CINEFILIA

Entrevistas

Un Gus Van Sant menor, pero interesante

Escrito por cinefiliacinefilia 10-07-2018 en Estrenos. Comentarios (0)

No te preocupes, no llegará lejos a pie *** (Don't Worry, He Won't Get Far on Foot, 2017) EEUU, 114 min. Estreno: 6 de julio.

En su decimoséptimo largometraje de ficción Gus Van Sant vuelve a recurrir al biopic –como ya hiciera en Milk-para contarnos la historia de un alcohólico que tras un fatal accidente de coche queda postrado en una silla de ruedas y acaba convirtiéndose en el caricaturista conocido como John Callahan, cuyas viñetas llenas de humor negro aparecen en el film de forma animada y recuerdan al trazo tosco de las ilustraciones del propio cineasta, que integró en su novela Pink.

El verdadero Callahan también fue músico, aspecto que se ha obviado en la cinta, más centrada en sus dibujos y en su historia de superación, así como su alcoholismo y su gusto por las mujeres. A pesar de no ser de los mejores trabajos del realizador, la cinta se ve con agrado y resulta entretenida, con toques de humor, a pesar de lo dramático de la historia.

 Joaquin Phoenix interpreta con convicción y dedicación al protagonista, que gustaba de recorrer las calles a gran velocidad en su silla de ruedas, lo que le suponía tener percances a menudo. Rooney Mara, Jonah Hill y Joe Black completan el reparto en el que también hay una breve aparición de Udo Kier, que ya trabajó con el director en Mi Idaho privado (1991).

La tira cómica de Callahan que da título a la película

CURIOSIDADES

Al parecer Gus Van Sant había planeado ya realizar esta película allá por los noventa con Robin Williams de protagonista, lo que podemos notar en el look de Phoenix que parece disfrazado del malogrado actor de El club de los poetas muertos.


GUS VAN SANT EN RUEDA DE PRENSA: “EN EEUU HAY TEMAS QUE NO SE PUEDEN TOCAR”

“Yo pienso. Soy un humilde pensador. Soy un hombre. Soy un hombre humilde. Soy un realizador de cine industrial. En otra época fui bueno pero ahora me avergüenzo. Me he vuelto malo (…) Voy en pos del dinero fácil. Me he vendido.” Así describe Gus Van Sant al personaje autobiográfico de Spunky en su única novela hasta la fecha, Pink (1998).

El director de Elephant visitó Madrid a finales de junio con motivo del homenaje conjunto que la Casa Encendida y la Fimoteca Nacional le dedican a toda su obra artística que incluye fotografías, pinturas, música o la citada novela. Sin embargo, Van Sant nos aseguró en rueda de prensa que él realmente se considera cineasta y que su amplia colección de polaroids las hizo como castings a los actores.

Nos habló de sus inicios en el cine, de su primera película que no llegó a terminar y que se acabó convirtiendo en un corto, de cómo le presentaron a Jack Kerouac (a través de quien conoció a la Generación Beat) y el cual le puso en contacto con unos productores de porno. Que llegó a escribir un guión de El almuerzo desnudo de  William S. Burroughs (que interviene en su cinta Drugstore Cowboy) y de cómo Los Angeles le pareció una ciudad sórdida cuando llegó a ella de joven.

Lucía Casani, directora de La Casa Encendida, Gus Van Sant y Matthieu Orléan, comisario de la exposición

Nos aseguró no tener una película favorita de entre las suyas y también nos habló de River Phoenix con el que trabajó en Mi Idaho privado y del pesar que le supuso su muerte. “Estaba muy interesado en hacer cine independiente. No era el tipo de persona que cuadrara en Hollywood. Su familia era muy hippie”.

Por otro lado, afirmó que nunca ha considerado que haya gran diferencia entre el cine independiente y el comercial. Que Hollywood es un banco y que puedes hacer dinero sin ir en contra de tus ideas. Aunque reconoce que  las actuales plataformas digitales ofrecen más oportunidades para que cada uno haga su película.

En cuanto a sus intereses actuales, el realizador nos confesó que le gustaría hacer una película sobre la frontera de México pero que no sabe si quiere tocar ese tema porque en EEUU hay temas que no se pueden tocar.


