CINEFILIA

Revista de cine

Miguel Albertos

Verano tex-mex

Escrito por cinefiliacinefilia 14-07-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Dos cintas rodadas en spanglish se cuelan este caluroso fin de semana en la cartelera: “Infierno azul”, dirigida por un español afincado en EEUU, sitúa la acción en una playa mexicana  y “600 millas”,  coproducción fronteriza entre México y EEUU del hijo de Arturo Ripstein.


Infierno azul (The Shallows, 2016) ***

A pesar del gran número de películas surgidas a raíz del éxito de “Tiburón” (1975), cinta a la que “Infierno azul” hace un evidente homenaje, posiblemente con ninguna se pase tan mal como esta. La identificación con su única protagonista es total y la tensión a la que somete al espectador es perfecta, sin decaer en ningún momento.

No nos importa que los tiburones raramente ataquen o no a personas o que el escualo no se coma a los suculentos delfines que pasan por la playa. El caso es que su director consigue sumergirnos en la trama de tal manera que mientras más defectos se le busquen más se dice a su favor.

Y es que el catalán Jaume Collet-Serra ya ha demostrado tener dotes para esto de asustarnos en sus dos películas más famosas: la espeluznante “La huérfana” y en su ópera prima, ya en EEUU, “La casa de cera”, donde hasta supo sacar provecho de Paris Hilton.

Una paradisiaca playa mexicana ideal para surfistas y tiburones hambrientos de carne humana.

Collet-Serra parte de un no muy complejo guión de Anthony Jaswinski, donde una surfista queda atrapada en un pequeño islote, que desaparecerá con la subida de la marea, tras ser atacada por un tiburón que espera a su presa y todo a poca distancia de la playa.

La historia tiene más que ver con el filme “Atrapada” (Burning Bright, 2010) –no confundir con el thriller homónimo de 2002 protagonizado por Kevin Bacon- que con las cintas de eco-terror marino que siguieron a la pionera de Spielberg. Como en aquella, toda la acción se basa en zafarse de la fiera para salir con vida en un duelo de inteligencia y aprovechamiento de recursos.

Blake Lively (Salvajes) aguanta muy bien el tipo, sola durante la mayor parte del metraje, acompañada del español Óscar Jaenada en un corto pero importante papel.

ESCENA CINEFILIA

Aunque la gaviota no es un ave demasiado amistosa con los humanos, sus escenas son enternecedoras -consiguiendo así más empatía aun con la protagonista- en oposición a la fiereza del tiburón. Por cierto, el nombre por el que le llama de Steven Seagull (gaviota, en inglés) suena igual que el actor Steven Segal.

SOBRE EL TÍTULO: Curiosamente la cinta originalmente se iba a titular “In the deep” justo lo contrario a “The Shallows” (Aguas poco profundas). En esta ocasión y sin que sirva de precedente, casi nos quedamos con el título español.


600 millas (2015) **

El mexicano Gabriel Ripstein, hasta ahora productor de films de su padre Arturo o de Michel Franco (joven autor de la excelente Después de Lucia) y también guionista, ha dirigido su primera película con gran éxito en premios y festivales. Precisamente en el festival de Berlín del año pasado se le concedió el galardón a la mejor ópera prima por “600 millas”.

Un poco sobrevalorada, esta cinta nos muestra la relación de un policía y un joven traficante de armas en el hostil mundo del tráfico de armas en la frontera de México con EEUU. Con un estilo tosco y sucio en la realización, Ripstein no da demasiadas concesiones a la trama en un filme opresivo y en ocasiones desasosegante con alguna escena de cruda violencia.

Tampoco es especialmente brillante en los diálogos que mezclan inglés y español, de los poco expresivos personajes que por otro lado, si consiguen veracidad en las interpretaciones de la pareja protagonista: el mexicano Kristyan Ferrer y el británico Tim Roth, que también ha producido la cinta.

ESCENA CINEFILIA:

Las dos secuencias del joven protagonista mexicano que muestran un exceso de crueldad tanto hacia su tío como hacia su propia madre, dan una idea de falta de humanidad que se vive en los ámbitos que se muestran en la cinta.


Duelo de videntes

Escrito por cinefiliacinefilia 13-07-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Premonición (Solace, 2015) **

Retorcido thriller fantástico en el que un vidente es requerido por el FBI para atrapar a un asesino en serie. Desde un principio reacio, el psíquico decide abandonar cuando descubre que el asesino también tiene poderes superiores a los suyos.

