CINEFILIA

“¡Me cago en Dios y en la Virgen María!”

Aunque CINEFILIA no suele ocuparse de este tipo de asuntos, no podemos dejar de posicionarnos en este tema debido a la gravedad del mismo, que no sólo afecta a Guillermo Toledo sino a cualquier persona que quiera expresarse libremente, incluyendo cualquier medio de comunicación. Por no hablar de la persecución que está sufriendo el mundo de la cultura y los artistas, bien sean actores, escritores, músicos, titiriteros o de las artes plásticas.

Podría ser perfectamente la imagen del rodaje de una película, sin embargo, ayer por la tarde, el actor Guillermo Toledo era detenido y posteriormente encerrado en el calabozo para asegurar su comparecencia hoy ante el juez, tras lo cual ha sido puesto en libertad sin fianza y donde se ha reafirmado en su opinión de que “cagarse en Dios no es delito, es libertad de expresión”.

Bajo ese lema, anoche había convocado una acción de protesta en el Teatro del Barrio, abierto al público de 23,30 a 1 de la madrugada, que incluía una posterior vigilia en apoyo del actor, en espera a su detención.  Aunque sí se celebró, el acto quedó un poco deslucido tras el apresamiento de Toledo que se produjo en las inmediaciones de su casa, cuando al parecer  intentaba escapar de la policía.

Personajes de la cultura como Lucía Etxebarría, Pepe Viyuela o Guillermo Ortega, aun así, sí acudieron al evento, además de integrantes de plataformas a favor de la libertad de expresión, donde criticaron la acción judicial basada en leyes del código penal que se mantienen a día de hoy o que han variado, incluso reforzándolas, propias del régimen franquista.

Guillermo Toledo y Alberto San Juan en los Goya de 2003

El origen del caso está en que Guillermo Toledo debía ir a declarar por una denuncia de la Asociación Española de Abogados Cristianos, acción interpuesta debido a  un comentario suyo en Facebook en el que decía: “Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme  en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”, como reacción a la admisión a trámite de un juzgado de Sevilla, por otra demanda contra el acto reivindicativo La procesión del coño insumiso que él mismo apoyaba.


LUCES Y SOMBRAS DE WILLY TOLEDO

Resulta bochornoso que medios de comunicación como Telemadrid, en las noticias de hoy, encima acusen al actor de impulsar su carrera, en su opinión apagada, con declaraciones como las que le han llevado al calabozo, minimizando la inapropiada e inadmisible acción judicial en un estado de derecho.

Es cierto que Guillermo Toledo ha gozado de mejores épocas en su carrera con películas como El otro lado de la cama (2002), Crimen Ferpecto (2004), After (2009) o Los amantes pasajeros (2013), así como series de televisión como 7 vidas (1999-2002) y obras de teatro con el grupo Animalario.

Guillermo Toledo en una escena de “Los amantes pasajeros” de Pedro Almodóvar

Sin embargo, desde sus intervenciones como activista político es precisamente cuando parece que los productores han dejado de contar con él, con memorables momentos como la politización de la XVII gala de los Goya de 2003, en contra de la guerra.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: