CINEFILIA

Revista de cine

Miguel Albertos

El discreto encanto de la madurez

Escrito por cinefiliacinefilia 23-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

El porvenir (L´avenir, 2016) *** FRANCIA. 100 min.

Una película más, vista en San Sebastián. El retrato de la madurez de una profesora de filosofía que afronta el devenir de la vida, sin dramas. Las protestas juveniles entre su alumnado, problemas con la editorial donde publica, infidelidad del marido, aguantar a una madre con depresión, fría relación con sus hijos, con los que no acaba de conectar.

Sin embargo, dentro de este poco afectuoso entorno hay un alumno por el que siente especial simpatía, la cual es mutua. Sin insinuarse si quiera nada sexual entre ellos, su amistad será crucial para soportar estoicamente las consecuencias de ese hostil entorno.

Isabelle Huppert, que la semana que viene estrenará la aclamada en Cannes “Elle” de Paul Verhoeven -proyectada también en Donostia- interpreta a esta mujer como quien no quiere la cosa, impregnándola por completo de su personalidad, sin ningún tipo de amaneramiento actoral ni excesos, de una manera tan natural que atrapa al espectador en un argumento que en otras manos podría haberse convertido en un melodrama maniqueo. El reverso de la mujer almodovariana. Una mujer que llora en silencio, sin estridencias.

Isabelle Huppert y Edith Scob son hija y madre en “El porvenir”

Roman Kolinka (en la foto) como el atractivo alumno hippie y André Marcon como el marido infiel, acompañan principalmente a la sufrida protagonista como dos polos opuestos de su cultivado entorno. También tiene un destacado papel Edith Scob (Holy Motors) como la madre que continuamente llama la atención.

Mia Hansen-Løve, esposa de Olivier Assayas, este año ganó el Oso de plata en Berlín a la mejor dirección por esta película. También guionista de sus films y actriz en sus comienzos, en películas de su marido, a quien conoció trabajando para la revista Cahiers du Cinéma.

LA ESCENA

Los breves momentos de llanto de la protagonista expresan perfectamente lo que Victoria Abril dice en el último documental sobre Almodóvar para TVE: “Las chicas somos más capaces de decir una cosa, pensar otra, sentir otra...”


IMPARABLE ISABELLE HUPPERT

Actriz francesa que ha hecho películas en todo el mundo y con los mejores directores, principalmente europeos. Tiene muchas posibilidades de llevarse la Concha de plata a la mejor actriz en San Sebastián, donde ha presentado dos filmes este año. Comenzó su carrera a principios de los setenta, trabajando a lo largo de ella junto a Romy Schneider, Yves Montand, Jeanne Moreau, Gerard Depardieu, Jean-Louis Trintignant, Catherine Denueve o Louis Garrel, entre otros, en Francia y fuera con Marcelo Mastroianni, Joseph Cotten, Jacqueline Bisset, Peter O´Toole, Mickey Rourke, Jeff Bridges,  Dustin Hoffman, Jude Law, Naomi Watts, Colin Farrell o Jeese Eisenberg.

“La pianista” dejó a más de uno con la boca abierta.

Musa indiscutible de Claude Chabrol, protagonizando siete de sus películas, estrenará el año que viene, la nueva de Michael Haneke (Happy End), autor con quien ya ha colaborado en dos ocasiones. Además de directores franceses como Bertrand Tavernier, Jean-Luc Godard, André Téchiné o François Ozon, polacos como Andrzej Wajda, italianos como Los hermanos Taviani o Marco Ferreri,  americanos como Joseph Losey, Otto Preminger o Michael Cimino , holandeses Paul Verhoeven o coreanos como Hong Sang- Soo.

Actualmente está considerada como una de las mejores actrices en el mundo, si no la mejor. Una selección de diez de sus interpretaciones más recordadas es una pequeña muestra entre los más de 130 papeles que ha realizado hasta la fecha entre cine y televisión.

Las hermanas Brontë, 1979. André Téchiné

La puerta del cielo, 1980. Michael Cimino

Sálvese quien pueda, 1980. Jean-Luc Godard

Falso testigo, 1987. Curtis Hanson

Madame Bovary, 1991. Claude Chabrol

Amateur, 1994. Hal Hartley

No va más, 1997. Claude Chabrol

La pianista, 2001. Michael Haneke.

