CINEFILIA

Ciencia ficción

Borracheras de destrucción masiva

Escrito por cinefiliacinefilia 28-06-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Colossal (2016) *** EEUU. 109 min.

Sin descalificar al cine de Nacho Vigalondo, sus películas suelen basarse en una idea ingeniosa que después no se desarrolla todo lo bien que cabría esperar o que al menos no es lo que nos habíamos imaginado, sorprendiendo al espectador no siempre para bien.

Sus historias han tratado sobre viajes en el tiempo, extraterrestres, el peligro de las redes y los monstruos gigantescos en esta última. Está claro que se decanta por el fantaterror como género aunque con personajes muy de la calle en los que generalmente se introduce el humor.

En Colossal, la protagonista es una joven en paro cuyo novio cansado de sus borracheras le pide que se vaya de casa. De esta forma se traslada a la casa familiar en su localidad de origen. Allí se encontrará con un antiguo amigo que está enamorado de ella y con el que continuará sus noches de alcohol. Pronto descubrirá una conexión entre estas y un monstruo que se ha materializado en Seúl y ha empezado a aterrorizar la ciudad.

Jason Sudeikis y Anne Hathaway observan al monstruo de Seúl en las noticias

El problema es que la propuesta argumental es tan arriesgada que no consigue hacer del todo creíble la historia aunque nos ofrece una explicación posterior que incluye un acontecimiento del pasado de los protagonistas, tan inverosímil como la idea inicial.

Es curioso porque en cine nos hemos creído casi cualquier cosa pero posiblemente el hecho de los personajes sean tan cercanos o que Vigalondo intente encajar al milímetro el guión con tanta explicación hace que la cosa chirríe un poco.

Aún así, y a pesar de que esto es lo peor que le puede pasar a una película, la cinta se ve con gracia y agradecemos el buen hacer de Anne Hathaway en un personaje con reacciones un tanto exageradas pero que ella maneja con solvencia.


NACHO VIGALONDO

Los cronocrímenes, primer largo de Nacho Vigalondo donde también intervino como actor

Desde que en 2003 fue nominado al Oscar al mejor cortometraje por 7.35 de la mañana, este director natural de Cantabria se hizo un hueco en el cine de terror norteamericano interviniendo en cintas de episodios como The ABCs of Death (2012), The Profane Exhibit (2013) y VHS Viral (2014) que ahora se materializa por fin con este largometraje estadounidense.

El resto de su filmografía, cortos aparte, se completa dentro del cine español con Los cronocrímenes (2007), Extraterrestre (2011) y Open Windows (2014).


De youtube al cine. Invasión de cine cutre

Escrito por cinefiliacinefilia 02-06-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Cinebasura. La peli (2016) ** ESPAÑA. 90 min.

Estrenada en la pasada edición del festival Cutrecon, donde Paco Fox, codirector y coguionista, es productor y programador. De hecho la cinta no tiene ninguna pretensión seria, es un continuo homenaje al cine que se proyecta en la muestra. Cine de serie Z o lo que en la película se denomina directamente cine cutre, como el que el propio Fox comenta en el videoblog Videofobia.

Divertimento más para sus creadores que para el público, aunque tiene algún que otro golpe de humor, basado en el mundo freaky del cosplay propio del Salón del Manga, e incluso su parte crítica con el gobierno fascista en el poder.

Un portal al cine basura es abierto en Moratalaz al intentar rodar una película casera dando entrada a todo tipo de personajes grotescos característicos de ese tipo de cine, como zombies, monstruos o terroristas y cambiando la realidad tal y como la conocemos.

Su protagonista es el propio Paco Fox que dirige la película junto a uno de sus creadores, Miguel Ángel Viruete y en la que también interviene Agustín Jiménez (Ocho apellidos catalanes), posiblemente el único actor profesional.

Desde luego no es para tomársela en serio y como tal, cumple su objetivo sobradamente dentro de lo que podría denominarse comedia freaky, muy en la línea de Faraday (2013) de Norberto Ramos del Val.


Replicando Alien(s)

Escrito por cinefiliacinefilia 31-05-2017 en Estrenos de luxe. Comentarios (0)

Alien: Covenant (2017) **** EEUU. 123 min.

