del Toro o Marion Cotillard.

LA ESCENA

Son especialmente memorables las escenas que trasladan la obra original, de gran sensibilidad y belleza estética, con animación en stop motion, aunque también aparece la imagen original del Principito dibujado por su autor, así como la versión adulta y de niño en 3D, llegándose a ver hasta cuatro diseños diferentes del Principito en la cinta.


EL PRINCIPITO EN PANTALLA

Son múltiples las adaptaciones a la pequeña y a la gran pantalla de la novela de Antoine de Saint-Exupéry, publicada en 1943. Principalmente son telefilmes, cortometrajes y series de televisión.

La primera conocida es “Der kleine prinz”, un telefilme alemán en blanco y negro de 1954, de 60 minutos de duración dirigido por Fritz Umgelter. Existiendo versiones posteriores, en los años 60, de Bélgica, Austria y la Unión Soviética, todas ellas para televisión.

El malogrado Gene Wilder protagonizó junto al jovencísimo Steven Warner la versión musical.

El único largometraje hasta ahora había sido la versión norteamericana, una adaptación al cine del musical de Broadway, “El pequeño príncipe”, en imagen real, dirigida por Stanley Donen (Cantando bajo la lluvia, Charada) en 1974, donde intervienen el coreógrafo y director Bob Fosse (Cabaret) y el recientemente fallecido Gene Wilder, interpretando a la Serpiente y al Zorro respectivamente.

En 1978, se realizó una serie de televisión de anime, o sea dibujos animados japoneses, en coproducción con EEUU y Alemania. A través de 39 episodios se extendía la historia del Principito, acompañado del pájaro espacial Swifty y Rose Girl bajo el título de “Las aventuras del Principito”.

Will Vinton, cortometrajista norteamericano especializado en animación en plastilina adaptó la novela francesa en 1979 con la voz de Cliff Robertson como narrador- aviador en una película de 25 minutos en stop motion.

No podía faltar la versión japonesa, en anime, de El principito

Existe una versión francesa de 1990, dirigida y adaptada por Jean-Louis Guillermou en live- action, así como una serie también con actores, del mismo año, realizada por un tal Jean-Louis Cap. Coincidiendo en este año además un telefilme de animación, coproducción entre Austria y Alemania, “Der kleine Prinz” de Theo Kerp, bastante decente.

Hay también una ópera filmada en 2004 para la televisión británica BBC compuesta por Rachel Portman, primera compositora de bandas sonoras ganadora de un Oscar por “Emma” en 1996, autora también de “La bella y la bestia 2” (1997) y “Oliver Twist” (2005).

En 2010, Francia decide adaptar al formato televisivo su gran obra de la literatura infantil en coproducción con Alemania, en dibujos animados, llegando a los 52 episodios. Su adaptación llevó diez años y fue emitida por Discovery Kids.

A esto hay que añadir que recientemente también se han realizado dos cortometrajes de animación, uno belga “The Little Prince 4D” (2011)  de 15 minutos y otro de EEUU “The Rose and I” (2015).


Viaje a La India

Escrito por cinefiliacinefilia 06-09-2016 en Estrenos. Comentarios (1)

MASAAN (AKA: Fly Away Solo, 2015) *** 103 min.

Una joven se prepara para un encuentro sexual con un compañero de la universidad que tendrá fatales consecuencias. Este es el punto de partida de este viaje a La India que supone “MASAAN”. Concretamente a Benarés, ciudad a orillas del Ganges, donde se queman los cuerpos de los muertos. Un joven que ayuda a su padre en esta tarea y estudia una ingeniería se enamora de una chica de una casta superior a través de facebook.

Tradición y modernidad se dan la mano en esta melodramática coproducción entre La India y Francia, de historias cruzadas, donde temas sociales como la corrupción policial, la diferencia de clases (o castas) o la falta de libertad sexual se contraponen con un enamoramiento tan naif como el de “Romeo y Julieta”.

Ganadora en Cannes del Premio de la prensa internacional en la sección Una cierta mirada y del Premio Futuras promesas a óperas primas para su director Neeraj Ghaywan que sólo contaba en su haber con un par de cortometrajes. Sobresale la interpretación de su protagonista femenina Richa Chadda como ejemplo de una sociedad que necesita ese cambio a la modernidad y /o la libertad.

LA ESCENA

Richa Chadda en una de las escenas del principio del filme

Empezar a ver una película india con una chica joven viendo en el ordenador una escena de sexo explícito (que sólo oímos) desde luego sorprende y más aún después de lo que pasa justo a continuación. Uno de los comienzos más impactantes de los últimos tiempos en el cine en general.


CINE DE LA INDIA

Resulta curioso que los habitantes de La India son los que más acuden al cine del mundo, aunque también es verdad que el precio medio de una entrada no alcanza los 17 céntimos de euro. No por algo es el país que produce más películas al año.

