CINEFILIA

Revista de cine

Miguel Albertos

No sin mi hijo

Escrito por cinefiliacinefilia 03-08-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

La memoria del agua (2015) ***

No tiene nada que ver con la novela homónima de Teresa Viejo que fue adaptada por TVE en formato de miniserie con Tamar Novas como protagonista. Se trata de un intenso drama sobre un matrimonio que asiste al derrumbamiento de su relación tras la muerte accidental de su pequeño hijo.

Sin embargo, este acontecimiento no se ve en pantalla, ya que tal y como dice su director “la película se cuenta con los ojos de Elena, con los ojos de Benjamín (Vicuña)”. Primeros planos de sus protagonistas golpeados por el piano incisivo de la banda sonora-compuesta por Diego Fontecilla, el propio hermano del director- son los principales elementos narrativos que utiliza el chileno Matías Bize para contarnos esta angustiosa historia de desamor.

El ganador de un Goya por “La vida de los peces” y cuya película “En la cama” fue objeto de un remake de la mano de Julio Medem en “Habitación en Roma”, protagonizada también por Elena Anaya, actriz que aquí reproduce el profundo malestar de una madre que tras la pérdida de su hijo ya no es capaz de sentir amor por su marido y padre del niño y huye de él.

Cinta desalentadora y desgarradora, de árida visión, que entronca con el cine de este autor que reconoce muy autobiográfico, al menos en sentimientos. 

ELENA ANAYA EN DIEZ PELÍCULAS

Apenas contaba con 20 años cuando intervino en “Familia”

1. Familia (1996) Debut en la dirección de Fernando León de Aranoa y hasta la fecha su mejor película. Elena formaba parte de esa familia contratada por José Luis Galiardo.

2. Lágrimas negras (1998) Trágica historia de amor vivida por Ariadna Gil y Fele Martínez que suponía el testamento cinematográfico de Ricardo Franco.

3. Lucia y el sexo (2001) Aunque el trío protagonista lo formaban Paz Vega, Tristán Ulloa y Najwa Nimri, tuvo un destacable papel en esta controvertida cinta de Julio Medem, con el que más tarde llegaría a protagonizar “Habitación en Roma” (2010).

4. Sin noticias de Dios (2001) Elena formaba parte de un reparto internacional encabezado por Penélope Cruz y Victoria Abril en esta extravagancia del director de “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto”, Agustín Díaz-Yanes, que después volvió a contar con ella en “Alatriste” (2006) y “Solo quiero caminar” (2008).

5. Rencor (2002) Filme de Miguel Albaladejo, a mayor gloria de Lolita Flores que protagonizó  junto a Jorge Perugorría. Elena Anaya era la tercera en discordia.

Tan atractiva como irreconocible lucía en “Van Helsing” como la vampiresa Aleera.

6. Van Helsing (2004) Primera incursión de la actriz en Hollywood junto a Hugh Jackman y en el cine de terror, interpretando a una vampira.

7. Frágiles (2005) Thriller de terror español de Jaume Balagueró, con Calista Flockhart (Ally McBeal) al frente de un reparto casi por completo anglosajón, exceptuando a Elena.

8. Savage Grace (2007) Tom Kalin, integrante del New Queer Cinema que debutó con “Swoon”, eligió a una serie de actores españoles como Anaya, Belén Rueda, Simón Andreu o Unax Ugalde para acompañar a Julianne Moore y Eddie Redmayne en esta historia real de una relación  incestuosa entre madre e hijo.

9. La piel que habito (2011)  Aunque ya había intervenido en “Hable con ella” en 2002, Pedro Almodóvar confió en la actriz en esta ocasión para la protagonista, convirtiéndola en su musa y llegando a compararla con Victoria Abril.

10. Wonder Woman (2017) Aún en fase de postproducción, lo que sería un spin off de “Batman vs. Superman” convertirá de todas todas a Elena Anaya en la actriz española más internacional después de Pe, si no lo es ya.




Buscando a Max

Escrito por cinefiliacinefilia 01-08-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Mascotas ** (The secret life of pets, 2016)

Lo que en un principio se nos presenta como una interesante idea más adulta de lo que nuestras mascotas hacen en su entorno doméstico mientras no estamos en casa, se torna en una típica cinta sobre unos animales rescatando a dos perritos perdidos, Max y su nuevo compañero. Esta poco original propuesta se ha convertido, sin embargo, en el mejor estreno de la taquilla norteamericana, desbancando a “Del revés”, con 103 millones de dólares.

De todas formas, la producción de Ilumination Entertaiment tiene algunos méritos. En algunos momentos vemos una especie de la incorrección política de los Minions –personajes bandera de la productora hasta la fecha, que protagonizan un corto que precede a la proyección de la película- llevada un poco más allá. Presenciamos la muerte de un personaje, escena que pasará a los anales junto con la masacre de crías de “Buscando a Nemo” o la muerte de la madre de “Bambi”.

Además, la banda de mascotas abandonadas que viven en las alcantarillas lideradas por un adorable conejito blanco con instintos asesinos podría recordarnos al grupo terrorista de “Acción mutante” dispuestos a eliminar a la raza humana que los ha despreciado.

Cosas como esta son las que al parecer hacen nuestras mascotas cuando se quedan solos en casa.

Su director, Chris Renaud, ha realizado ambas partes de “Gru” y “Lorax”, las tres para la firma de Ilumination. Estuvo nominado a un Oscar por el corto “No Time for Nuts” de la franquicia “Ice Age” y también presta su voz a los Minions. Renaud la codirige con Yarrow Cheney, experimentado en cortos de animación, entre ellos “Puppy” de la serie de los Minions.

Un filme con toques pixarianos, aunque no llega a la genialidad de la subsidiaria de Disney, que se acaba diluyendo en una cinta infantil poco más que mediocre, muy cinéfila, con alusiones al “Nadie es perfecto” de “Con faldas y a lo loco” y homenajes al cine musical y a la ciudad de Nueva York.

ESCENA CINEFILIA

La secuencia de la fábrica de salchichas se nos presenta un pelín macabra ya que a pesar de personalizar a las mismas con ojos y boca son devoradas por los perros protagonistas sin compasión, mientras ellas cantan el “We go together” de la banda sonora de “Grease”.

ILUMINATION STUDIOS

Gru, villano que recordaba al crítico de “Ratatouille”,  acompañado de los minions.

La productora Ilumination Entertaiment, propiedad de Universal Studios, saltó a la escena de la animación estadounidense con “Gru, mi villano favorito” (Despicable me, 2010). Ganadora del BAFTA, además generó una secuela en 2013 y una tercera para el año que viene, amén de un spin-off: “Los Minions” (Minions, 2015).

En 2011, lanzó la película “Hop, rebelde sin pascua”, historia de conejos vapuleada por crítica y público. Al año siguiente siguió con “Lorax. En busca de la trufa perdida” (Dr. Seuss´ The Lorax), fábula ecológica animada, con números musicales calificados de irritantes.

Continuó con las secuelas de “Gru”, de la que prepara una tercera parte para 2017, junto con “Sing. Ven y canta” (2016) y “How the Grinch Stole Christmas” (2018).

Fue fundada en 2007 por Chris Meledandri tras dejar su cargo como presidente de la 20th Century Fox Animation, donde colaboró en las películas de “Ice Age”, “Robots” o “Alvin y las ardillas”.