CINEFILIA

Ciencia ficción

Adolescencia- ficción

Escrito por cinefiliacinefilia 19-04-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Esta semana se estrenan dos ejemplos de este subgénero mixto que podría incluir la saga de Crepúsculo o Los juegos del hambre, igualmente.

Un espacio entre nosotros (The Space Between Us, 2016) ** EEUU. 121 min.

Un fallido intento de mezclar romance adolescente con nostalgia ochentera de extraterrestres en la Tierra, puesta de moda por Midnight Special o la serie Stranger Things. La historia de amor entre los jóvenes resulta aún menos creíble que el hecho de que una astronauta embarazada parta de viaje a Marte sin que lo sepan sus superiores.

Su director, Peter Chelsom de mediocre filmografía, con títulos como Hanna Montana o ¿Bailamos?, firma una historia junto a otros dos guionistas, tan endeble y manida de la que ni siquiera consigue salir airoso el cabeza de cartel Gary Oldman, al que acompañan la pareja de adolescentes: Asa Butterfield (El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares) y Britt Robertson.


Death Note: El nuevo mundo (Desu nôto: Light Up the New World, 2016)  JAPÓN. 135 min.

A pocos meses del estreno la adaptación de Hollywood –previsto para el 25 de agosto- de este manga anime de éxito que cuenta con todo un universo compuesto por dos películas animadas, resúmenes para televisión de la serie original, otros tres live actions japoneses, además de dos series de televisión; la segunda, precuela de esta cinta y con los mismos actores, donde se explica el pasado de los nuevos personajes protagonistas.

Su director, Shinsuke Sato, estrenó hace poco I Am a Hero y ha dirigido también la miniserie precuela Death Note: New Generation, de tres episodios, cada uno centrado en un personaje, que como la película tienen su origen en un manga.

Han pasado diez años desde el enfrentamiento entre Kira y L. y otros seis cuadernos de la muerte son descubiertos mientras un virus informático llamado Kira se propaga avisando de la existencia de estos.

Para el que no conozca la trama original, la resumimos en dos líneas. El hijo adolescente de un policía encuentra un cuaderno que le permite matar a cualquiera con tan solo anotar su nombre en él. Por supuesto decide usarlo, matando en un principio a criminales.


Provocando al alien

Escrito por cinefiliacinefilia 06-04-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Life (Vida) (2016) *** EEUU. 103 min.

Lo más llamativo de Life no es que sea un explotation descarado de Alien, sino que esté realizado muy correctamente y que consiga mantenernos en tensión hasta el epatante final. De hecho, todo en la película es más realista en cuanto a lo que puede pasar en una estación espacial hasta que en ciertos momentos exigidos por el guión, hay personajes que se tienen que comportar como lo haría cualquier héroe hollywoodiense.

Otra de las cosas que llaman la atención es que su director, Daniel Espinosa, sea sueco con ascendencia chilena, cuya primera película es danesa y que esta es su tercera cinta en EEUU. En cuanto a la pareja de guionistas, Rhett Reese y Paul Wernick, que ya colaboraron juntos en Deadpool, se atreven sin tapujos a reescribir el clásico de Ridley Scott, a punto de estrenar su sexta secuela, Covenant.

Menos monstruoso que Alien, al menos en un principio, es la casi simpática forma de vida encontrada en Marte a la que llaman Calvin, el séptimo pasajero que tras ser víctima de los errores del inútil y poco profesional biólogo de la misión, acaba hecho una furia y no es para menos.

Ryan Reynolds empieza metiendo la pata ya al tratar de salvar a un compañero

Jake Gyllenhaal, que está imparable, encabeza el reparto junto a la también sueca Rebecca Ferguson (La chica del tren). Seguidos por Ryan Reynolds, el heroico ingeniero de vuelo, Hiroyuchi Sanada (The Ring), piloto japonés, la rusa Olga Dihovichnaya y el biólogo británico Ariyon Bakare (Rogue One).

Sólo esperamos que el equipo que un día descubra vida en otros planetas sea más estricto con los protocolos de seguridad que la pandilla de incompetentes que conforman este. Hay que decir, en favor de la película que precisamente por parecernos todo mucho más realista y posible, puede generar incluso más terror que el primer Alien, por lo menos a día de hoy.

ESCENA CINEFILIA

La transformación de la forma de vida marciana a los niveles de violencia que llega, no por esperada es menos impactante.


EN EL ESPACIO, NADIE PUEDE OIR TUS GRITOS

Seleccionamos 10 películas de extraterrestres fuera de la Tierra, bien en el espacio como en Life o en su propio hábitat en otros planetas, generalmente Marte.

1.  2001: Una odisea del espacio (1968)

2.  La guerra de las galaxias (1977)

3.  Alien. El octavo pasajero (1979)

4.  Enemigo mío (1985)

5.  Stargate, puerta a las estrellas (1994)

6.  Starship Troopers (1997)

7.  Misión a Marte (2000)

8.  Fantasmas de Marte (2001)

9.  Avatar (2009)

10.  Prometheus (2012)


Hipster in love

Escrito por cinefiliacinefilia 05-04-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Creative Control (2015) *** EEUU. 97 min.

Así para entrar a saco, podemos decir que Creative Control es como si mezclamos un capítulo de Black Mirror con un dramedy mumblecore neoyorquino, vamos, como hacer un Black Mirror con Lena Dunham (Girls), por ejemplo.

Como es habitual en este tipo de cine, lo que nos cuenta son relaciones de parejas treintañeras, en este caso, que viven supeditadas al trabajo creativo y quieren exploran nuevos mundos en el sexo. Dado que estamos en un futuro cercano inmerso, como no, en las nuevas tecnologías, será a través de estas con las que se vivirán estas experiencias.

Un creativo informático está desarrollando unas gafas de realidad virtual y ahí tiene sexo con la pareja de su mejor amigo y compañero de trabajo. El problema es que confunde mundo virtual con realidad lo que le creará problemas con su entorno.

Benjamin Dickinson y Alexia Rasmussen viven un amor virtual

Rodada en blanco y negro, característica usada en el cine mumblecore, con algunos toques de color en el personaje de la amante virtual, ¿casi como si nos dijera que lo virtual es más real que la propia realidad?

Segundo largometraje de su director, Benjamin Dickinson, que además de protagonizarla, también es coautor del guión. Como actor ha intervenido en otras cuatro cintas, a parte de su anterior filme que también protagoniza, First Winter, donde un apagón de proporciones apocalípticas enfrenta a un grupo de amigos por la supervivencia.

ESCENA CINEFILIA

Aparte de las escenas de sexo virtual, destacan las de Reggie Watts bailando. Músico y cómico americano que intenta desorientar a su público y que ha protagonizado un telefilme de Netflix (Spatial) también dirigido por Benjamin Dickinson.


EL MUMBLECORE

Tiny Furniture, primer largo comercial de Lena Dunham, antes de la serie Girls

Subgénero del cine indie que surge como una necesidad de reivindicar la verdadera independencia en el séptimo arte, tanto a nivel estético como ético, a raíz del cine visto en el Festival de Sundance, cada vez más popular y por tanto mainstream.

Sus referentes son la Nouvelle Vague, Eric Rohmer o el propio John Cassavetes, considerado el padre del cine indie. Aunque también beben de autores como Woody Allen, Jim Jarmusch o Kevin Smith.

Los principales representantes son Andrew Bujalski (Funny Ha Ha, 2002), Noah Baumbach (Frances Ha, 2012), Lena Dunham (Tiny Furniture, 2010), Lynn Shelton (El amigo de mi hermana, 2011), Mark y Jay Duplass (Cyrus, 2010) o Joe Swanberg (LOL, 2006).

Ryan Gosling en Half Nelson (2006), un profesor guay, adicto a la coca

Actores como Greta Gerwig, Adam Driver o Alex Karpovsky han surgido del mumble y otros como Ryan Gosling, John C. Reilly o Emily Blunt han colaborado en alguna cinta de este tipo, muchas veces por amistad.

El nombre, del que muchos cineastas de este estilo reniegan -al igual que los hipsters reniegan serlo- viene de la palabra “mumble”, balbucear; ya que los personajes mascullan al hablar, al igual que les cuesta expresar claramente sus emociones y deseos.

El género se ha trasladado a televisión en cadenas de pago como HBO o Netflix, con ejemplos como Girls de Lena Dunham, Looking de Andrew Haigh, Togetherness de los hermanos Duplass, LOVE de Judd Apatow o Easy de Joe Swanberg.


La insoportable levedad del cyborg

Escrito por cinefiliacinefilia 31-03-2017 en Cómic. Comentarios (0)


Ghost in the Shell: El alma de la máquina (Ghost in the Shell, 2017) **** EEUU. 120 min.

La adaptación que Hollywood nos propone de Ghost in the Shell es tan válida como cualquiera de los productos asociados a este universo. Tomando elementos de aquí y de allá, nos ofrece las más míticas secuencias de la primera cinta de 1995 y otras que aparecieron en la serie Stand Alone Complex o el segundo filme Innocence, pero en contextos diferentes.

Mantiene respetuosamente los tres pilares en los que reside la franquicia: Conflicto entre cuerpo y mente de la cyborg  protagonista, las aventuras policíacas de la Sección 9, encargada de crímenes informáticos y el toque de erotismo, que donde más reforzado estaba era en el manga de origen.

