CINEFILIA

Estrenos de luxe

Replicando Alien(s)

Escrito por cinefiliacinefilia 31-05-2017 en Estrenos de luxe. Comentarios (0)

Alien: Covenant (2017) **** EEUU. 123 min.

Podemos discutir de si este Alien es o no necesario, de que si es mejor o peor que otros o incluso de que si aporta algo a la franquicia. Decimos desde ya que la película sí que vale la pena, al menos para los amantes de la serie ya que supone una actualización de las mejores secuencias de Alien, añadiendo una vuelta de tuerca sobre el elemento androide.

En realidad, Ridley Scott casi está uniendo los universos de Alien y Blade Runner porque ¿no se covierten David y Walter, los dos autómatas protagonizados por Michael Fassbender, en un replicante y un blade runner en un momento de la película?

Estamos ante la octava película de la serie ya que aunque algunos se nieguen a admitirlas, sí  que incluimos la nada desdeñable Alien Vs. Predator (2004) y su secuela de 2007. De hecho, ¿no existen similitudes entre los ingenieros y los predators? Todas están producidas por David Giler y Walter Hill, que se negó a dirigir la primera pero ha participado en cada una de ellas, en mayor o menor medida.

Esta no es la única escena que nos sonará en Alien Covenant

Ridley Scott que no quiere abandonar la saga ni con agua caliente, habiendo dejado en manos de Denis Villeneuve a otro de sus hijos, Blade Runner, sigue obsesionado, como en la anterior Prometheus, con el origen del hombre. Aunque aquí da más cancha a los fans y tenemos xenomorfos, abrazacaras, huevomorfos y quebrantapechos (e incluso quebrantaespaldas) por doquier.

Es curiosa la mínima participación de James Franco, cuyo papel se ha recortado, apareciendo también muy poco en el corto promocional prólogo, La última cena. La protagonista, Katherine Waterston, al igual que Noomi Rapace en la anterior, son trasuntos ambas de la teniente Ripley que interpretó Sigourney Weaver, que sí que aceptó participar en una posible secuela aun en el aire.

Quién realmente protagoniza la cinta y por partida doble es Michael Fassbender, interpretando al robot de Prometheus, David y al de la nave Covenant, Walter -un modelo más avanzado- con diferentes acentos y personalidades. Y por cierto, el español Javier Botet es un Xenomorfo.

ESCENA CINEFILIA

Aunque la secuencia de la caverna de David con sus experimentos es sobresaliente, la primera que abre la cinta entre Weyland (Guy Pearce) y el propio David resulta un cruce entre Blade Runner y 2001. Una odisea del espacio, en ese diálogo entre el creador y su criatura.

LA SAGA DE ALIEN

Loving the Alien

Para más información sobre la saga, pincha el enlace.

http://cinefiliacinefilia.blogspot.es/1494339040/loving-the-alien/


Próximamente en CINEFILIA

Escrito por cinefiliacinefilia 31-05-2017 en Estrenos de luxe. Comentarios (0)

Dado que los estrenos recientes no aportan demasiado a las carteleras, retomamos asuntos que no fueron tratados en su momento porque la novedad apremiaba o por analizar las películas con más detenimiento. Todavía recuperándonos de los primeros cuatro episodios de Twin Peaks, de la que volveremos a hablar.

Tras el  paréntesis por enfermedad volveremos con las publicaciones de cintas como Raw (Crudo) o Alien Covenant, en un principio, hasta que lleguen cosas más interesantes en la actualidad cinematográfica.

También anunciamos la proyección de Free Fire (2016) de Ben Wheatley en el ciclo Cinéditos de la Filmoteca Nacional. Director de la reciente High Rise o Turistas, este realizador inglés no ha conseguido estrenar su última cinta en nuestro país.

Además en esta especie de editorial, agradecemos los sellos que nos entregaron en la presentación de los mismos que anunciaba además la colaboración entre Correos y Star Wars, en una sala decorada de una nave imperial donde también dispondrán de tarjetas prepago conmemorativas de Darth Vader y Yoda.