Ocho mujeres, 2002. Françoise Ozon

La desaparición de Eleanor Rigby, 2004. Ned Benson


Entre pillos anda el juego

Escrito por cinefiliacinefilia 22-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

El hombre de las mil caras (2016) ** 123 min.

Estrenada en el Festival de San Sebastián la semana pasada, llega rauda a las carteleras este thriller de espionaje basado en la vida de Francisco Paesa, sobre el libro de Manuel Cerdán, El espía de las mil caras, donde casi adquiere más protagonismo el personaje de Luis Roldán, ex director general de la guardia civil que robó 1.500 millones de pesetas -según la película- del erario público, en los años 90 y que desapareció durante casi un año con la ayuda de Paesa.

Películas como esta que nos desvelan datos sobre la corrupción política en España, definitivamente son necesarias. Por otro lado, el ritmo inferido a la cinta parece el adecuado para una trama tan compleja como la que nos presenta. Sin embargo, hay algo que no funciona en “El hombre de las mil caras”. Por lo menos, no al nivel de otras películas de Alberto Rodríguez tan conseguidas como “La isla mínima”, “Grupo 7” o “7 vírgenes”.

Aunque como él mismo dice, en una película de espías uno nunca lo entiende todo, el problema de la cinta no es sólo que haya demasiada información para el espectador, y más aún para el que no siguiera al dedillo las corruptulas del agente del CESID, sino que no haya sabido dosificarla correctamente. Bastante aceptable hasta la hora y media, punto en el que empieza a ocurrir todo como a matacaballo, si se me permite la expresión.

Emilio Gutiérrez Caba tiene un breve pero intenso papel, de identidad desconocida

La caracterización de Carlos Santos (más conocido por su vis cómica en series como Los hombres de Paco) en Luis Roldán está muy conseguida, amén de su actuación y el enigmático personaje que interpreta Emilio Gutiérrez Caba, a pesar de su brevedad, es inquietante. Sin embargo, Eduard Fernández, aunque no sea por su buen hacer, no consigue transmitir el magnetismo que parece ser que tenía el verdadero Francisco Paesa, posiblemente más por un tema de guión.

En cuanto al resto del reparto, Marta Etura está correcta como la esposa de Roldán y José Coronado en un papel metido un poco con calzador, como narrador omnisciente al estilo de Ray Liotta en “Uno de los nuestros”. En un plano más secundario destacan Pedro Casablanc (B), Jimmy Shaw (WAX) o Israel Elejalde (Magical girl).

LA ESCENA

Son de especial hilaridad las secuencias en las que Roldán alardea de que le gusta la música clásica y se confunde de autor o de estar leyendo cuando realmente está viendo la tele.


PELÍCULAS RELACIONADAS MÁS ACTUALES

La corrupción política se ha puesto de moda en el cine español, será por algo. Recientemente hemos visto atrevidas películas que exponen este tema con el consiguiente desprecio del gobierno por el cine español, llegando a conseguir que el propio ministro de cultura no acudiese a la entrega de los Goya. Las más recientes son:

“Cien años de perdón” también contaba en el reparto con José Coronado

Cien años de perdón (2016)

Un competente guión de Guerricaechevarría dirigido por Daniel Calparsoro desmantelaba una trama de corrupción del partido en el gobierno –ahora en funciones- que pretendían confundir con un robo en un banco. Sin decir nombres, todo el que la vea sabe de quien se está hablando. 

B (2015)

El sumario de la vista por la financiación ilegal del PP en la que declaraba Bárcenas servía de guión literalmente para esta recomendable ópera prima de David Ilundain. Alberto San Juan dirigió la obra de teatro (Ruz-Bárcenas) en la que se basa la cinta, con los mismos actores.


Loca por la música

Escrito por cinefiliacinefilia 20-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Florence Foster Jenkins (2016) ***

El año pasado la comedia francesa “Madame Marguerite” adaptaba libremente la vida de la considerada peor cantante del mundo. Ahora este filme británico “Florence Foster Jenkins”, presentado recientemente en el festival de San Sebastián, nos ofrece una versión bastante condescendiente con todos los personajes reales que rodearon a la excéntrica cantante estadounidense.

Historia también llevada en varias ocasiones al teatro, de una manera más cómica, de la que  Stephen Frears nos ofrece una comedia dramática bastante entretenida pero que no llega a los niveles que alcanzara en cintas como “Mi hermosa lavandería” o “Las amistades peligrosas”. A pesar de que tiene elementos para una gran hilaridad se ha optado por ensalzar el amor a la música de la osada intérprete y a su infiel marido.

