CINEFILIA

cine francés

Los principitos

Escrito por cinefiliacinefilia 08-09-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

El principito (The Little Prince, 2015) *** FRANCIA. 108 minutos.

Mucha imaginación han tenido que echarle a la novela de Antoine de Saint-Exupéry para llevarla a la gran pantalla, actualizándola pero conservando a la vez el espíritu de la obra original. Mientras hay una parte que respeta los textos y tramas de la novela, con un arte creado en papel y arcilla muy artesanal, por otro lado, hay dibujos en técnica Digital 3D, similares a las películas de Pixar, que representan el mundo real.

La historia de una niña de nuestros días cuya madre le tiene la vida planificada, para que no dependa de nadie y sufra el abandono de su marido como ella, que gracias a su anciano vecino se ve imbuida por El principito, a través de unas páginas escritas por el viejo, que no es otro que el Aviador de la novela.

Película que parece hecha para animar a leer el libro, más que para ser vista en su lugar, ya que incluso dan ganas de releerlo a los que ya lo hicimos, con personajes nuevos que se ven influenciados por los ya conocidos de Saint-Exupéry. Vemos también a un crecido Principito que recuerda al deshollinador de “Mary Poppins”, una especie de “perdedor” para la sociedad de grises adultos, como lo era aquel.


Aunque la producción es francesa, su director es el norteamericano Mark Osborne, conocido por “Kung Fu Panda” (2008) y la película de Bob Esponja (2004). Su hijo Riley, pone voz al pequeño príncipe en la versión inglesa, que incluye a estrellas como Jeff Bridges, James Franco, Benicio del Toro o Marion Cotillard.

LA ESCENA

Son especialmente memorables las escenas que trasladan la obra original, de gran sensibilidad y belleza estética, con animación en stop motion, aunque también aparece la imagen original del Principito dibujado por su autor, así como la versión adulta y de niño en 3D, llegándose a ver hasta cuatro diseños diferentes del Principito en la cinta.


EL PRINCIPITO EN PANTALLA

Son múltiples las adaptaciones a la pequeña y a la gran pantalla de la novela de Antoine de Saint-Exupéry, publicada en 1943. Principalmente son telefilmes, cortometrajes y series de televisión.

La primera conocida es “Der kleine prinz”, un telefilme alemán en blanco y negro de 1954, de 60 minutos de duración dirigido por Fritz Umgelter. Existiendo versiones posteriores, en los años 60, de Bélgica, Austria y la Unión Soviética, todas ellas para televisión.

El malogrado Gene Wilder protagonizó junto al jovencísimo Steven Warner la versión musical.

El único largometraje hasta ahora había sido la versión norteamericana, una adaptación al cine del musical de Broadway, “El pequeño príncipe”, en imagen real, dirigida por Stanley Donen (Cantando bajo la lluvia, Charada) en 1974, donde intervienen el coreógrafo y director Bob Fosse (Cabaret) y el recientemente fallecido Gene Wilder, interpretando a la Serpiente y al Zorro respectivamente.

En 1978, se realizó una serie de televisión de anime, o sea dibujos animados japoneses, en coproducción con EEUU y Alemania. A través de 39 episodios se extendía la historia del Principito, acompañado del pájaro espacial Swifty y Rose Girl bajo el título de “Las aventuras del Principito”.

Will Vinton, cortometrajista norteamericano especializado en animación en plastilina adaptó la novela francesa en 1979 con la voz de Cliff Robertson como narrador- aviador en una película de 25 minutos en stop motion.

No podía faltar la versión japonesa, en anime, de El principito

Existe una versión francesa de 1990, dirigida y adaptada por Jean-Louis Guillermou en live- action, así como una serie también con actores, del mismo año, realizada por un tal Jean-Louis Cap. Coincidiendo en este año además un telefilme de animación, coproducción entre Austria y Alemania, “Der kleine Prinz” de Theo Kerp, bastante decente.

Hay también una ópera filmada en 2004 para la televisión británica BBC compuesta por Rachel Portman, primera compositora de bandas sonoras ganadora de un Oscar por “Emma” en 1996, autora también de “La bella y la bestia 2” (1997) y “Oliver Twist” (2005).

En 2010, Francia decide adaptar al formato televisivo su gran obra de la literatura infantil en coproducción con Alemania, en dibujos animados, llegando a los 52 episodios. Su adaptación llevó diez años y fue emitida por Discovery Kids.

A esto hay que añadir que recientemente también se han realizado dos cortometrajes de animación, uno belga “The Little Prince 4D” (2011)  de 15 minutos y otro de EEUU “The Rose and I” (2015).