Los sellos tienen un valor de 5 euros y están impresos con efecto lenticular, creando la ilusión de profundidad y movimiento, dependiendo desde donde se miren.

Y finalmente anunciamos las exposiciones de La CaixaArte y Cine y la inauguración de Faggotry: Bruce LaBruce Photographs 1990 - 2016 de Bruce LaBruce, en la Fresh Gallery, que avisa que contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad de los visitantes.




La insoportable levedad del cyborg

Escrito por cinefiliacinefilia 31-03-2017 en Cómic. Comentarios (0)


Ghost in the Shell: El alma de la máquina (Ghost in the Shell, 2017) **** EEUU. 120 min.

La adaptación que Hollywood nos propone de Ghost in the Shell es tan válida como cualquiera de los productos asociados a este universo. Tomando elementos de aquí y de allá, nos ofrece las más míticas secuencias de la primera cinta de 1995 y otras que aparecieron en la serie Stand Alone Complex o el segundo filme Innocence, pero en contextos diferentes.

Mantiene respetuosamente los tres pilares en los que reside la franquicia: Conflicto entre cuerpo y mente de la cyborg  protagonista, las aventuras policíacas de la Sección 9, encargada de crímenes informáticos y el toque de erotismo, que donde más reforzado estaba era en el manga de origen.

Por lo tanto, incluye la escena lésbica que el autor del cómic, Masamune Shirow, ha decidido eliminar para su reedición, así como los clubs sexuales de Innocence o las geishas robots, que podíamos ver en el anime Stand Alone Complex.





Las escenas de las geishas y de Kuze pertenecientes a Stand Alone Complex y en la nueva película

Por otro lado, el Titiritero, el hacker informático de la primera cinta de Mamoru Oshii, es cambiado por Kuze, líder populista de unos inmigrantes que protagonizaba los últimos episodios de la segunda temporada de la serie Stand Alone Complex, aunque comparte características del primero.

Con todo, su director Rupert Sanders (Blancanieves y la leyenda del cazador) ha conseguido un producto muy redondo que para los que no se hayan acercado a este universo se lo hace bastante atractivo y casi más cercano que con la primera cinta de Oshii y para los fans, aparte de ofrecer una muy digna versión, encontrar esos recordados momentos sin que revelen el desenlace es de agradecer.

En cuanto al reparto, la en un principio criticada elección de Scarlett Johansson a mi parecer es ideal, al igual que Michael Pitt o la introducción del personaje de Juliette Binoche como la creadora y la presencia oriental de Takeshi Kitano, como el jefe de la brigada, además de otros personajes de apoyo.

Juliette Binoche es la doctora Ouelet, creadora del cyborg que interpreta Johansson

ESCENA CINEFILIA

Posiblemente las secuencias entre Johansson y Binoche, que nos traen a la memoria inevitablemente, las del replicante Roy (Rutger Hauer) y su creador en Blade Runner, sean las más potentes tanto a nivel argumental como de intensidad actoral. Los fallidos intentos de unir ghost y cuerpo robótico tienen mucho que ver con la última cinta de Mateo Gil Proyecto Lázaro, al traer a la vida a los sujetos crionizados.


DEL MANGA A HOLLYWOOD

Del éxito de esta Ghost in the Shell depende por ejemplo la esperada adaptación de Akira, manganime que abrió las puertas del género en Occidente y suponemos que la distribución de Death Note, actualmente en manos de Netflix. Otros cómics japoneses también fueron hechos en EEUU, con desigual fortuna.

Mutronics (1991) Adaptación del manga The Guyver, rebautizado en EEUU en una cinta protagonizada por Mark Hamill, del género sentai, escuadrones de ataque, de la que se realizó una secuela: The Guyver: Dark Hero (1995).

Crying Freeman: Los paraísos perdidos (1995). Coproducción franco canadiense con Japón y EEUU sobre yakuzas y artes marciales que calcaba escenas del manga original.