Interesante historia escrita en parte por Ted Griffin, autor de “Ocean´s Eleven” (2001) y la escalofriante “Ravenous” (1999), cuyo tratamiento por parte del director brasileño Afonso Poyart deja un poco que desear.

 El excesivo tono dramático de la cinta unido a las escenas de las visiones futuras que luego no llegan a materializarse, engañando al espectador como si se tratara de un burdo tráiler (y en más de una ocasión) hacen perder interés a medida que avanza la trama.

Anthony Hopkins como el vidente que ayuda a la policía, peca de una interpretación sobria en exceso y Colin Farrell a pesar de encabezar el reparto, se incorpora un poco tarde al metraje del filme, con demasiado artificio. El reparto lo completan Abbie Cornish (Robocop, 2014) y Jeffrey Dean Morgan (Negan en The Walking Dead) como los agentes del FBI.

Colin Farrell, un asesino en serie de “buen corazón”.

Como curiosidad decir que la cinta era un proyecto para Bruce Willis de 2005, posteriormente New Line la decidió convertir en la secuela de “Seven”, que bajo el título de “Eight” se centraría en el personaje de Morgan Freeman.  Finalmente retomó su forma original y se rodó en 2013 bajo el título de “Solace” (Consuelo).

ESCENA CINEFILIA

Los motivos éticos que tiene el asesino para matar a sus víctimas pueden generar el debate entre los espectadores, sobre todo tras la reveladora escena del epílogo que transforma a uno de los personajes centrales.


TOP 10 PELÍCULAS DE COLIN FARRELL

1.  Langosta

2.  Minority Report

3.  El sueño de Casandra

4.  Alejandro Magno

5.  Una casa en el fin del mundo

6.  El imaginario del Dr. Parnassus

7.  Última llamada

8.  La señorita Julia

9.  Desafío total

10.  Noche de miedo


¿Quién es el monstruo?

Escrito por cinefiliacinefilia 05-07-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Money Monster (2016) **

Estamos ante el típico producto norteamericano mucho ruido y pocas nueces. Se supone que tiene un trasfondo de denuncia y un planteamiento efectista con un secuestro ante las cámaras de un programa de televisión con millones de espectadores. La película podría dar para mucho más pero el problema es que no consigue generar el suspense que pretende.

Lo que podría haber sido una tensa situación en un estudio de televisión, que ofrecía mucho juego teatral para sus intérpretes, se desvanece entre personajes secundarios que andan fuera haciendo todo tipo de gestiones en relación al fraude económico que origina el conflicto.

El trío de actores elegidos, aparentemente perfecto, tampoco nos consigue transmitir las fuertes emociones que se supone que deberían. Por muy osado que sea el personaje de George Clooney cuesta creer que con un chaleco de explosivos replique de esa manera a su agresor Jack O´Connell,  que es el que mejor defiende su papel. 

Jodie Foster dirigiendo al actor inglés Jack O´Connell.

En cuanto a Julia Roberts que cree haber encontrado el quiz de la interpretación ideal en la contención, a veces debería perder un poco la calma ante tal situación, por muy profesional que sea, el personaje me refiero: una productora de televisión que mantiene una perfecta realización del programa a pesar de las circunstancias.

 Y es que otra actriz de similares características es la que los dirige, Jodie Foster. Metida a directora desde principios de los 90, la que fuera niña prodigio desde los siete años y que con menos de 15 interpretó a la joven prostituta de “Taxi Driver”, articula un filme mediocre, eso sí, entretenido para una aburrida tarde de domingo ante la televisión.

ESCENA CINEFILILIA

Si ya ha habido cosas que nos ha costado admitir en situaciones y personajes de esta floja película, ver a George Clooney pidiendo una ambulancia hacia el final, cuando todo está siendo retransmitido por televisión en riguroso directo, es para decir basta.


JODIE FOSTER DETRÁS DE LA CÁMARA

Mel Gibson sólo encuentra consuelo en un castor de trapo en el regreso como directora de Jodie Foster, tras años de inactividad.

El mismo año que esta gran actriz, que ya nos había emocionado en duros personajes (como el citado arriba o el de violada en “Acusados”), nos ofrecía uno de los papeles clave de su carrera, el de la detective Clarisse Starling de “El silencio de los corderos”, estrenaba también su primer filme, como directora: “El pequeño Tate” (1991). La historia de un niño superdotado, donde se reservaba el papel de una madre que se enfrentaba con la tutora de su hijo.

Antes había probado suerte con un capítulo de “Cuentos desde la oscuridad” para televisión, medio al que volvería para dirigir episodios de “House of Cards” o “Orange is the New Black”.