La abuela Rock

Escrito por cinefiliacinefilia 27-06-2018 en Estrenos. Comentarios (0)

MEJOR PELÍCULA FESTIVAL DE CINE DE ALICANTE

Oh! Mammy Blue *** (2018) ESPAÑA.86 min. Estreno: 29 de junio.

Tras dirigir el conocido cortometraje En malas compañías (2000), Antonio Hens continuó haciendo películas de temática gay con Clandestinos (2007) y La partida (2013), esta última protagonizada por Toni Cantó y rodada en Cuba. Ahora, da un giro a su carrera con esta comedia de mujeres que tiene un componente musical, otra de sus pasiones.

El origen de la historia se basa en el interrogante de ¿Qué pasaría si Janis Joplin no hubiera muerto? y la vida de una cantante punk española, Paloma Romero, que se casó con Joe Strummer (The Clash) y acabó cantando para una Iglesia católica de EEUU, según nos comentaba su director y coguionista.

Carmen Maura interpreta a una ex estrella del rock recluida en una residencia para ancianos a los que involucra para formar una banda musical junto a su nieto y actuar en un festival rockero. Sin embargo cuenta con la oposición de la estricta directora del centro, María Pujalte.

María Pujalte interpreta a la directora de la residencia de ancianos

Reparto que completan Milton García (que ya trabajó con el director en La partida), Ramón Barea, Antonio Molero y María José Alfonso, que consiguió un premio de interpretación en el  Festival de Alicante, donde también se premió a la película con la Tesela de oro.

Una entretenida comedia sobre la etapa de la vida en que somos mayores y parece que no podemos hacer nada pero que sigue habiendo muchas ganas de vivir, a pesar del rechazo de la sociedad. Sin pretender profundizar en valoraciones sociales, la cinta se deja ver con agrado gracias al plantel de cómicos que la protagonizan.

ESCENA CINEFILIA

No deja de tener cierta hilaridad las abuelas fumando marihuana o en la escena en que María José Alfonso le propone sexo a Carmen Maura, cuya vis cómica salva la película sin duda.

Antonio Hens con María José Alfonso y Phil Trim, del grupo Pop Tops que cantó Mammy Blue


CHARLA CON ANTONIO HENS

Este director cordobés, últimamente ha estado más involucrado en el medio televiso (Entre olivos) y en labores de producción en películas como la venezolana Azul y no tan rosa o la cubana Verde, verde, ambas de 2012. También fue guionista de Los novios búlgaros (2003).

¿Qué supone hacer esta comedia tras tus otras películas de temática LGTB, más dramáticas? En Clandestinos ya había algún componente cómico, a mí siempre me ha tirado mucho la comedia. Trato de ver el lado cómico de la vida y tenía ganas de hacer una comedia musical y con mujeres y eso es lo que he hecho. Yo también soy productor y es importante también vender. Si puede haber un hilo común con mis películas anteriores, es un retrato de un personaje rebelde.

¿Qué piensas del musical en España? Siempre me ha interesado el musical. Me interesa mucho la música, soy músico amateur. Es verdad que la música confiere un componente abstracto, pero al mismo tiempo es un código que todo el mundo reconoce. Aunque esto no es una película estrictamente musical sí que me interesa como género.

¿Por qué Carmen Maura no ha interpretado las canciones? Buscamos una persona que tuviera una capacidad vocal mayor ya que el personaje era una cantante de rock legendaria.

¿Es más difícil hacer comedia o drama? Para mi resulta mucho más difícil hacer comedia. Primero, hay muchos grados de comedia y  yo quería huir de la comedia grotesca que se hace España, quería hacer algo más contenido, más próximo a la realidad. Hacer comedia y graduarla es bastante complicado pero en el reto es donde está el divertimento.

¿Fue complicado rodar con el grupo de ancianos no profesionales? Para nada. Decidí integrar el “coro” de ancianos a modo de componente documental. También es verdad que no hay muchos actores mayores de 80 años que estén para interpretar. Se lo pasaron bomba y fue muy divertido trabajar con ellos.

¿Cuál es tu próximo proyecto?  Se llama provisionalmente Mi gran despedida y es otra comedia de mujeres, de la clase popular de Cádiz. Son las historias de tres chicas diferentes que confluyen y explotan el día de la despedida de soltera de una de ellas. Y hay música de chirigotas.