El incomprendido Oldboy de Spike Lee con Josh Brolin

El puño de la estrella del norte (1995). Thriller fantástico de acción situado en un futuro postapocalíptico con Malcom McDowell (La naranja mecánica) en el reparto.

Speed Racer (2008). Las ahora hermanas Wachowski se encargaron de la adaptación de este manganime sobre carreras de coches conocido en España como Meteoro.

Dragon Ball: Evolution (2009). La obra cumbre de Akira Toriyama era convertida posiblemente en la peor película basada en un manga hecha jamás, no conservando nada del cómic original.

Oldboy (2013) La historia de venganza también adaptada por el coreano Park Chan-wook, con peor fortuna, a pesar de que poca gente parezca estar de acuerdo, la dirigía Spike Lee y contaba con Josh Brolin y Samuel L. Jackson. Despreciada por el postureo, como le puede pasar a GITS, es muy recomendable.

Al filo del mañana (2014) Invasión extraterrestre protagonizada por Tom Cruise que se basaba en la novela japonesa Alll you need is kill que luego se convirtió en cómic.

Kite (2014) Remake del filme de animación Sexo Letal (1998) donde una niña que ejerce la prostitución también es una asesina a sueldo. En España no llegó a conseguir distribución suponemos que por el tema, aunque contó con la presencia de Samuel L. Jackson.


Vivo cantando

Escrito por cinefiliacinefilia 18-01-2017 en Estrenos de luxe. Comentarios (0)

La ciudad de las estrellas. La La Land (La La Land, 2006) **** EEUU. 128 min.

A pesar de tener innumerables fans, y grandes películas, el género musical parece gozar de poco interés por parte de las productoras hollywoodienses. Sin embargo, también es cierto que cuando hacen uno echan toda la carne en el asador, aunque a veces fracasen.

Con La La Land, Damien Chazelle, parece no habérsela querido jugar y a parte de un buen casting de actores se han rodeado de un equipo con el que ya colaboró en su anterior Whiplash y por otra parte, de la exitosa Moulin Rouge de Baz Luhrmann. Aunque La ciudad de las estrellasacertado título español, suponga un homenaje al Hollywood clásico o entronque más con las cintas musicales del irlandés John Carney (1).

Ryan Gosling y Emma Stone están sublimes en sus respectivos papeles, cantando y bailando las canciones tan enérgicas como melodiosas que forman el guión de la cinta de Chazelle, en la que vemos trazas de los musicales de Fred Astaire -fotografiado más al estilo de Corazonada de Coppola- donde se pone de relieve el precio del éxito y de los logros profesionales,  anteponiéndolo a las relaciones personales.

El reparto lo completan J. K. Simmons (Whiplash), Finn Wittrock (American Horror Story) o el músico John Legend, que ha intervenido en los soundtracks de Django desencadenado, Canta o la próxima La Bella y la Bestia.

Evocadora y exultante a la vez, la cinta supone una inyección de buen cine a un género de capa caída como es el cantado. Sí, porque últimamente el cine musical intenta integrar las canciones de tal forma que se canten en espectáculos o conciertos de manera más realista pero no como dialogo del actor, lo cual parece echar atrás al espectador, anulando así la magia del género.

ESCENA CINEFILIA

No podemos evitar elegir la escena musical en que suben a las estrellas, momento que nos evoca irremediablemente el número musical “Cheek to cheek” de Sombrero de copa, número que también estamos seguros que inspiró a Woody Allen en Todos dicen ‘I love you’.

Björk protagonizó junto a Catherine Deneuve “Dancer in the dark” de Lars Von Trier

MUSICALES DEL SIGLO XXI

Cuando el musical parecía agotado, autores como Lars Von Trier, John Cameron Mitchell o los hermanos Coen le dieron una vuelta de tuerca, a principios de siglo, llegando también uno de los grandes musicales actuales, Moulin Rouge, adaptando canciones del pop de los años 80 en modo mashup. Se desempolvó una obra de Bob Fosse inédita, Chicago y por fin se adaptó al cine el gran éxito de Lloyd Webber, El fantasma de la ópera, así como otros espectáculos de los escenarios como Los miserables, Sweeney Todd o Mamma Mía.