Podemos discutir de si este Alien es o no necesario, de que si es mejor o peor que otros o incluso de que si aporta algo a la franquicia. Decimos desde ya que la película sí que vale la pena, al menos para los amantes de la serie ya que supone una actualización de las mejores secuencias de Alien, añadiendo una vuelta de tuerca sobre el elemento androide.

En realidad, Ridley Scott casi está uniendo los universos de Alien y Blade Runner porque ¿no se covierten David y Walter, los dos autómatas protagonizados por Michael Fassbender, en un replicante y un blade runner en un momento de la película?

Estamos ante la octava película de la serie ya que aunque algunos se nieguen a admitirlas, sí  que incluimos la nada desdeñable Alien Vs. Predator (2004) y su secuela de 2007. De hecho, ¿no existen similitudes entre los ingenieros y los predators? Todas están producidas por David Giler y Walter Hill, que se negó a dirigir la primera pero ha participado en cada una de ellas, en mayor o menor medida.

Esta no es la única escena que nos sonará en Alien Covenant

Ridley Scott que no quiere abandonar la saga ni con agua caliente, habiendo dejado en manos de Denis Villeneuve a otro de sus hijos, Blade Runner, sigue obsesionado, como en la anterior Prometheus, con el origen del hombre. Aunque aquí da más cancha a los fans y tenemos xenomorfos, abrazacaras, huevomorfos y quebrantapechos (e incluso quebrantaespaldas) por doquier.

Es curiosa la mínima participación de James Franco, cuyo papel se ha recortado, apareciendo también muy poco en el corto promocional prólogo, La última cena. La protagonista, Katherine Waterston, al igual que Noomi Rapace en la anterior, son trasuntos ambas de la teniente Ripley que interpretó Sigourney Weaver, que sí que aceptó participar en una posible secuela aun en el aire.

Quién realmente protagoniza la cinta y por partida doble es Michael Fassbender, interpretando al robot de Prometheus, David y al de la nave Covenant, Walter -un modelo más avanzado- con diferentes acentos y personalidades. Y por cierto, el español Javier Botet es un Xenomorfo.

ESCENA CINEFILIA

Aunque la secuencia de la caverna de David con sus experimentos es sobresaliente, la primera que abre la cinta entre Weyland (Guy Pearce) y el propio David resulta un cruce entre Blade Runner y 2001. Una odisea del espacio, en ese diálogo entre el creador y su criatura.

LA SAGA DE ALIEN

Loving the Alien

Para más información sobre la saga, pincha el enlace.

http://cinefiliacinefilia.blogspot.es/1494339040/loving-the-alien/


Superhéroe de barrio

Escrito por cinefiliacinefilia 12-05-2017 en Estrenos. Comentarios (0)

Le llamaban Jeeg Robot (Le chiamavano Jeeg Robot, 2016) *** ITALIA. 112 min.

Si Carlos Vermut introducía a la Magical Girl, personaje del manganime japonés, en un ambiente en el que podía estar fuera de lugar en su película homónima, Gabriele Mainetti en Le llamaban Jeeg Robot mezcla el género mecha de robots con el neorrealismo italiano.

La introducción de superhéroes en universos no fantásticos ya la habíamos visto en El protegido de M. Night Shyamalan, cinta con la que puede tener más en común. Sin embargo, Mainetti no evita los convencionalismos del género, haciendo que su protagonista adquiera sus poderes tras estar en contacto con residuos radiactivos.

Lo que ocurre es que a un personaje disfuncional que vende mercancía robada y ve películas porno en los arrabales de Roma no se le ocurre que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” y utiliza sus poderes para arrancar cajeros.

Luca Marinelli se llevó el premio de la Academia junto a los protagonistas Ilenia Pastorelli y Claudio Santamaria (arriba)

La princesa de la historia, que tras la muerte de su madre y los abusos del padre vive en el mundo del anime referido en el título, será quién redima al reciente “súper criminal”. De esta manera, la verdadera transformación del héroe viene dada por el amor más que por la súper fuerza, uniendo así el neorrealismo italiano con superhéroes japoneses.

No podemos dejar de hablar del villano, una especie de Joker que pertenece a la Camorra y que quiere trascender, el cual además aporta el elemento musical del pop italiano. Algo comparable a los narcotraficantes y los corridos mexicanos.