La principal baza de la película es obviamente Meryl Streep, que ya ha demostrado que no hay papel que se le resista. Acompañada por la gran vis cómica de Simon Helberg como el pianista que parece ser que en la vida real provocaba las risas del público poniendo caras y el siempre sosainas Hugh Grant interpretando al marido que a pesar de defenderla a capa y espada pasaba las noches con una amante.

Meryl Streep acompañada de Simon Helberg y Hugh Grant.

Bien pensado, todo un drama la vida de esta rica heredera que al parecer era más consciente de su defecto artístico de lo que se muestra en la cinta aunque realmente murió muy afectada tras leer las críticas de su última actuación en el mítico Carnegie Hall.

LA ESCENA

Hay que reconocer que Simon Helberg casi consigue robarle la película a la Streep, haciendo que elijamos como la escena cinefilia en la que rompe a reír en el ascensor tras la audición para ser su pianista, amén de la cara de sorpresa que muestra al escuchar cantar a Florence. No descartamos que este gran cómico, conocido por el gran público por su papel de eterno ligón en la serie “The Big Bang Theory”, consiga algún premio de interpretación de reparto este año.


2 x 1 EN CINE

Muchas veces el hecho de que se cumpla un aniversario remarcado hace que más de una mente cinematográfica ponga en marcha un proyecto sin tener en cuenta –o sí- que no serán los únicos a los que se les ocurra. Otras veces no se sabe muy bien porqué a una producción le sale una hermana gemela. Así nos empezaron a llegar películas en modo 2 por 1.

A finales de los 80 “Las amistades peligrosas” y “Valmont” revisitaban por partida doble la novela de Choderlos de Laclos, llevada ya al cine a finales de los 50 por Roger Vadim. Sin embargo, el personaje de Valmont, para una generación siempre será John Malkovich y su inolvidable escena de “No puedo evitarlo” en la adaptación de Stephen Frears. La otra la dirigía Milos Forman (Hair, Alguien voló sobre el nido del cuco) y la protagonizaba el hoy más reconocido Colin Firth.

Uma Thurman, con menos de 18 años, junto a John Malkovich en “Las amistades peligrosas”

 En 1991, Robin Hood renovó el rostro de Errol Flyn para el celuloide con dos versiones, como siempre una, “Robin Hood: Príncipe de los ladrones”, la que interpretó Kevin Costner, superó a la otra, “Robin Hood, el magnífico”, al menos en taquilla, a pesar de contar con Uma Thurman.

Al año siguiente, en el 500 aniversario del descubrimiento de América fue Cristobal Colón quien haría doblete en el cine siendo interpretado por actores tan diferentes como Gerard Depardieu en “1492: La conquista del paraíso” y Georges Corraface en “Cristobal Colón: El descubrimiento”.

Los dibujos animados se unían a la moda clónica cuando las hormigas invadieron las pantallas con “Antz” y “Bichos”, ambas de 1998,  la primera, más adulta, donde la obrera protagonista fue doblado por Woody Allen y la otra de la reconocida compañía Pixar.

A comienzos de siglo el Marqués de Sade era retratado en dos films del año 2000, “Quills” y “Sade”. Geoffrey Rush hablaba inglés en una y Daniel Auteuil, francés en la otra.

En 2005, “Capote” e “Infamous” (Historia de un crimen), un año después, se centraron en la escritura de A sangre fría de Truman Capote. Phillip Seymour Hoffman ganó un oscar por interpretar al famoso escritor en la primera. La segunda pasó discretamente por taquilla y casi nadie la recuerda aunque contara con un plantel de estrellas como Sigourney Weaver, Sandra Bullock, Daniel Craig o Isabella Rosellini.

Jared Leto, con un disco de John Lennon en la mano, engordó un poco para interpretar a Chapman.

 “The Killing of John Lennon” (2006) y “Chapter 27” (2007) –en España, “El asesinato de John Lennon” la segunda, la primera no se estrenó- nos contaron las últimas horas del ex-Beatle, víctima de Mark Chapman. La primera, de menor presupuesto fue mejor recibida por la crítica a pesar de que la segunda tuvo a Jared Leto (casi irreconocible, con unos cuantos kilos de más) y Lindsay Lohan como protagonistas, pero se le acusó de ensalzar la figura del asesino.