Oh Brother! (2000)

Bailar en la oscuridad (2000)

Headwig and the angry inch (2001)

Moulin Rouge (2001)

Chicago (2002) sobre la obra musical de Bob Fosse y Fred Ebb.

El otro lado de la cama (2002) Secuela: Los dos lados de la cama (2005). Remake francés: On va s´aimer (2006)

8 mujeres (2002)

Ewan McGregor y Nicole Kidman pareja protagonista de “Moulin Rouge”

El fantasma de la ópera (2004) Adaptación del musical de Andrew Lloyd Webber.

Dirty Dancing 2 (Havana Nights) (2004) Secuela de Dirty Dancing (1987).

Charlie y la fábrica de chocolate (2005) Adaptación de Tim Burton sobre la novela de Roald Dahl.

Rent (2005) Sobre el musical de Jonathan Larson basado en La Bohème de Puccini.

High School Musical (2006) Cuenta con dos secuelas y un spin off, Sharpay's Fabulous Adventure (2011).

Step Up. Bailando (2006) Cuenta con cuatro secuelas más, la última de 2014.

Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet (2007) Adaptación de Tim Burton sobre el musical de Stephen Sondheim.

Hairspray (2007) Versión del musical sobre la cinta homónima de John Waters de 1988.

Mamma Mia (2008) sobre el musical con canciones de ABBA.

Nine (2009) Adaptación del musical basado en la película Fellini, ocho y medio.

Fama (2009) Remake del filme musical homónimo de Alan Parker de 1980.

Burlesque (2010)

Magi i luften (Love Is in the Air) 2011

Footloose (2011) Remake del filme de baile, homónimo de 1984.

Hugh Jackman, Russell Crowe y Anne Hathaway en “Los miserables”, uno de los últimos grandes musicales

Los miserables (2012) sobre el musical de Claude-Michel Schönberg.

Rock of Ages (2012) sobre el rock-jukebox musical de Chris D´Arienzo.

Into The Woods (2014) sobre el musical de Stephen Sondheim.

Biopics:

En la cuerda floja (2005) sobre Johnny Cash

Control (2007) sobre Ian Curtis (Joy Division)

La vida en rosa (2009) sobre Edith Piaff

(1)  Musicales de John Carney:

Once (Una Vez) 2007

Begin Again (2013)

Sing Street (2016)

No podemos olvidar a Channing Tatum en el número de los marineros de Ave, César (2016), aunque no sea un musical realmente.


Cinefilia pura (Estrenos de luxe)

Escrito por cinefiliacinefilia 29-08-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

Octogenario punk

Café Society (2016) ***

No, no es de las mejores películas de Woody Allen, pero tiene un encanto hollywoodiense que siendo demasiado había que romperlo. Al igual que arremete claramente contra las religiones, el star system y la violencia, exagerando casi hasta llegar al gore las escenas de asesinatos en plan comedia macabra, lo mismo hace con el sentimiento amoroso. Llegando a decir verdades que cuesta admitir, como que la guapa siempre se va con el pez gordo.

Aunque en otro tono muy diferente, para mí es la mejor película desde “Midnight in Paris”. Aquí de un realismo que desarma, como una novela de John Cheever, sin dejar el tono de comedia agradable donde nadie se sale de su papel. Posiblemente si la cinta se tratara fuera de la extensa filmografía de Allen sería un producto a tener en cuenta mejor que los diez últimos Oscars o Palmas de oro.

Por supuesto, Jesse Eisenberg -como ya hiciera en “A Roma con amor”(2012)- interpreta a un Woody Allen veinteañero que a su vez intenta ser torpe pero nadie como el propio Allen, recordando en una escena que apoya el antebrazo sobre el marco de la puerta donde se despide de Blake Lively, al Woody de “Annie Hall” o “Sueños de seductor”.