El eslabón perdido y la animación francesa

Escrito por cinefiliacinefilia 31-05-2016 en Estrenos. Comentarios (0)

El reino de los monos (Pourquoi j'ai pas mangé mon père / Evolution Man, 2015) **

Primer título que dirige el actor francés de origen marroquí Jammel Debouze. Humorista que aparece en películas como “Amelie” o en el papel de Numeróbis en las aventuras de acción real de Astérix. A los 15 años perdió la movilidad del brazo derecho en un accidente, cosa que se refleja en el protagonista, al que además de aportarle su voz, le da su imagen. También ha hecho la adaptación al guión de la novela Evolution Man - How I Ate My Father (1960) de Roy Lewis. Obra de culto que desarrolla una mirada en clave cómica a la evolución del hombre prehistórico.

Jamel Debbouze utiliza el libro de Lewis para construirse un personaje a su imagen y semejanza y llevarlo a su terreno en un relato naif, lleno de verborrea que se deja por el camino la clave de la novela.

Debbouze no es el único cómico real cuya imagen aparece en la cinta. Louis de Funès también es recreado en el personaje de Vladimir. Un homenaje al actor de la saga Fantomas, imitando sus rasgos y tono de voz. La técnica de animación empleada ha sido el motion capture, consiguiendo dibujos más realistas en sus movimientos pero que a la vez son una mera transposición de los actores que los interpretan, disolviendo la magia de la animación.

El heredero al trono de una comunidad de monos es mandado matar al poco de nacer por ser más pequeño y despoblado de pelo que su fuerte hermano menor, por consejo de la bruja de la tribu. Un simio que vive en soledad lo salva y lo cría, demostrando con los años ser el eslabón perdido entre el mono y el hombre, al caminar sobre dos piernas o dominar el fuego.

Cinta que se deja ver sin que levante demasiadas emociones y cuyo discurso pro familia llega a cansar un poco, aunque tampoco aburre.  A esto hay que añadir que la banda sonora llena de éxitos de soul de Aretha Franklin, Stevie Wonder o Nina Simone desentone  con la sabana de hace millones de años.

ESCENA CINEFILIA

Son quizás las escenas de la hechicera las más conseguidas, aunque por otro lado hay que decir que recuerda sospechosamente al mono Rafiki de “El rey león”.


CINE FRANCÉS DE ANIMACIÓN 

Imagen del episodio de Charles Burns de “Peur(s) du noir”.

Como también es habitual en otras cinematografías, vemos en la animación francesa una tendencia marcada por las adaptaciones de cómics, tanto propios como belgas e incluso italianos. Así, existen hasta nueve largometrajes animados sobre el personaje de Astérix, la primera, “Astérix el galo” de 1967 y la última de 2014.

Dentro del cómic belga, el famoso reportero de Hergé de flequillo levantado ha sido llevado en dos ocasiones a la gran pantalla, en dibujos, a principios de los 70, en “Tintín en el templo del sol” y “Tintín en el lago de los tiburones” por la productora Belvision, mucho antes que por Spielberg. También los adorables gnomos azules de Peyo pudieron ser vistos en versión francesa en “La flauta mágica de los pitufos” (1976) antes de que los tridimensionearan en Hollywood.  

Los cómics de Corto Maltés del italiano Hugo Pratt fueron animados en cine en “Corto Maltés, la película” (2002) de Pascal Morelli y entre 2002 y 2004, el Canal + francés produjo cuatro películas más para televisión.

En 2007, la historietista iraní afincada en Francia, Marjane Satrapi, adaptaba su propia novela gráfica “Persépolis”, de gran éxito. Y  ese mismo año, conocidos dibujantes de cómic como el americano Charles Burns o el francés Blutch creaban dos de los seis fragmentos de que se componía la magnífica película de terror en blanco y negro “Peur[s] du noir” (aka “Fear[s] of the Dark”).

“El planeta salvaje” una compleja historia donde los humanos son aniquilados como insectos.

Pero no sólo de cómics vive la animación francesa. Hay autores como René Laloux que nos deleitó con la espectacular “El planeta salvaje” en 1973 y continuó durante toda la década de los 80. Entre otras muchas destacan “Los amos del tiempo” (1982), ayudado en el guión por Moëbius y “Gandahar, los años luz” (1988), donde colaboró con Isaac Asimov.

A finales de los noventa Michel Ocelot inició una trilogía con “Kirikú y la Bruja” (1998) y del resto de sus películas, “Azur y Asmar” (2006) es la que ha tenido mayor repercusión.

