CINEFILIA

Revista de cine

Miguel Albertos

La linterna roja

Escrito por cinefiliacinefilia 06-04-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

La invitación (The invitation, 2015) ****

Ahora que vivimos esa paranoia del spoiler como nunca, hasta tal punto que se le ha dado nombre a lo que siempre se llamó destripar la película, encuadrar a esta cinta en un género es ya casi hacer un spoiler. Aunque en realidad, al igual que el protagonista, todos sabemos que esa reunión de antiguos amigos no va a tener mucho que ver con la de “Los amigos de Peter” (Kenneth Branagh, 1992), precisamente. 

Hay algo turbio en los anfitriones  y aunque los asistentes no parecen darse cuenta,  a pesar de que les ponen un vídeo de una víctima mortal de esa secta a la que se han unido, en realidad ni siquiera los que desconfían se imaginan la magnitud de los propósitos de esta. Y aquí es donde radica la grandeza de la película.

El golpe de efecto final no tiene paragón en el cine sobre sectas y quizás por eso el jurado de la última edición del festival de Sitges decidió otorgarle el premio a mejor película, aunque se trate de un filme independiente que en un principio puede parecer no demasiado original.

Su directora, Karyn Kusama, triunfó en Sundance con su ópera prima “Girlfight” en 2000, siendo reconocida también en festivales de prestigio como Cannes o Valladolid. Sus siguientes producciones no gozaron del favor de la crítica hasta esta incursión en el thriller.

 

Michiel Huisman (Juego de tronos) y Logan Marshall-Green.

De entre los asistentes a tan particular fiesta destacamos la inquietante presencia de John Carol Lynch, que recientemente hemos podido ver en las series “American Horror Story” como el payaso de “Freak Show” o como granjero solitario en “The Walking Dead”. Aunque la actitud de Tamy Blanchard (Blue Jasmine) tan insegura como tenebrosa o la intensa mirada llena de dolor y desconfianza de Logan Marshall-Green (Prometheus), los protagonistas, no pasan desapercibidas.

SECUENCIA CINEFILIA

No cabe duda de que el farolillo rojo y el descubrimiento de lo que significa, quedará grabado en nuestras mentes por mucho tiempo. No puedo decir más.


Sectas de cine

Tan realista como terrorífica se revela una de las últimas películas sobre sectas, “The Sacrament” (2013) de Ty West, basada en hechos reales y próximamente y casi a modo de secuela nos llegará “The Veil”. Thomas Anderson ya nos contó la historia de la cienciología en “The Master” un año antes. Grandes directores han tocado este tema de diferentes maneras: en “Red State” (Kevin Smith, 2011), “Holy Smoke” (Jane Campion, 1999) o “Eyes Wide Shut” (Stanley Kubrik, 1999). 


Dentro del género de terror propiamente dicho sobresalen “Bendición mortal” de Wes Craven, “La secta” del italiano Michele Soavi o “Los chicos del maíz” sobre la novela de Stephen King. Antecedentes en el cine clásico los podemos encontrar en “La séptima víctima” (1943).

En idioma castellano destacan el drama del mexicano Arturo Ripstein “El evangelio de las maravillas” (1998), con toques de realismo mágico o las españolas “Los sin nombre” (1999) de Jaume Balagueró y más recientemente,  la decepcionante para muchos “Regresión” de Alejandro Amenábar.



Buenos días, tristeza

Escrito por cinefiliacinefilia 04-04-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Julieta (2016) ****

A Pedro Almodóvar parece que le gusta interaccionar con su público. Este le demandaba desde hace años una comedia y Dios dispuso. Pero “Los amantes pasajeros” no gustó a nadie. Creo que John Waters y yo fuimos los únicos a los que sí. La gente parecía no estar preparada para una película tan sincera, políticamente hablando y sin tapujos: la pluma sigue estando tan prohibida como antes o más, ya que actualmente incluso es un estigma entre gais

Ahora como venganza, Pedro nos muestra su película más triste. Tristeza en la que se regodea a conciencia, llegando a ser perturbadora la actitud entre la madre y la hija protagonistas. Únicamente en el personaje de Rossy de Palma, a pesar de lo antipático que resulta, es donde el director manchego no ha podido evitar hacer concesiones al humor.

La inmersión en el drama es tal que se duplica generacionalmente cortando a tiempo una historia que nuevamente se trata de una adaptación literaria (como en “Carne trémula” y en “La piel que habito”). En este caso de tres relatos breves con un personaje en común de la reciente premio nobel canadiense Alice Munro.

La vida de una mujer marcada por la tragedia, donde se van sucediendo los más terribles acontecimientos. Un viaje en tren,  el suicidio que allí presencia y la culpabilidad que le genera impregnan su vida del drama más atroz, sentimentalmente hablando,  para una mujer y una madre. Un drama teñido por el silencio, palabra elegida como título originalmente para la cinta pero que Martin Scorsese  le “arrebató”. 

La parte estilística está depuradísima. De tal manera que los potentes paisajes y los intensos colores tan marca de la casa, acompañados como viene siendo habitual por la música de Alberto Iglesias, se convierten en un vehículo de trasmisión de información sobre los acontecimientos y estados de ánimo de los personajes, expresando a veces lo que las contenidas a la vez que excelentes interpretaciones callan.

No incluyo en ese calificativo sobre el reparto a Michelle Jenner, que tiene algo que chirría, como aquella Miriam Díaz Aroca de “Tacones lejanos”, como si la actriz no hubiera superado el “shock” inicial que a todo actor le da cuando llama el maestro, tiene como cara de pasmada todo el rato.

Vigésimo largometraje en la carrera del director de cine español por excelencia que supone su película de madurez tanto de formas como en su fondo, aunque esto no quiere decir que sea su mejor filme. 


SECUENCIA(S) CINEFILIA

La conversión de Adriana Ugarte a Enma Suárez, que interpretan al mismo personaje, a través de la escena en que le secan la cabeza con la toalla, a la vez que consigue una perfecta elipsis temporal  es simplemente magistral. Aunque tampoco podemos pasar por alto el cielo que se retuerce en la tormenta que anuncia la tragedia, pareciendo casi un guiño a la obra pictórica de Van Gogh y Turner.


MUNDO ALMODÓVAR

Esas fantásticas figuritas que esculpe el personaje de Inma Cuesta en realidad son obra del escultor y pintor valenciano Miquel Navarro. Este artista ha trabajado el barro, el cobre o el hierro y también ha realizado la escenografía para dos obras de teatro. Sus obras monumentales se han instalado en espacios públicos de Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Bruselas, por eso quizás han adoptado nombres populares tan curiosos como la fuente valenciana conocida como La pantera rosa.

Otro artista del que podemos observar obra suya es Lucian Freud, pintor británico fallecido en 2011, especializado en retratos llenos de carnalidad. En concreto vemos su autorretrato “Reflection” pintado en 1985.

Sobre el diseño de arte, cuestión de la que solía encargarse Juan Gatti hasta la anterior película, donde ya no lo hizo y le sustituyó Mariscal, decir que a principios de año El Deseo presentaba lo que denominaba el teaser-póster, un diseño del estudio Bar Futura sobre un trabajo de Dis Berlin. Polémico en las redes ya que hubo gente que lo comparó con una pegatina de las mandarinas. Bueno, pues además del pre-póster es un tatuaje que lleva Daniel Grao con las iniciales A. J., de Antía y Julieta.

Vuelve a estar presente la voz de Chavela Vargas, que ya aparecía en la banda sonora de “Kika” (Luz de luna), “La flor de mi secreto” (En el último trago) y “Carne trémula” (Somos). Ahora la canción elegida es “Si tú te vas”.


CHICOS ALMODÓVAR

Aunque las chicas almodóvar son mucho más populares e incluso Joaquín Sabina les compuso una canción, no falta de ironía, ellos también tienen su importancia en el cine de Pedro. En esta ocasión los elegidos son Daniel Grao, actor catalán reconocido en teatro que hemos podido ver en multitud de series de televisión (Sin identidad) y también en cine (Palmeras en la nieve) y por segunda vez, el argentino Darío Grandinetti, que ya hizo un papel similar en “Hable con ella”.

Como curiosidad decir que entre la figuración se puede reconocer al diseñador de ropa David Delfín junto a Bimba Bosé con el pelo naranja muy a lo Bowie.


Crossovers... imposibles! 2

Escrito por cinefiliacinefilia 02-04-2016 en Cómic. Comentarios (0)

MUJERES AL BORDE DE UN ATAQUE DE TREKKIES