 Cinco años después del 11-S varias películas dramatizaron para el cine el hundimiento de las torres gemelas en 2001, “United 93” y “Vuelo 93” se centraron en los hechos ocurridos en el avión y directores como Oliver Stone y actores como Adam Sadler nos dieron su visión de los ataques en “World Trade Center” (Las Torres Gemelas) el primero y “Reign over me” protagonizada por el cómico actor un año después.

La más famosa diseñadora de moda también tuvo dos versiones a la hora de recrear su vida. Una se estrenó en España con el enrevesado título de “Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel” (Coco avant Chanel), con Audrey Tautou de protagonista. La otra, de menor repercusión, unía dos mitos “Coco Chanel & Igor Stravinski”.

Un último ejemplo de esta doble visión de un personaje se produce en 2014 y es otro diseñador de ropa. Yves Saint Laurent ha sido objeto de dos recientes producciones. Una, que cuenta con el apoyo del amante del homenajeado, un biopic más al uso y para todos los públicos. La otra, estrenada en Cannes, está protagonizada por Gaspar Uliell, Louis Garrel, Lea Seydoux y Helmut Berger.



Help!, verdadero grito de socorro de Lennon

Escrito por cinefiliacinefilia 15-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

The Beatles: Eight Days a Week - The Touring Years (2016) *** 120 min.

Como su título explica, el documental relata los años de conciertos de la más reconocida banda de pop, principalmente entre 1962 y 1966, hasta que literalmente se cansaron, llegándose a agobiar por las reacciones desmesuradas de los fans y se encerraron en el estudio a componer y sacar discos únicamente. John Lennon cuenta que escribió la canción “Help!” como grito de socorro durante una de sus últimas giras.

Se muestran actuaciones de sus inicios en Hamburgo, Alemania, hasta su último concierto en el Candlestick Park de San Francisco e incluso de la actuación que hicieron en la azotea de Apple Corps en Londres y cuenta con material audiovisual exclusivo.

También se nos cuenta lo que supusieron para los Beatles sus dos primeras películas, “¡Qué noche la de aquel día” y “Help!”, dentro de toda la vorágine de éxito masivo, en la que tenían hasta cuatro actividades diarias con el grupo entre promoción, grabaciones y actuaciones.

Además de las imágenes de archivo, se muestran testimonios de los miembros del grupo que aún viven, Paul McCartney y Ringo Starr y actores o cantantes a los que los Fab Four cambiaron su vida como Whoopi Goldberg, Sigourney Weaver y Elvis Costello.

George Harrison, John Lennon, Paul McCartney y Ringo Starr frente al espejo.

Ron Howard (Cocoon, Una mente maravillosa) ha dirigido la cinta, seleccionando material entre más de cien horas de grabaciones inéditas hasta el momento que ha cedido Apple Corps, la compañía que gestiona los derechos de los Beatles desde 1968 y que ha decidido que independientemente del éxito que suponga el filme sólo podrá ser visto durante una semana hasta el 22 de septiembre.

Desde luego, es de visión obligada para cualquier fan de los Beatles y se trata de un documental muy fresco y entretenido que aporta datos de interés sobre la banda y la repercusión que tuvieron en mucha gente, trasmitiendo la euforia que despedían a la perfección.

Estreno: Jueves 15 de septiembre. En la jornada del estreno a las 19 horas se conectará en directo durante una hora con la alfombra roja de su premiere en Londres y tras la proyección de la película se podrán ver 30 minutos de uno de sus últimos conciertos en el Shea Stadium de Nueva York (en la primera foto).


LAS PELÍCULAS DE LOS BEATLES

En “Yellow Submarine”, otros actores doblaron a los dibujos de los Beatles.

¡Qué noche la de aquel día! (A Hard Day´s Night, 1964) Primera cinta del grupo rodada en blanco y negro por Richard Lester, con prisas según cuenta él mismo, ya que se temía que el éxito de la banda fuera una moda pasajera. Se trata de una escapada de los Beatles de sus fans, managers y periodistas en tono de comedia. Fue nominada al Oscar al mejor guión y banda sonora.

¡Socorro! (Help!, 1965) Ya en color y nuevamente dirigida por Lester. Otra comedia con más tono de ficción que la anterior que parodia las películas de espías.