En 2003, el filme de Sylvain Chomet “Bienvenidos a Bellville” era reconocido con diversos premios y nominaciones, incluida la de los Oscar y siguió haciendo animación con “El ilusionista” (2010), sobre un guión de Jacques Tatí. Ahora prepara la precuela de Bellville, “Swing Popa Swing” para 2018.

El afamado Luc Besson creó en 2006 la saga de “Arthur y los minimoys” con tres películas hasta ahora, donde mezcla imagen real y animación 3D. El mismo año destacó la futurista “Renacimiento” del animador del videojuego “Rayman”, Christian Volckmn.



“Renacimiento” y “El Ilusionista”, dos ejemplos muy distintos de reciente animación en Francia.

Una pareja de directores parecen ser los últimos en llegar, Alain Gagnol y Jean-Loup Felicioli,  habiendo realizado largometrajes como “Un gato en París” (2010) nominada al Oscar a película de animación y de estilo picasiano y “Phantom boy” (2015) de dibujo pop-art.

El historietista Joann Sfar también triunfó en premios y festivales con la cinta para adultos “El gato del rabino” (2011). Las películas más recientes de la animación francesa son: “Ernest & Célestine” (2012), de corte infantil y que obtuvo otra nominación al Oscar, “La mecánica del corazón” (2013) de tono gótico, en stop motion o “El principito” (2015) sobre la novela de Antoine de Saint-Exupery.



La rodilla de Tony

Escrito por cinefiliacinefilia 08-04-2016 en Festivales. Comentarios (0)

Mi amor (Mon roi, 2015) ***

Sin hacer concesiones al drama o a la comedia, “Mi amor” se postula como una película básicamente realista de los tiempos que corren. Chico conoce a chica -ya maduros- que conoció tiempo atrás pero que no recuerda y ahora descubre como más interesante pero no quiere dejar de conocer a otras chicas, ni su vida hedonista o lo que ciertas personas podrían llamar inmadura, rodeado de  amigos y fiestas, a pesar de haber entrado en los cuarenta.

Describe la vida tal y como la concibe una generación que se niega a pudrirse en relaciones convencionales. Un canto a la felicidad, donde siempre hay uno que lo pasa mal y otro que lleva la voz cantante y que precisamente es el admirado y deseado por parecer que carece de esas preocupaciones que suele conllevar la edad.

Se trata del cuarto largometraje de Maïween Le Besco como directora, reconocida en Cannes, que le concedió un premio del jurado en 2011 a su anterior cinta, “Polisse”. También es guionista de sus propias películas y actriz. Trabajó a las órdenes de Luc Besson, del que fue pareja, en “Léon, el profesional” o “El quinto elemento” por ejemplo.

Y desde luego parece sacar lo mejor de sus actores. Vincent Cassel (El odio) posiblemente nunca haya estado tan humano y Emmanuelle Bercot (Clément) recibía el premio a la mejor actriz en Cannes el año pasado por esta cinta. Aunque no podemos decir lo mismo de Louis Garrel (Soñadores), que pocas veces lo hemos visto tan desmotivado, en un papel secundario y más bien desdibujado.

Louis Garrel y Vincent Cassel en Mi amor

Muy recomendable película para quien haya vivido amores impetuosos o para quien prefiera vivirlos en una pantalla de cine, sin los endulzantes ni aditivos propios de Hollywood.

ESCENA CINEFILIA

Me quedo con el juego de palabras de la doctora sobre la palabra rodilla, en francés genou, que suena igual que je (yo) y nous (nosotros), en alusión al accidente de rodilla de Tony, la protagonista y su accidentada relación.


TU CITA CON EL CINE FRANCÉS

Aunque su estreno está previsto para el 15 de abril, este fin de semana se podrá ver a modo de preestreno junto a otras películas galas en la tercera edición del festival Tu cita con el cine francés que se celebra del 7 al 10 de abril en los cines Ideal de Madrid.

El programa se completa con:


Belles families (Jean Paul     Rappeneau, 2014)

El hombre perfecto/ Un homme ideal (Yann Gozlan, 2014)

El juez/ L´hermine (Christian Vincent, 2014)

El novato/ Le nouveau (Rudi Rosenberg, 2014)

Mañana/ Demain (Cyril Dion y Mélanie Laurent, 2015)

Mayo de 1940/ En mai fais ce qu´il te plait (Christian Carion, 2013)

Monsieur Chocolat (Roschdy Zem, 2015)

Rosalie Blum (Julien Rappe- neau, 2015)