Ya en los años 30, el número de películas superaba la centena por año, llegando actualmente a las 800, en catorce idiomas diferentes. Con la aparición del cine sonoro las productoras se instalan en distintos lugares según la lengua. Además del conocido cine de Bollywood -en Bombay, hablado en hindí- surgen el de Mollywood, en Kerla, Kollywood, en Kodambakkam, así como los de Tollygunge, Madras o Calcuta.

“La boda del monzón” consiguió ser estrenada en todo el mundo, llegando a ganar el León de oro.

Los temas principales son la mitología y las historias de amor aderezadas con bailes y canciones en un modelo propio de musical. Coincidiendo con la independencia del país, surgen directores que manifiestan también preocupaciones sociales.

Los directores más reconocidos internacionalmente son K. A. Abbas, Satyajit Ray, Shekhar Kapur o Mrinal Sen. Autores de musical como Baz Luhrmann (en su filme Moulin Rouge) o Andrew Lloyd Webber (en su espectáculo Bombay Dreams) han recibido influencia del cine indio.

Aunque su cine, en general, no es muy conocido en Occidente películas como “Lagaan” (2000) -nominada al Oscar como película extranjera- y “La boda del monzón” (2001) tuvieron gran repercusión internacional abriendo todo un mercado, principalmente a las películas que no son musicales, ya que estas suelen exceder con mucho de la duración comercial occidental.

La coproducción con Reino Unido “Slumdog Millionaire” (2008) de Danny Boyle y Loveleen Tandan, sobre una novela india, llegó a ganar ocho Oscars. Este verano, la Academia de cine de Bollywood ha entregado sus premios anuales en Madrid.

Todo un crossover imposible la versión india de Superman con Spiderwoman, bailando.

Zona friki

También el cine indio ha recibido influencia anglosajona. Debido a que no podía estrenar éxitos de Hollywood, decidieron hacerlas ellos mismos a su manera, existiendo hilarantes copias de películas de cine fantástico en tono de parodia de “Superman”, “Star Wars”, “Terminator”, “Matrix” o del vídeo “Thriller” de Michael Jackson, por ejemplo.




A galeras a remar

Escrito por cinefiliacinefilia 02-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Ben-Hur (2016) **

No digo que la historia de Ben- Hur no necesite una actualización, pero desde luego no es este “Ben-Hur (2016)”, que así se titula, con el año incluido. Más bien necesitaría despojarse de esos elementos que la convierten en esa apología del cristianismo, que ya era la novela, tan de película de semana santa y convertirse de una vez por todas en un film épico puro y duro o en un péplum gay, como intentó Gore Vidal, uno de sus guionistas, en la más famosa versión de William Wyler. Así lo afirmaba en “El celuloide oculto” (1995). 

Pero de las otras versiones ya hablaremos más adelante. Centrémonos en esta adaptación que ha dirigido el ruso Timur Bekmambetov (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros) completamente innecesaria. Es cierto que este último remake añade escenas entre Ben- Hur y Messala de jóvenes, para entender mejor su pasado y hay toda una explicación de su separación, así como un incremento de la violencia de una manera más realista, suponemos, para la época.

La carrera de cuadrigas es espectacular y parece que toda la película está rodada en torno a ella, ya que inicia la cinta, siendo el resto del metraje un mero flashback y además los créditos corren a modo de carros, siendo perfectos para ir al principio y no siguiendo la moda actual de ir al final.

Jack Houston es Ben-Hur y Morgan Freeman el jeque Ilderim, propietario de la cuadriga

Hay que reconocer que es una entretenida película de acción con momentos intensos pero que no aguanta las comparaciones de ninguna manera y que tiene un problema de casting, siendo sus protagonistas, Jack Houston y Toby Kebbell, un Ben-Hur y un Messala bastante pobres. Rodrigo Santoro (300, Che) interpreta a Jesucristo y un Morgan Freeman con rastas es la verdadera estrella del filme.

La reducción del metraje a poco más de dos horas se agradece, centrándose más en la rivalidad de los en un principio amigos, limando la soterrada intimidad que se insinuaba en los 50.

LA ESCENA

Indudablemente la carrera de cuadrigas es lo más sobresaliente aunque el capítulo de las galeras también reluce en cuanto a acción y despliegue de medios.


LOS OTROS BEN-HUR

Ben-Hur, una historia de Cristo es una extensa novela escrita por Lewis Wallace en 1880 que se convirtió en un autentico best seller e introdujo así este género literario ya que miembros del clero y cristianos en general eran detractores hasta el momento de la ficción, vista o escrita. De esta manera, se ha llevado en numerosas ocasiones a la pantalla desde el comienzo mismo del cine.

Ramón Novarro protagonizó la segunda versión muda de 1925

La primera adaptación data del año 1907 y duraba ¡15 minutos! pero ya incluía la famosa carrera de cuadrigas que fue rodada por bomberos. La estrella del western William S. Hart interpretó el papel de Messala que ya había realizado en los escenarios de Broadway.