Los monstruos de la vigilia

Escrito por cinefiliacinefilia 14-06-2018 en Estrenos. Comentarios (0)

No dormirás *** (2018) URUGUAY-ARGENTINA-ESPAÑA. 106 min. Estreno: 15 de junio.

Nunca nos planteamos la veracidad de que el insomnio prolongado provocara a Christian Bale terribles alucinaciones en El maquinista. De igual manera y apoyada por una serie de afirmaciones escritas al principio de la película, No dormirás juega con esta idea y va mas allá, siendo unos actores los que se provocan la vigilia para llegar a un estado performativo idóneo para una representación teatral.

De hecho, este estado los introduce en una especie de otra dimensión, llegando a repetir los actos que allí presencian. Este es el intrincado punto de partida que utiliza el director uruguayo Gustavo Hernández para provocarnos el horror en un psiquiátrico abandonado, que es donde se ensaya la obra y donde parece que ocurrieron unos macabros hechos.

De esta manera, ya tenemos todo para una cinta de género: ambientes oscuros, un pasado que influye en el presente de manera amenazante y un viaje a los sitios más recónditos de nuestra mente. Elementos que bien jugados consiguen hacernos creíble un guión de Juma Fode con varias aristas, que en un principio se sostiene un poco con palillos.

Natalia de Molina y Eva De Dominici escuchan aterradas a Belén Rueda (de espaldas)

En la historia subyacen también temas como la competitividad entre actores o el precio del éxito que sirven de acicate para unos personajes bien construidos e interpretados. Aunque Belén Rueda y Natalia de Molina encabezan el reparto, Eva De Dominici es en realidad la protagonista, apoyadas por Juan Manuel Guilera, ambos argentinos y María Zabay.

ESCENA CINEFILIA

Los sustos son un poco manidos, aunque efectivos en los momentos apropiados y hay dos imágenes que nos llevan directamente a La semilla del diablo, en la escena de la cuna y a Rebeca, en la mujer en la ventana.


ENTREVISTA CON EL DIRECTOR

Gustavo Hernández, que no se considera un director de género, aunque sus dos anteriores cintas también sean de terror, define No dormirás como “una película más allá del terror, con muchas capas que vas descubriendo, tiene una cuota de drama, con una relación de una hija con un padre y de cómo desarrolla un artista una obra y hasta dónde puede llegar para que cale y se recuerde”.

El director con Belén Rueda y Natalia de Molina en el pase de prensa en los cines Princesa

¿Qué parte real hay en el tema del insomnio? Mucho, mucho. Hay más de lo que pensamos. El 80% de lo que se afirman en las placas al inicio de la película es real. Hay alucinaciones auditivas, visuales, comportamientos erráticos. Cuando no se duerme, los sentidos se amplifican. Hay muchos estudios en EEUU, donde se monitorizaron más de cien horas. En un momento ya, el insomne no se puede dormir.

¿Cómo llegó Belén Rueda al proyecto? Aunque veníamos de películas independientes, escribimos el personaje de Alma Böhm pensando en ella y por suerte le llegó el guión, le gustó y quiso participar en la película y a partir de ahí el proyecto tomó otra dimensión.

¿Qué te atrae del terror? El terror tiene un público muy especial, muy abierto y creativo. El terror abarca muchos géneros: drama, acción y un toque de fantasía que no tienen otros. Puedes jugar con muchos caminos. Ahora casi todos los festivales de clase A incluyen una sección de películas de este tipo.

¿Te consideras un director de género? Más allá de Carpenter, Sam Raimi, Hitchcock o Polanski, mis influencias no vienen del terror. Yo crecí viendo mucho cine americano de los 70, de Coppola, de Scorsese, de Brian De Palma. Yo pensé que mi primera película iba a ir por ese lado pero terminé dentro del género casi de casualidad con “La casa muda”, que como terminó en Cannes y con un remake norteamericano, Silent house, me abrió las puertas en el género.

Nos aseguró que “hay que tener un pie en la realidad y otro en la locura, como se dice en la película. Eso es lo que me pasa a mí como director”.