Jesse Eisenberg y Blake Lively, actriz que aparece bien avanzado el metraje.

Ésta a su vez, la que fuera estrella de la tele (on line) en “Gossip Girl” y vista recientemente en “Infierno azul” -mucho más intensa aquí- a pesar de tener un papel poco desarrollado, ella tampoco le da mucha fuerza, no sabemos si a instancias del director aunque por lo que dice deja actuar a sus artistas a placer, tanto a ellas como al director de fotografía Vittorio Storaro que a veces nos regala postales de los años 30 en bares o espacios abiertos con su peculiar luz amarillenta.

Steve Carell es un ocupado magnate de Hollywood al que se entrega dignamente, sin caer en la hilaridad a pesar de las extremas vicisitudes que le ocurren con su sobrino y su amante. No sobresale al completo Kristen Stewart, a la que ya le hemos visto más que bien fuera de la saga Crepúsculo pero pierde una nota, quizá asustada ante la magnitud del maestro Allen quién sencillamente nos regala otra felicitación anual de que está vivo y es capaz de hacer una película al año que nunca nos va a molestar sino todo lo contrario.

Nada más decir que aunque no salga su imagen, Woody Allen es el narrador, por su puesto sólo en la versión original, aunque si deciden verla doblada (opción preferida por Allen para no perder ni una palabra del guión) el doblador amén de Jesse Eisenberg son buen reflejo suyo.

Kristen Stewart y Steve Carrell, pareja de lujo en el Café Society

LA FRASE

“La vida es una comedia escrita por un sádico”, aunque hay chistes de judíos que casi la superan como "No entiendo porque no tenemos un paraíso como los otros. Eso aumentaría la clientela".

ESCENA CINEFILIA

Las fiestas de Beverly Hills donde fluyen todo tipo de anécdotas sobre Errol Flynn, Irene Dunne, Robert Taylor, Rodolfo Valentino o Gloria Swanson son para quedarse en ellas. Lo malo es que nos las cambian abruptamente por violentos gangsters de Nueva York.


WOODY ON TV

Hay que añadir que este año el estreno de su cinta llega acompañado de la serie que Woody Allen ha realizado para televisión en la plataforma multimedia Amazon, “Crisis in Six Scenes”. Seis episodios de media hora donde además de su propia aparición como escritor, de la que se nos ha adelantado una escena en una peluquería donde quiere que le corten el pelo como a James Dean, intervienen Miley Cyrus y Margaret Ladd (Falcon Crest).

Woody Allen enseña una foto del estilismo que quiere a su barbero que descubre asombrado que es el de James Dean.

Su estreno está previsto para el 30 de septiembre y el propio Allen la ha calificado de “bochorno cósmico” en unas declaraciones a Los Angeles Times. La serie está situada en los suburbios de EEUU de los años sesenta donde una familia de clase media recibe una visita inesperada.

Por supuesto, no es la primera vez que el realizador neoyorquino colabora con la televisión, aunque sí que hacía buen tiempo de ello. Unos 22 años desde que dirigió e interpretó “Los USA en zona rusa” (Don´t Drink the Water, 1994), sobre una obra suya situada en plena guerra fría, con Michael J. Fox en el reparto.

Anteriormente hay que remontarse a sus inicios, con el mediometraje “Men of Crisis: The Harvey Wallinger Story” (1971), sobre el gobierno de Nixon o la pieza de 8 minutos para el programa “The Woody Allen TV Special” de la CBS titulada “Cupid´s Shaft” (La flecha de Cupido) de 1969, homenaje al cine mudo donde Woody es un vagabundo que se enamora de una rica heredera interpretada por Candice Bergen.

Sólo como actor también ha protagonizado el telefilme "The Sunshine Boys" (1995) junto a Peter Falk, Whoopi Goldberg y Sarah Jessica Parker sobre una obra teatral de Neil Simon dirigida por John Erman de la que existe una versión cinematográfica de Herbert Ross, "La pareja chiflada" (1975) con Walter Matthau.