Hipster in love

Escrito por cinefiliacinefilia 16-10-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Aunque su estreno estaba previsto en abril, tras su paso por el Americana, Festival de cine independiente norteamericano de Barcelona, parece que por fin se estrena el 20 de octubre este filme futurista.

Creative Control (2015) *** EEUU. 97 min.

Podemos decir desde ya que Creative Control es como si mezclamos un capítulo de Black Mirror con un dramedy mumblecore neoyorquino, vamos, como si a Lena Dunham (Girls), le hubieran encargado un especial hipster de la serie inglesa.

Como es habitual en este tipo de cine, lo que nos cuenta son relaciones de parejas de treintañeros, que en este caso viven supeditadas al trabajo creativo y quieren exploran nuevos mundos en el sexo. Dado que estamos en un futuro cercano inmerso, como no, en las nuevas tecnologías, será a través de estas con las que se vivirán tales experiencias.

Un creativo informático está desarrollando unas gafas de realidad virtual y ahí tiene sexo con la pareja de su mejor amigo y compañero de trabajo. El problema es que confunde mundo virtual con realidad, lo que le creará problemas con su entorno.

Benjamin Dickinson y Alexia Rasmussen viven un amor virtual

Rodada en blanco y negro, cosa recurrente en el cine mumblecore, con algunos toques de color en el personaje de la amante virtual, casi como si nos quisiera decir que lo virtual es más real que la propia realidad.

Segundo largometraje de su director, Benjamin Dickinson, que además de protagonizarla, también es coautor del guión. Como actor ha intervenido en otras cuatro cintas, a parte de su anterior filme que también protagoniza, First Winter (2012), donde un apagón de proporciones apocalípticas enfrenta a un grupo de amigos por la supervivencia.

ESCENA CINEFILIA

Aparte de las escenas de sexo virtual, destacan las de Reggie Watts bailando. Músico y cómico americano que intenta desorientar a su público y que ha protagonizado un telefilme de Netflix (Spatial) también dirigido por Benjamin Dickinson.


EL MUMBLECORE

Tiny Furniture, primer largo comercial de Lena Dunham, antes de la serie Girls

Subgénero del cine indie que surge como una necesidad de reivindicar la verdadera independencia en el séptimo arte, tanto a nivel estético como ético, a raíz del cine visto en el Festival de Sundance, cada vez más popular y por tanto mainstream.

Sus referentes son la Nouvelle Vague, Eric Rohmer o el propio John Cassavettes, considerado el padre del cine indie. Aunque también beben de autores como Woody Allen, Jim Jarmusch o Kevin Smith.

Los principales representantes son Andrew Bujalski (Funny Ha Ha, 2002), Noah Baumbach (Frances Ha, 2012), Lena Dunham (Tiny Furniture, 2010), Lynn Shelton (El amigo de mi hermana, 2011), Mark y Jay Duplass (Cyrus, 2010) o Joe Swanberg (LOL, 2006).

Ryan Gosling en Half Nelson (2006), un profesor guay, adicto a la coca

Actores como Greta Gerwig, Adam Driver o Alex Karpovsky han surgido del mumble y otros como Ryan Gosling, John C. Reilly o Emily Blunt han colaborado en alguna cinta de este tipo,  muchas veces por amistad.

El nombre, del que muchos cineastas de este estilo reniegan -al igual que los hipsters reniegan serlo- viene de la palabra “mumble”, balbucear; ya que los personajes mascullan al hablar, al igual que les cuesta expresar claramente sus emociones y deseos.

El género se ha trasladado a televisión en cadenas de pago como HBO o Netflix, con ejemplos como Girls de Lena Dunham, Looking de Andrew High, Togetherness de los hermanos Duplass, LOVE de Judd Appatow o Easy de Joe Swanberg.

Para más información sobre cine reciente en blanco y negro puedes pinchar aquí