Por lo tanto, incluye la escena lésbica que el autor del cómic, Masamune Shirow, ha decidido eliminar para su reedición, así como los clubs sexuales de Innocence o las geishas robots, que podíamos ver en el anime Stand Alone Complex.





Las escenas de las geishas y de Kuze pertenecientes a Stand Alone Complex y en la nueva película

Por otro lado, el Titiritero, el hacker informático de la primera cinta de Mamoru Oshii, es cambiado por Kuze, líder populista de unos inmigrantes que protagonizaba los últimos episodios de la segunda temporada de la serie Stand Alone Complex, aunque comparte características del primero.

Con todo, su director Rupert Sanders (Blancanieves y la leyenda del cazador) ha conseguido un producto muy redondo que para los que no se hayan acercado a este universo se lo hace bastante atractivo y casi más cercano que con la primera cinta de Oshii y para los fans, aparte de ofrecer una muy digna versión, encontrar esos recordados momentos sin que revelen el desenlace es de agradecer.

En cuanto al reparto, la en un principio criticada elección de Scarlett Johansson a mi parecer es ideal, al igual que Michael Pitt o la introducción del personaje de Juliette Binoche como la creadora y la presencia oriental de Takeshi Kitano, como el jefe de la brigada, además de otros personajes de apoyo.

Juliette Binoche es la doctora Ouelet, creadora del cyborg que interpreta Johansson

ESCENA CINEFILIA

Posiblemente las secuencias entre Johansson y Binoche, que nos traen a la memoria inevitablemente, las del replicante Roy (Rutger Hauer) y su creador en Blade Runner, sean las más potentes tanto a nivel argumental como de intensidad actoral. Los fallidos intentos de unir ghost y cuerpo robótico tienen mucho que ver con la última cinta de Mateo Gil Proyecto Lázaro, al traer a la vida a los sujetos crionizados.


DEL MANGA A HOLLYWOOD

Del éxito de esta Ghost in the Shell depende por ejemplo la esperada adaptación de Akira, manganime que abrió las puertas del género en Occidente y suponemos que la distribución de Death Note, actualmente en manos de Netflix. Otros cómics japoneses también fueron hechos en EEUU, con desigual fortuna.

Mutronics (1991) Adaptación del manga The Guyver, rebautizado en EEUU en una cinta protagonizada por Mark Hamill, del género sentai, escuadrones de ataque, de la que se realizó una secuela: The Guyver: Dark Hero (1995).

Crying Freeman: Los paraísos perdidos (1995). Coproducción franco canadiense con Japón y EEUU sobre yakuzas y artes marciales que calcaba escenas del manga original.

El incomprendido Oldboy de Spike Lee con Josh Brolin

El puño de la estrella del norte (1995). Thriller fantástico de acción situado en un futuro postapocalíptico con Malcom McDowell (La naranja mecánica) en el reparto.

Speed Racer (2008). Las ahora hermanas Wachowski se encargaron de la adaptación de este manganime sobre carreras de coches conocido en España como Meteoro.

Dragon Ball: Evolution (2009). La obra cumbre de Akira Toriyama era convertida posiblemente en la peor película basada en un manga hecha jamás, no conservando nada del cómic original.

Oldboy (2013) La historia de venganza también adaptada por el coreano Park Chan-wook, con peor fortuna, a pesar de que poca gente parezca estar de acuerdo, la dirigía Spike Lee y contaba con Josh Brolin y Samuel L. Jackson. Despreciada por el postureo, como le puede pasar a GITS, es muy recomendable.

Al filo del mañana (2014) Invasión extraterrestre protagonizada por Tom Cruise que se basaba en la novela japonesa Alll you need is kill que luego se convirtió en cómic.

Kite (2014) Remake del filme de animación Sexo Letal (1998) donde una niña que ejerce la prostitución también es una asesina a sueldo. En España no llegó a conseguir distribución suponemos que por el tema, aunque contó con la presencia de Samuel L. Jackson.


Universo Ghost in the Shell

Escrito por cinefiliacinefilia 28-03-2017 en Cómic. Comentarios (0)

Dado que Paramount Pictures, distribuidora de la versión live action de Ghost in the Shell, ha pedido expresamente a los medios que no se publicara nada sobre este reboot hollywoodiense hasta la noche del jueves previo a su estreno, este viernes 31 de marzo, para calentar motores vamos a ir ubicándola en su universo.

Ghost in the Shell (攻 殻 機 動 隊 /Kōkaku Kidōtai) inicialmente es un manga seinen (para mayores de 16 años) publicado entre mayo de 1989 y noviembre de 1990. En España, se editó bajo el título de Patrulla Especial Ghost, en referencia a la Sección 9 de la policía de seguridad pública, de cuyas acciones trata principalmente su trama.