Todo esto, aunque pueda sorprender, fue nominado a 16 premios en los David de Donatello (los Oscar italianos) y consiguió 7, entre ellos director novel y los actores principales y secundarios. Cosa que ayudará a Gabriele Mainetti, actor y cortometrajista, con su siguiente proyecto en el que asegura que al menos mezclará seis géneros.

ESCENA CINEFILIA

Una de las secuencias más conseguidas es la conversión del super villano y la escena de crímenes que graba con el móvil para colgarla después, criticando o al menos haciendo referencia a los molestos youtubers que increpan a la gente.

UN ANIME LLAMADO… JEEG ROBOT

Curiosamente tanto este anime como la primera serie manga sobre magical girls son creación de Gō Nagai, autor también del famoso robot Mazinger-Z. De hecho Jeeg Robot goza de tanta popularidad en Italia como aquel en España.

Su título original es Kōtetsu Jīgu (Steel Jeeg, en inglés), nunca estrenada en España, aunque se puede encontrar en castellano en youtube, bajo su nombre sudamericano El vengador, con doblaje neutro, para los muy frikis. Emitida por primera vez en 1975, hay una secuela de 2007.

Su argumento, muy similar a Mazinger, trata sobre un joven que pierde a su padre, un científico que ha creado un dispositivo para luchar contra el mal, capaz de convertir a su hijo en la cabeza de un robot, que ayudado de una colega del laboratorio le ensambla el resto del cuerpo desde una nave.


Loving the Alien

Escrito por cinefiliacinefilia 09-05-2017 en Horrorfilia. Comentarios (0)

Tras vivir el Alien Day en el cine Capitol con la reposición de la primera cinta, Alien, el octavo pasajero, el 26 de abril (fecha sacada del nombre de la luna LV-426, donde estaban los aliens) y mientras esperamos ansiosos el estreno de la segunda precuela, Alien Covenant,  este viernes, hagamos un repaso a algunas de sus anécdotas, datos y curiosidades.

Guión:

Sus guionistas se basaron en películas como El enigma de otro mundo, Planeta prohibido y sobre todo El terror del más allá (1958) y Terror en el espacio (1965) de Mario Bava. Así como, Dark Star (1974), del mismo guionista de Alien, Dan O´Bannon y que dirigió John Carpenter, quien luego haría un remake de la primera citada, La cosa.

La novela Strange Relations de Philip José Farmer o el relato “Junkyard” de Clifford D. Simak, también son fuentes de inspiración, así como historietas de terror diversas de EC Comics. El autor de ciencia ficción A. E. Van Vogt denunció a los artífices del largometraje acusándoles de plagiar uno de sus relatos, "Discordia en escarlata", publicado en 1939.

Los primeros diseños del Necronomicón de Giger, con el xenoformo aun con ojos

Arte:

Aunque H. R. Giger aportó los diseños alienígenas, Moebius proporcionó el diseño de los trajes espaciales y Ron Cobb las naves, basándose en conceptos como el Leviatán y el Snark.

Producción:

El éxito de Star Wars dio luz verde al proyecto, de hecho el primer guión llevaba por título Star Beast (La Bestia de las estrellas).

Tras rechazar dirigirla Walter Hill (Calles de fuego), por la cantidad de efectos especiales que tenía, aunque sí que fue productor, 20th Century Fox propuso a Peter Yates (Bullit), Jack Clayton (Suspense) y Robert Aldrich (¿Qué fue de Baby Jane?) pero fueron rechazados por los creadores.

Dirección:

Ridley Scott utilizó a sus propios hijos vestidos de astronautas en las escenas donde descubren al gigante extraterrestre (El ingeniero) para dar mayor sensación de amplitud al decorado.

Interior de la nave con el ingeniero (el gigante extraterrestre) y los hijos de Ridley Scott

También decidió añadir todo el final en la lanzadera cuando Ripley descubre que Alien se ha escondido allí, añadiendo presupuesto y días de rodaje. Su idea original era que la criatura le arrancara la cabeza de un mordisco y se comunicara con la Tierra usando su voz. Sin embargo, los productores propusieron el final que conocemos.

Intérpretes:

En un principio se pensó en Paul Newman para interpretar a Ripley, que acabó siendo Sigourney Weaver.

Posteriormente, Verónica Cartwright había sido escogida para interpretar a Ripley, pero el cambio le tomó por sorpresa pues no se enteró sino hasta que acudió a Londres por cuestiones de vestuario.