Magical Mystery Tour (1967) Programa de televisión de la BBC de una hora escasa de duración dirigido por Paul McCartney con el apoyo de toda la banda en el guión. Fue muy mal recibido por la crítica y eso unido a su duración no facilitó su comercialización en salas.

El submarino amarillo (Yellow Submarine, 1968) Cinta de animación protagonizada por caricaturas de los cuatro miembros de la banda, que tienen que salvar Pepperland, el mundo donde viven bajo el mar, de unas criaturas azules. Los Beatles sólo aparecen al final de la película en live action.

Let it Be (1970) El director Michael Lindsay-Hogg (hijo de Orson Welles) filmó cerca de cien horas para un documental sobre los trabajos de creación para lo que iba a ser el álbum “Get Back” aunque se convirtió en un reflejo de las discusiones entre los miembros del grupo que terminaron disolviéndose tras la grabación. Oscar a la mejor canción.


Horrorfilia

Escrito por cinefiliacinefilia 12-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

No respires (Don´t breathe, 2016) ***

El uruguayo Fede Álvarez, tras el éxito de su destructivo corto de robots gigantes extraterrestres atacando Montevideo, titulado “Ataque de pánico”, fue contratado por Sam Raimi para dirigir el remake de “Posesión infernal”, constituyendo esta su ópera prima. Tres años después y tras haber dirigido un capítulo de la serie “Abierto hasta el amanecer”, vuelve a colaborar con Raimi en una película que también produce él mismo y que ha escrito con su colaborador habitual Rodo Sayagués.

Parte de un argumento en principio sencillo: unos jóvenes que roban casas eligen para su último golpe una que parece fácil, ya que su propietario es ciego (Stephen Lang -Avatar-). Nada más lejos de la realidad, ya que además de ser un ex soldado, tiene más de un secreto que esconder.

Sin ser brillante, el filme se ve con interés y en alguna escena mantiene una gran tensión a pesar de que las posibilidades de que avance la acción en una casa a oscuras con una única amenaza no son demasiadas. Los amantes del género no lo pasarán mal, a no ser que sean demasiado exigentes.

Daniel Zovatto, Jane Levy y Dylan Minnette son los tres jóvenes incautos.

Mantiene las bases de su anterior película, a pesar de que esta fuera la renovación de un clásico, con unos personajes que tienen cierta profundidad, fuera de los desdibujados jovencitos que acostumbran a poblar los slashers quizás con la intención de que no sintamos tanto sus muertes.

LA ESCENA

El intento de inseminación consigue producir una mezcla de repugnancia y horror, multiplicando el delito, entre la violación y el secuestro (estando en estado) que no habría años de prisión con los que pagar tal acción.


TERROR CIEGO

Esta discapacidad visual ha tenido bastante repercusión en el género del thriller y terror, siendo la mayor parte de las veces una pobre ciega desvalida su protagonista.

Sola en la oscuridad. 1967. Audrey Hepburn, privada de vista, tenía que lidiar con un despiadado criminal en su propio piso.

El gato de las nueve colas. 1971. Karl Malden interpretaba a un periodista ciego, testigo de un asesinato en este giallo de Dario Argento

Terror ciego. 1971. Una invidente Mia Farrow tenía que defenderse de un psicópata sediento de venganza.

Jenifer 8. 1992. Uma Thurman es la única testigo ciega de un asesinato múltiple con poca credibilidad para la policía.

Sola en la penumbra (Blink). 1994. Ahora Madeline Stowe era la recurrente testigo ciega en esta cinta de Michael Apted.

The Eye. 2002. Filme de Hong Kong que contó con remake americano en 2008 sobre una joven a la que un trasplante de córnea le hace ver extrañas visiones. Jessica Alba fue la ciega en la versión USA. En su país de origen llegó a tener hasta tres secuelas más.

Zatoichi. 2003. El japonés Takeshi Kitano dirigió, escribió y protagonizó esta cinta situada en la época feudal de los samuráis que fue premiada en Sitges, Toronto y Venecia.

A ciegas. 2008. La novela de Saramago “Ensayo para la ceguera” era la base de este thriller distópico con Julianne Moore y Mark Ruffalo del brasileño Fernando Meirelles.

Los ojos de Julia. 2010. Guillem Morales conseguía una nominación al Goya para Belén Rueda por interpretar a una mujer que se está quedando ciega, mientras él era vapuleado por la crítica, refugiándose en la televisión británica.