Con motivo del estreno de la cinta que ahora se estrena, Planeta DeAgostini relanzará el cómic bajo el título The Ghost in the Shell, añadiendo el artículo al título y con dos páginas censuradas, donde aparece un momento lésbico, a petición expresa de su autor, no sin cierta polémica.

Su autor, Masamune Shirow, desarrolla un argumento de ciencia ficción y thriller policíaco, dentro del cyberpunk, al igual que en otras obras suyas como Appleseed o Dominion Tank Police, también llevadas al cine.



Al manga original le siguen otros dos del mismo autor publicados entre los años 1991 y 1997, más una serie posterior de cuatro, escritos por Junichi Fujisaku, que funcionan a modo de precuela: Ghost in the Shell: Arise, que empezó a publicarse en 2013 y aún en activo.

En 1995, Mamoru Oshii (Patlabor, The Sky Crawlers) se encargó de la adaptación cinematográfica en anime, centrándose en los capítulos 9 (Bye, bye, Clay) y 11 (Ghost Coast) del primer manga, convirtiéndose en una obra de referencia del cyberpunk, compartiendo elementos con cintas de este subgénero como Blade Runner.

En ella, los protagonistas centrales del cómic, la Mayor Motoko Kusanagi (cyborg con alma humana) y el agente Batou, con el resto de la Sección 9, se enfrentan a un hacker informático conocido como el Titiritero, que piratea sistemas completos, entidades robóticas e incluso el ghost (o alma) de sus víctimas.

Arakami, el jefe de la sección 9, Kusanagi y Batou en Stand Alone Complex

A esta primera película siguió un anime en formato serie de televisión titulada Stand Alone Complex, de dos temporadas emitidas entre 2002 y 2005 que dio lugar a dos películas y un OVA, que resumían las tramas de la serie en la que Mamoru Oshii, inmerso en la dirección de la segunda película para cine, Innocence, sólo colaboró en el guión. También sigue a la organización de fuerzas especiales Sección 9, al frente de la cual está la mayor Kusanagi.

Ghost in the Shell II: Innocence se estrenó en 2004. Escrita y dirigida por Oshii, no se trata de una secuela o continuación sino que pertenece al mismo universo y en la que se prescinde del personaje de Kusanagi, tomando el protagonismo Batou, que investiga una serie de asesinatos y posteriores suicidios de robots sexuales. Fue presentada en el Festival de Cannes.

Las tramas de la serie Stand Alone Complex se cerraban en el OVA Solid State Society (2006), situando la acción en 2034, dos años después de que Kusanagi abandonara la sección 9, en la que Batou se la reencontrará durante la investigación del hacker aquí llamado el Marionetista.

Kusanagi y Batou, rediseñados en la precuela The Rising

En 2013 se produjeron un conjunto de cuatro OVAs, Ghost in the Shell: Arise, a partir del manga homónimo, que se acabaron remontando en una serie para televisión añadiendo un quinto OVA, emitidos en 10 episodios que daban paso argumentalmente a la película Ghost in the Shell: The Rising (2015) dirigida por Kazuya Nomura. En todas ellas la acción se sitúa en 2027, dos años antes de la primera cinta, donde está todo el equipo de la sección 9, con cambios en el diseño de los personajes.

A esto hay que añadir que en 2008 se hizo una versión remasterizada de la cinta de 1995 bajo el título de Ghost in the Shell 2.0, añadiendo imágenes y elementos CGi (3D), así como un re doblaje adaptando términos coloquiales y la jerga informática a la actualidad y la  remasterización de toda la banda sonora.

Además existen cuatro videojuegos que completan el universo GITS.

INSPIRACIÓN E INFLUENCIAS POSTERIORES

Ghost in the Shell bebe del universo futurista de William Gibson desarrollado en la Trilogía del Sprawl (1984-88), conocida también como Trilogía de Neuromante, del ciberespacio o de la matriz, al que también pertenecen otras historias cortas suyas como Johnny Mnemonic.

Imagen de The Animatrix, que completaba la trilogía de las Wachowski

Sin embargo, sus raíces más profundas, además del propio título, las podemos encontrar en The Ghost in the Machine (1967) de Arthur Koestler, libro de filosofía psicológica cuyo título fue acuñado por el filósofo Gilbert Ryle para describir el relato cartesiano dualista de la relación mente-cuerpo.

Además de influencias estéticas, también hay similitudes argumentales con la película Blade Runner y su origen literario en la novela de Philip K. Dick en la que se basó pero a su vez, la cinta japonesa también influyó en obras posteriores como Inteligencia artificial de Steven Spielberg y sobre todo y como llegaron a reconocer las hermanas Wachowski, en su trilogía The Matrix.