En 1925, la Metro-Goldwyn-Mayer produjo una versión más larga de 143 minutos que supuso una superproducción dirigida por Fred Niblo, con el latin-lover Ramón Novarro como protagonista. Curiosamente, William Wyler, que dirigió la versión sonora, participó como ayudante de dirección y en el diseño de producción. Por su puesto, ambas eran mudas aunque esta introdujo algunas secuencias en color.

La famosa versión interpretada por Charlton Heston en 1959 fue producida nuevamente por M-G-M y se llevó once Oscars, record mantenido hasta “Titanic” (1997). Su presupuesto de más de 15 millones también batió records. Su duración excedió las tres horas y media. Se encargó de ella el director de “Vacaciones en Roma” o “La calumnia”, William Wyler, que a instancias de Gore Vidal, marcó a Stephen Boyd (Messala) que mirara a Heston como si sus personajes hubieran tenido una historia de amor para reforzar el guión, comportándose como amante despechado.

Messala y Ben-Hur bebían así de entrelazados en la oscarizada cinta de 1959

En 2003, la productora de Charlton Heston realizó una versión en dibujos animados que salió directamente en vídeo, en la que el propio actor puso la voz, suponiendo su última interpretación la de este su segundo Ben-Hur que se despachaba en 80 minutos.

A pesar de ser una miniserie para TV, de nacionalidad británica, la adaptación de 2010 duraba sólo poco más de tres horas. La protagonizaron actores de televisión. Joseph Morgan (Crónicas vampíricas) interpretó a Ben-Hur y Emily VanCamp (Revenge) a Esther, a los que se sumaba Ben Cross. Curiosamente, tres actores españoles se colaron en el reparto: Simón Andreu, Lucía Jiménez y Miguel Ángel Muñoz. La dirigió el suegro de Luke Perry, Alan Sharp.

Joseph Morgan y Miguel Ángel Muñoz compartían galera en la versión británica


En la mente de la víctima

Escrito por cinefiliacinefilia 01-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)


Lejos del mar (2015) ***

Resulta difícil hablar de esta película sin desvelar cosas importantes del argumento, lleno de giros inesperados y sub tramas que sólo a medida que avanza el impredecible guión se van desvelando. En principio decir que su temática es controvertida pero ya hablar de ella es hacer spoiler, asique van a tener que ir a verla para averiguarlo.

Un viaje lejos de casa para visitar a un ex compañero de celda determina que la casualidad o el destino una a dos personas marcadas por un pasado común. Entre el drama, el thriller y la novela negra se mueven los hilos de este arriesgado argumento que puede levantar ampollas y que sólo es posible desde el punto de vista de unos personajes traumatizados, pero desde luego poco probable.

Imanol Uribe, últimamente poco prolífico tras éxitos del cine español como “Días contados” o “La muerte de Mikel”, vuelve a reincidir en la temática vasca pero lejos de casa. Ha vuelto a contar con el siempre efectivo Eduard Fernández y una absorta Elena Anaya, a la que vemos un poco perdida y no es de extrañar. A los que acompañan Martxelo Rubio, tan recordado aún por “27 horas” y Susi Sánchez, poco aprovechada.

Recomendamos verla sin saber mucho del argumento, ya que las sorpresas en sus giros de guión, original de Gabriel Cebrián y el propio Uribe, son parte del encanto de la película, posiblemente tan imperfecta como escabrosa.

LA ESCENA

Desde el desmayo de Elena Anaya, que resulta, sólo en un principio, poco creíble hasta casi todas en las que la vemos en el mismo plan, a medida que avanza la acción a base de giro de guión.


PERFECTO EDUARD FERNÁNDEZ

Este actor catalán siempre tan entregado en cualquier papel que haga, empezó en el teatro y la televisión catalana, de la mano de La Fura dels Baus y Els Joglars y pasó a trabajar con los directores de cine más importantes en poco tiempo, desde Bigas Luna a Pedro Almodóvar, pasando por Vicente Aranda, Agustí Villaronga, Gonzalo Suárez, Fernando Trueba, Mariano Barroso, Emilio Martínez-Lázaro, Cesc Gay, Agustín Díaz Yanes, Juan Cavestany o Gracia Querejeta, en España y Steven Soderberg o Alejandro González Iñárritu, fuera de España. Prepara película con Álex de la Iglesia. Candidato al Goya en nueve ocasiones, se lo ha llevado dos veces por “En la ciudad” (reparto) y “Fausto 5.0” (protagonista).


FILMOGRAFÍA SELECCIONADA

Los lobos de Washington, 1999

Fausto 5.0., 2001

Son de mar, 2001

Smoking room, 2002

En la ciudad, 2003

Cosas que hacen que la vida valga la pena, 2004

El método, 2005

Che: Guerrilla, 2008

Luna caliente, 2009

Biutiful, 2010

Pá negre, 2010

La piel que habito, 2011

Una pistola en cada mano, 2012

Gente en sitios, 2013

El niño, 2014