En su siguiente película “A casa por vacaciones” (1995), no quiso intervenir como actriz pero estuvo arropada por un equipo de conocidos actores como Holly Hunter, Robert Downey Jr., Anne Bancroft o Geraldine Chaplin.

Y no fue hasta 16 años después para acompañar y a la vez dirigir a Mel Gibson, que se pusiera detrás de las cámaras en la excéntrica “El castor” (2011).

“Money Monster” es su cuarta película y parece que tiene en proyecto un telefilme titulado “Charlie”, sobre una mujer alcohólica que encuentra un perro del que piensa que es la reencarnación de su madre.


Paris bien vale una moza

Escrito por cinefiliacinefilia 01-07-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

 Un amor de verano (La belle saison, 2015) ***

La naturalidad con que se desarrolla esta historia de amor entre dos mujeres en la Francia de los años 70, dentro del seno de un grupo de feministas en París, en un principio, es hasta sorprendente. El traslado de la pareja a una zona rural pondrá de manifiesto la diferencia entre campo y ciudad, llevando al límite la injusticia de la homofobia de los seres queridos.

A pesar de que nos encontramos un abrupto final que incluso puede estar abierto, se agradece que se evite el exceso de dramatismo que suele conllevar los amores homosexuales en el cine. Por supuesto, la intolerancia es la causa de muchos de los problemas de una lesbiana, en este caso, pero no es el único. Como otras parejas, tienen también conflictos de adaptación.

Su experimentada directora, Catherine Corsini, no es la primera película que hace de temática LGTB y ha trabajado en un par de ocasiones con el español Sergi López. En esta ocasión ha contado con Cécile de France, de la trilogía iniciada con “Una casa de locos” e Izïa Higelin, que hace poco protagonizó “Samba”, la última película de los directores de la popular “Intocable”.

Las imágenes potentes y sin tapujos, muy bien interpretadas por estas actrices que despiden mucha química, son la principal baza del filme, que aunque toque un tema muy manido parece darle otro color al evitar caer en el tópico. 

Noémie Lvovsky que representa la faz más dura de la homofobia junto a Cécile de France.

ESCENA CINEFILIA

El rechazo de la madre y su postura intolerante con alguien que ha compartido un buen tiempo, incluso trabajando y pasándolo bien, simbolizan claramente la imagen más monstruosa de la homofobia.


10 PELÍCULAS LÉSBICAS FRANCESAS 

Las ciervas (Les biches) 1968. Claude Chabrol dirige este drama psicológico con Jean-Louis Trintignant y Stéphane Audran.

Felpudo maldito (Gazon maudit) 1995. Comedia escrita, dirigida y protagonizada por Josiane Balasko acompañada por los españoles Victoria Abril y Miguel Bosé.


“Felpudo maldito”, una de las múltiples colaboraciones de Victoria Abril con el cine francés.

La répétition 2001. De la directora de “Un amor de verano”, Catherine Corsini se trata de un drama de celos obsesivos protagonizado por  Emmanuelle Béart.

8 mujeres (8 femmes) 2002. Comedia musical en tono de cluedo dirigida por Françoise Ozon y un gran reparto de estrellas galas encabezado por Catherine Deneuve, Emmanuelle Béart e Isabelle Huppert.

Nathalie X 2003  Fanny Ardant, Gérard Depardieu y Emmanuelle Béart  interpretaron los personajes que seis años después harían Julianne Moore, Liam Neeson y Amanda Seyfried en el remake que el canadiense Atom Egoyan realizó bajo el título de “Chloe”.

Las hijas del botánico (Les filles du botaniste) 2006. Dirigida por el escritor chino Dai Sijie, que cuenta en su haber con solo otra película.

Je te mangerais 2009. Una especie de “Mujer blanca soltera” dirigida por Sophie Laloy, también conocida como “You will be mine” o “Highly Strung”.

Tomboy 2011 Otra cinta de Céline Sciamma sobre una niña de diez años que se hace pasar por chico ante sus nuevas amistades. 

Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux en “La vida de Adèle”.

Bye, bye Blondie 2011. Escrita y dirigida por Virginie Despentes, con Emmanuelle Béart nuevamente en el reparto.

La vida de Adèle (La vie d'Adèle - Chapitre 1 & 2/ Blue Is the Warmest Color) 2013. El franco-tunecino Abdellatif Kechiche se llevó la Palma de Oro en Cannes con este drama erótico de tres horas basado en el cómic “El azul es un color cálido”.