CINEFILIA

V de violencia

Kings ** (2017) FRANCIA. 92 min. Estreno: 31 de agosto.

La directora franco turca de la aclamada Mustang (2015), Deniz Gamze Ergüven, que ya ha sido fichada por Hulu para la serie de ciencia ficción The First con Sean Penn, no gozó del mismo reconocimiento con su siguiente película, Kings, también de nacionalidad francesa pero con actores anglosajones y localización en Los Ángeles.

Responsable tanto de la dirección como del guión, Gamze Ergüven relata de una forma algo caótica las revueltas raciales ocurridas en el distrito de South Central tras la absolución de unos policías blancos acusados de apalear injustamente al hombre de color Rodney King, a principios de los noventa.

Centrándose en una familia en la que la madre acoge todo chico perdido que encuentra en el barrio, potente interpretación de Halle Berry, a la que se le une un escritor un poco alcohólico al que da vida Daniel Craig, un personaje pobremente construido, cercano a la comedia, que chirría un poco dentro del drama del conflicto.

Rachel Hilson, Kaalan Walker y Lamar Johnson, triangulo amoroso en medio de las revueltas

Otra historia paralela protagonizada por jóvenes quinceañeros, víctimas del ambiente en el que viven se nos cuenta a trompicones en un intento, sin ninguna cohesión, de mostrar una especie de realidad objetiva donde los negros no queden únicamente como “hermanitas de la caridad”.

Concebido como el primer proyecto de su realizadora, Kings resulta tan vacía como previsible y tan oportunista como desbordada, sin que llegue a aburrir, quizás sostenida por la presencia de dos grandes actores como Berry y Craig.

¿ESCENA CINEFILIA?

La escena de la farola donde son esposados los protagonistas, más propia de una comedia ochentera que otra cosa, no hay por donde agarrarla y solo la entendemos para suavizar la tragedia vivida por los jóvenes, más propia de una variante de West Side Story.


HALLE BERRY, HEROÍNA DE COLOR

Berry en la escena de la playa donde homenajeaba a la primera chica Bond, Ursula Andress

Debutó en cine de la mano de Spike Lee y Tony Scott, intervino en Los Picapiedra y después de unas cuantas películas menores, llegó a ser Tormenta, uno de los X-Men, habiéndola interpretado hasta en cuatro cintas de la saga. Al año siguiente, en 2002, ganó un Óscar por Monster´s Ball, como mejor actriz.

Ese año, también protagonizó la destacable película independiente Operación Swordfish, junto a Hugh Jackman y John Travolta. A partir de ahí fue Chica Bond con Pierce Brosnan en Muere otro día y Catwoman, papel por el que recibió un Razzie.

Tras Gothica (2003), del actor y director francés Mathieu Kassovitz (El odio), se la asocia principalmente al thriller, en productos de poco calado junto a Bruce Willis, Benicio del Toro o Tom Hanks, con el que intervino en el largometraje de las Wachowski, El atlas de las nubes (2012).

Halle Berry junto a Penélope Cruz en Gothica

Llegó a coincidir con Michelle Pfeiffer (la primera Catwoman) en la comedia de Gary Marshall, Noche de fin de año (2011), aunque no compartieron escena. El año pasado se la pudo ver en la secuela de Kingsman y el que viene en la tercera de John Wick, al lado de Keanu Reeves.

En televisión, intervino en algunos episodios del spin off de Dallas, California y en series tan conocidas como Fraiser o Gossip Girl. Ganó el Globo de oro y el Emmy por su interpretación de la actriz Dorothy Dandridge (Carmen Jones) en el telefilme Dorothy Dandridge: La estrella que se enfrentó a Hollywood, en 1999.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: