CINEFILIA

Horrorfilia

Paranormal Repulsion o el giallo tex mex

Escrito por cinefiliacinefilia 20-05-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Paz Vega y el actor mexicano Alfonso Herrera en "Espectro".

Espectro (2013, aka “Demon Inside”) ***

Curiosamente el director de esta cinta, el mexicano Alfonso Pineda Ulloa, debutó con un largometraje de nacionalidad norteamericana (American Party, 2003) para pasar después a hacer cortos y televisión en su país. Aunque también cine, ya que este es su cuarto largometraje y teniendo en cuenta que es de 2013, ya tiene otros dos en postproducción.

“Espectro” es el remake mexicano de una película colombiana, “Al final del espectro” (2006). Una mezcla entre “Repulsión” de Polanski y “Paranormal activity”. La música suena similar a la que Amenábar compuso para “Tesis” y nos encontramos con ecos de “The Ring”, “El resplandor” de Kubrick y sobre todo del giallo italiano de los 70.

Es un filme desasosegante con un personaje casi único, que no es otra que Paz Vega, actriz española de irregular carrera tanto fuera como dentro de España. La mayor parte de la película se desarrolla en un apartamento donde la protagonista, una parapsicóloga, tiene visiones sobre una muerte. A esto se le une que ha sido violada y le da por llenar el piso de cámaras de vigilancia, por temor a su atacante que sigue suelto,  además de una vecina histérica que está para despistar.

A pesar de tener suficientes elementos con los que jugar, la cinta se hace un poco densa, aunque por otro lado resulta entretenido descubrir sus referentes y su inesperado y violento  final levanta el argumento lo suficiente para salir del cine satisfecho. Puede tener detractores pero desde luego no falta la sangre, los sustos y los citados homenajes al género.






SECUENCIA CINEFILIA

Puede que nos lo pensemos dos veces el mirar por un agujerito y más si es de un baño, después de ver esta película. Ahí lo dejo. La habitación al otro lado del agujero resulta inquietante también, sin llegar a saber con certeza quién miraba.


CINE GIALLO

El cine giallo es un subgénero de origen italiano, derivado del thriller y del cine de terror, que tuvo especial vigencia durante los años 70. Es uno de los principales precursores del slasher, sobre el que tuvo gran influencia.

Estilísticamente, el giallo se diferencia del thriller por su tendencia a abusar de clichés psicoanalíticos y por dar más importancia a lo puramente formal que a la coherencia de la trama. Otra característica es una inclinación a recrearse en la violencia explícita hasta rayar en lo morboso.

Una clave más es la tendencia a dotar a sus asesinos de características casi sobrenaturales. Esto situaría el giallo a medio camino entre el thriller, con sus asesinos más convencionales y el asesino todopoderoso de slashers como “Halloween” o Viernes 13”.

Imagen aparecida en “Matador” de “Seis mujeres para el asesino” de Mario Bava.

Aunque se considera el primer giallo “La muchacha que sabía demasiado” (1963) de Mario Bava, el máximo representante es Dario Argento, con su trilogía zoológica iniciada con “El pájaro de las plumas de cristal” (1970) o más actual, la propia “Giallo” (2009).

Otros autores son Lucio Fulci, Michele Soavi (Aquarius) y ya fuera de Italia, el argentino León Klimovski o los norteamericanos Nicholas Roeg (Amenaza en la sombra) e incluso Brian de Palma en “Vestida para matar”. Como curiosidad, añadir que Pedro Almodóvar le rinde un homenaje a este subgénero en “Matador”. 


Aquelarre en el bosque

Escrito por cinefiliacinefilia 10-05-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

La bruja (The Witch, 2015) ***

Basada en leyendas populares, cuentos de hadas, diarios y registros de juicios. Cine de terror de estilo independiente, alejado de las producciones de género y más cercano a films como “La semilla del diablo” o “It Follows”, “La bruja” nos brinda un relato tan realista como fantástico, cumpliendo  con los tópicos del cine de brujas : el bosque, sacrificio de bebés, los aquelarres… generando más terror el poder de la creencia.

Tanto más la creencia religiosa que la diabólica. Haciendo atractivo incluso el lado diabólico, en  la propia bruja joven o la seductora voz de Satán. Mientras el mediocre padre parece Jesucristo directamente, no solo en su físico, siendo reconocibles críticas indirectas sobre el fanatismo religioso.

Su autor, Robert Eggers, la dirige y escribe. Es el primer largometraje del creador de un par de cortos de más de 20 minutos: “EL corazón delator” de Poe y “Hansel y Gretel”, hace como 8 años. Aunque con cámara sobria, defiende un estilo personal en su paso al cine comercial que inauguró Sitges este año pasado y consiguió mejor dirección en Sundance.  

Todos los personajes tienen mucha miga. La joven protagonista  Ania Taylor Joy y su hermano en la cinta, Harvey Scrimshaw, son de lo más tierno y atractivo, insinuando una sesgada sensualidad entre ellos. Los pequeños gemelos son tan molestos como terroríficos y el bosque sólo lo ha puesto tan inquietante como aquí, Shyamalan o Lynch.

Destacable drama de terror que  tiene un tono gótico rural que envuelve todo el paisaje, hasta la cara de la madre es el vivo retrato de la mujer del famoso cuadro de Grant Wood, American Gothic. Absolutamente recomendada para diabólicos en general.

SECUENCIA CINEFILIA

Los niños con convulsiones fingidas al fondo mientras el hermano parece poseído de verdad causan verdadero pavor. Porque el poder de la mentira causa más miedo que el del propio diablo.


¡BRUJA, MAS QUE BRUJA!

Pocas actrices se han podido resistir a interpretar a una bruja.  Así la lista se hace casi interminable e incluye a Charlize Theron, Angelina Jolie, Nicole Kidman, Sandra Bullock, Julia Roberts, Shirley McLaine,  Helene Bonhan- Carter, Enma Watson, Winona Rider, Neve Campbell, Sigourney Weaver, Joan Collins, Cher, Michelle Pfieffer, Susan Sarandon, Angelica Houston, Bette Midler, Sarah Jessica Parker, Angela Langsbury,  Bette Davis, Kim Novak, Verónica Lake, sin olvidar las españolas Carmen Maura, Terele Pávez, Victoria Abril o Maribel Verdú.

Y entre tanta bruja hemos seleccionado a las que no viven en los mundos de fantasía tipo Disney y similares, ni a las terroríficas cintas que han protagonizado y centrarnos en otras más realistas o por lo menos, más cercanas a la película que nos ocupa. Ya hablaremos de esas otras en otra ocasión. 

Yves Montand y Sigmone Signoret en la adaptación de The Crucible hecha por Jean-Paul Sartre

D. W. Griffith (El nacimiento de una nación), en los inicios de su carrera, que fueron los  mismos  del propio cine, ya hizo una película corta sobre las que eran acusadas de brujas por rechazar a un diacono del poblado, entre los colonos de Norteamérica, “Rose O´Salem Town” (1910). Siendo “La muchacha de Salem” (1937) con Claudett Colbert y Fred Macmurray, la primera  película sonora sobre las falsas acusaciones en los juicios del siglo XVII.

El danés Carl T. Dreyer en su reconocido filme “Dies Irae” (1943, Día de la ira) trató de la misma forma estos excesos de sacerdotes que chantajeaban con denunciar si no se le conseguían favores sexuales. En tono de comedia, Verónica Lake perseguía a su acusador y su descendencia, desde la época de los juicios de brujas hasta el presente de 1942 en “Me casé con una bruja” de René Clair.

La obra de Arthur Miller The Crucible sobre los juicios de Salem, que suponía una alegoría sobre el macartismo, fue llevada al cine por primera vez en Francia, en una adaptación de Jean Paul Sartre con Simone SignoretYves Montand, Les sorcières de Salem(1957).Aunque se hizo antes una versión para televisión, hasta 1996 Hollywood no adaptó esta conocida obra, en España “El crisol”, interpretada por Winona Rider y con guión del propio autor. Aun hay una versión posterior de 2004, también para televisión con Kirstey Alley, “Salem Witch Trials”.

Mary Carrillo, Silvia Munt y Patxi Bisquert en "Akelarre"

En 1968, Vincent Price interpretó al General Witchfinder, un cazador de brujas en “Cuando las brujas arden” sobre un poema de Edgard Allan Poe. El mismo año Polanski dirigió “La semilla del diablo”, donde Ruth Gordon dio vida a Minnie Castevet, una de las brujas más impactantes de la historia del cine.

Alemania del Oeste realizaría su propia versión gore de los cazadores de brujas en la película de culto “Las torturas de la inquisición”, con el inquietante Udo Kier.  También en 1970, en Checoslovaquia, se estrenaba una película basada en textos reales sobre los juicios de la inquisición en “Martillo para las brujas” y el español Jess Franco situaba la acción en Inglaterra en tiempos de Jacobo II, en una película italiana con Christopher Lee, “El proceso de las brujas”.

En nuestro país, quizás la películas más destacables sobre el tema sean “Akelarre” (1984) de Pedro Olea, situada en una aldea navarra del siglo XVII  y la reciente “Las brujas de Zugarramurdi”,que dirige Alex de la Iglesia en la misma localidad, con un despliegue de meigas nunca visto antes, entre las que encontramos a la Maura, Terele Pavez, Carolina Bang, Maria Barranco, la galerista Topacio Fresh y hasta Santiago Segura y Carlos Areces, travestidos.



Los monstruos de Frankenstein

Escrito por cinefiliacinefilia 12-04-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Victor Frankenstein (2015) ***

Si a alguien, tras ver el último Drácula, se le ha pasado por la cabeza que este Frankenstein va a ser igual de light, se equivoca. Es un Frankenstein con todo -monstruos (más de uno), electricidad, castillos, mad doctor- y más: Igor (Daniel Radcliffe) cobra más protagonismo y vemos sus orígenes circenses, hay policías de Scotland Yard que les persiguen, pijos con pinta de nazis que subvencionan los experimentos con intenciones no muy claras y una imaginería del mito muy integrada.

La cinta consigue una perfecta ambientación del mundo gótico con un toque steampunk pero le pasa un poco como al monstruo que construyen. Tiene dos corazones, cuatro pulmones, es un intento de hacer una creación más fuerte pero que acaba sobrecargada. Hay muchas tramas bien desarrolladas que podrían dar para empezar una nueva saga. Pendiente queda la creación femenina porque aquí la única novia que sale es la de Igor.

Podría ser una precuela, con los primeros intentos de crear vida o un reboot e incluso un piloto de una serie. No por nada, su director Paul McGuigan  está especializado en pilotos para televisión y aunque también ha probado suerte en cine, es más popular por dirigir capítulos de “Sherlock” o “Criadas y malvadas”, por ejemplo.

Digno remake que va más allá de la simple actualización de efectos.  Recomendada para curiosos, fans del mito, de Harry Potter y aventureros cinéfilos en general. No se arrepentirán.


SECUENCIA CINEFILIA

La extracción de la chepa de Igor es como para quedarse sin habla aunque un poco demasiado efectista en 3, 2, 1… nos hace pensar en una peculiaridad de Victor que no habíamos visto; como mago, que no le pega demasiado.


FRANKENSTEIN EN EL CINE

Tres películas mudas de 1910, 1915 y 1921 preceden al clásico de James Whale “El doctor Frankenstein” (1931) con Boris Karloff, a la que sigue la imprescindible “La novia de Frankenstein” (1935) y una serie de cintas producidas todas por Universal. A esto hay que añadir una pieza del expresionismo alemán como “El Golem” (1920) sobre un mito judío pero con mucho que ver con el moderno Prometeo.

 En 1957, la productora inglesa Hammer reinterpreta el personaje por primera vez en color en “La Maldición de Frankenstein” con Cristopher Lee caracterizado como el monstruo y Peter Cushing como el renombrado barón von Frankenstein, dando lugar a toda una saga dirigida en su mayor parte por Terence Fisher.

1910, 1931, 1957, 1994.


En los 70, la criatura aparece en películas de Víctor Erice o Jesús Franco y Mel Brooks hace una magnífica parodia en “El jovencito Frankenstein” con Gene Wider, mientras que la Hammer todavía produce una versión más con David Prowse (Darth Vader), “Frankenstein y el monstruo del infierno” (1973). Existen además, versiones italianas y francesas e incluso japonesas.

Mención aparte merecen sus versiones más camp. Por un lado la producción de Andy Warhol “Carne para Frankenstein” (1973), dirigida por Paul Morrisey y la adaptación musical trans que se convertiría en película de culto, “Rocky Horror Picture Show” (1978).

 En los 80, Antonio Mercero, Paul Naschy o Gonzalo Suárez (Remando al viento) utilizan el mito en el cine español e incluso Sting pone cara al doctor en “La prometida”, terminando la década con dos curiosidades: la versión de Roger Corman, “Frankenstein Unbound” y la irreverente comedia “Frankenhooker”, donde la criatura es fabricada a base de trozos de prostitutas. 

En 1994, Kenneth Branagh presenta la que se supone es la versión de la autora “Frankenstein de Mary Shelley”, donde él mismo interpreta al médico y Robert De Niro al monstruo. Desde entonces no han parado de salir diferentes adaptaciones casi cada año hasta esta de 2015, año en que también se estrenó “FRANK3N5T31N” con Carrie-Ann Moss (Matrix),  que sitúa la acción en el presente y dirige Bernard Rose (Candyman).  







La linterna roja

Escrito por cinefiliacinefilia 06-04-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

La invitación (The invitation, 2015) ****

Ahora que vivimos esa paranoia del spoiler como nunca, hasta tal punto que se le ha dado nombre a lo que siempre se llamó destripar la película, encuadrar a esta cinta en un género es ya casi hacer un spoiler. Aunque en realidad, al igual que el protagonista, todos sabemos que esa reunión de antiguos amigos no va a tener mucho que ver con la de “Los amigos de Peter” (Kenneth Branagh, 1992), precisamente. 

Hay algo turbio en los anfitriones  y aunque los asistentes no parecen darse cuenta,  a pesar de que les ponen un vídeo de una víctima mortal de esa secta a la que se han unido, en realidad ni siquiera los que desconfían se imaginan la magnitud de los propósitos de esta. Y aquí es donde radica la grandeza de la película.

El golpe de efecto final no tiene paragón en el cine sobre sectas y quizás por eso el jurado de la última edición del festival de Sitges decidió otorgarle el premio a mejor película, aunque se trate de un filme independiente que en un principio puede parecer no demasiado original.

Su directora, Karyn Kusama, triunfó en Sundance con su ópera prima “Girlfight” en 2000, siendo reconocida también en festivales de prestigio como Cannes o Valladolid. Sus siguientes producciones no gozaron del favor de la crítica hasta esta incursión en el thriller.

 

Michiel Huisman (Juego de tronos) y Logan Marshall-Green.

De entre los asistentes a tan particular fiesta destacamos la inquietante presencia de John Carol Lynch, que recientemente hemos podido ver en las series “American Horror Story” como el payaso de “Freak Show” o como granjero solitario en “The Walking Dead”. Aunque la actitud de Tamy Blanchard (Blue Jasmine) tan insegura como tenebrosa o la intensa mirada llena de dolor y desconfianza de Logan Marshall-Green (Prometheus), los protagonistas, no pasan desapercibidas.

SECUENCIA CINEFILIA

No cabe duda de que el farolillo rojo y el descubrimiento de lo que significa, quedará grabado en nuestras mentes por mucho tiempo. No puedo decir más.


Sectas de cine

Tan realista como terrorífica se revela una de las últimas películas sobre sectas, “The Sacrament” (2013) de Ty West, basada en hechos reales y próximamente y casi a modo de secuela nos llegará “The Veil”. Thomas Anderson ya nos contó la historia de la cienciología en “The Master” un año antes. Grandes directores han tocado este tema de diferentes maneras: en “Red State” (Kevin Smith, 2011), “Holy Smoke” (Jane Campion, 1999) o “Eyes Wide Shut” (Stanley Kubrik, 1999). 


Dentro del género de terror propiamente dicho sobresalen “Bendición mortal” de Wes Craven, “La secta” del italiano Michele Soavi o “Los chicos del maíz” sobre la novela de Stephen King. Antecedentes en el cine clásico los podemos encontrar en “La séptima víctima” (1943).

En idioma castellano destacan el drama del mexicano Arturo Ripstein “El evangelio de las maravillas” (1998), con toques de realismo mágico o las españolas “Los sin nombre” (1999) de Jaume Balagueró y más recientemente,  la decepcionante para muchos “Regresión” de Alejandro Amenábar.



Jane Austen, escritora zombie

Escrito por cinefiliacinefilia 29-03-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Orgullo + prejuicio + zombies (Pride and Prejudice and Zombies, 2016) **

Decididamente hay algo que sobra en esta fórmula matemática. Sí, porque al igual que el libro en que se basa (y me refiero al de Seth Grahame-Smith, de igual título) no se trata exactamente de una parodia de la novela de Jane Austen, sino más bien una revisitación de la misma, añadiendo zombies.

Y no unos zombies cualquiera, que a pesar de encontrarnos en pleno siglo XIX resulta que los zombies hablan, engañan y van a misa. ¡Vamos, qué están evolucionadísimos! Por eso decía antes que si hay algo que sobra son claramente ellos, los zombies. No son protagonistas ni varían el argumento de la historia. Sólo parecen estar ahí como un elemento anti cursilería.

 Seguimos viendo una novela romántica decimonónica de Austen pero arropada por las hordas de no muertos para goce del personal adolescente (de hoy) que también era el target en su época. No hay que pasar por alto que en la edición de la novela zombie aparece Jane Austen como coautora, ya que prácticamente se conserva casi todo el material original.

En el reparto destacan dos de los actores de una de las adaptaciones literarias de más éxito, “Juego de tronos” -novela con zombies ya incluidos-  como son Charles Dance y Lena Headey (padre e hija de la familia Lannister) que acompañan al joven elenco de protagonistas.

Aunque el que escribe sea muy fan del subgénero zombie y no tanto de las novelas de Jane Austen, se trata de una película innecesaria que aporta poco a ninguno de los mundos que une en un crossover imposible, alterando claramente el universo de los no muertos en general, sin serle muy fiel.

SECUENCIA CINEFILIA:

Posiblemente la escena más graciosa sea la de las moscas carroñeras que utiliza Darcy para reconocer a los no muertos. Lo malo es que ocurre en los minutos iniciales de la cinta y ya no hay mas, porque no olvidemos que se trata de una comedia.

Literatura clásica + monstruos


Josh Rekulak, editor de Quirk Books, desarrolló la idea después de comparar una lista de personajes populares entre los fans como ninjas, piratas, zombies y monos con una lista de libros de dominio público como Guerra y Paz o Crimen y Castigo de Leo Tolstoi y Cumbres Borrascosas de Emily Brontë, entre otros. Luego le pasó el proyecto a Seth Grahame-Smith.

Debido al éxito del libro parece que vamos a tener a Jane Austen entre nosotros, acompañada de diversos monstruos, por mucho tiempo. De momento, la editorial Quirk Books ya ha sacado una precuela, Orgullo y prejuicio: el amanecer de los zombies, una secuela, Pride and prejudice and zombies: dreadfully ever after, sin olvidar Sentido y sensibilidad y monstruos marinos, también de Austen. A esto hay que añadir una versión de la obra de Tolstoi con robots, Androide Karenina o La isla del tesoro Z.

La literatura española tampoco se ha librado de tan peculiar moda y ya tenemos aquí también Lazarillo Z: matar zombies nunca fue pan comido y Quijote Z.