El quebrantapechos en acción

Jon Finch sustituyó a John Hurt al comienzo del rodaje pero una diabetes severa obligó a que finalmente Hurt hiciera el papel.

Criaturas:

Huevomorfo (Ovomorph): Es un huevo de fibra de vidrio relleno con vísceras y tripas de res que Scott llegó a agitar con guantes.

Abrazacaras (Facehugger): Hecho con tripas de oveja, pescado y marisco, fue la primera creada por Giger para la película.

Tres estudios para figuras en la base de una crucifixión de Francis Bacon

Quebrantapechos (Chestburster): estuvo inspirado en la pintura Tres estudios para figuras en la base de una crucifixión  (1944) de Francis Bacon  y, al igual que el Abrazacaras, pasó por varios diseños. La sorpresa y el pánico que sintió el reparto en esta escena ayudó a darle un realismo sin precedentes a Alien y la escena es catalogada como uno de los momentos más icónicos de la cinta.

Xenomorfo (conocido como Alien) Se usaron fragmentos de un cráneo humano cubierto con un revestimiento brillante y traslúcido para el rostro y para la piel, respectivamente. A un cuerpo con plastilina, Giger le agregó vértebras de serpiente y tubos de enfriamiento de un Rolls-Royce, para representarla con una mayor fidelidad a sus dibujos conceptuales. El diseño de las partes móviles del personaje fue responsabilidad de Carlo Rambaldi. El actor Bolaji Badejo personificó al Xenoformo vestido con un traje de látex. Un crítico dijo que tenía una forma fálica inconfundible y otro la compara con una “chorreante boca vaginal".

Escena no incluida en el montaje final

ESCENA CINEFILIA

Hay una escena recuperada en la edición en Laser Disc y que llegó a ser montada en el DVD conocido como Director´s Cut, en la que Ripley se encuentra con Dallas y Brett envueltos en capullos de Alien, que se consideró que alargaba demasiado la huida de Ripley hacia la nave transportadora hacia el final y fue eliminada.

Secuelas:

Aliens, el regreso (1986) La teniente Ripley, única superviviente de la primera cinta volvía al planetoide LV-426 convertido en una colonia de terraformación acompañada de un pelotón de marines. James Cameron, tras el éxito de Terminator fue encargado de hacerla, sobre una idea suya.

Alien 3 (1992) Tras huir con el marine Hicks, Newt, la niña rescatada y los restos del androide Bishop, llegan a un planeta donde solo hay una prisión. La dirigió David Fincher (Seven)imponiendo su oscuro sello.

Así de hermoso era el bebé de la clon de Ripley en Alien, Resurrección

Alien. Resurrección (1997) Esta vez el francés Jean- Pierre Jeunet (Delicatessen) fue elegido para seguir la franquicia tras la muerte de Ripley. Un clon de la misma permitía a Sigourney Weaver protagonizar la cinta junto a Winona Ryder.

Spin-offs:

Alien Vs Depredador (2004)

A partir de un cómic, crossover de Alien y Predator la trama es contemporánea. Aparece el pesonaje de Bishop como un millonario relacionado con Weyland (de la posterior Weyland-Yutani, empresa que organiza el primer viaje), que pudimos ver en Prometheus.

Alien Vs. Depredador 2. Requiem (2007)

Esta secuela aportaba un Predalien, híbrido de Predator  y Alien.

Precuelas:

El Xenomorfo tal y como aparece al final de Prometheus

Prometheus (2012)

Ridley Scott volvía a la franquicia para explicarnos el origen de los ingenieros, buscando el origen de la humanidad. Al final aparece un xenomorfo que da pie a su continuación.

Alien. Covenant (2017)

Una nave de colonos que se dirige a otro planeta le parece igual apetecible el planeta donde reside Alien. Scott sigue en la dirección.

Cómo se hizo:

Existen varios documentales sobre Alien: Giger's Alien (1979) de H. R. Giger, The Alien Legacy (1999) de Michael Matessino, Alien Evolution (2001) de Andrew Abbott y Russell Leven, The Alien Saga (2002) de Brent Zacky, The Beast Within: The Making of Alien (2003), Aliens in the Basement: The Bob Burns Collection (2003) ambos de Charles de Lauzirika.