CINEFILIA

Vuelta de tuerca a la comedia romántica

Una relación abierta *** (Permission, 2017) EEUU. 96 min. Estreno: 10 de agosto

Se puede decir que la segunda película del director y guionista de cine independiente Brian Crano supone una vuelta de tuerca a la comedia romántica norteamericana. Una pareja a punto de casarse, que se conoce desde la facultad, deciden probar otras relaciones sexuales a instancias de ella. En seguida, esta conoce al hombre más encantador y perfecto del universo.

De este argumento parte Una relación abierta, dramedy neoyorquino en la línea de otras cintas indies que en tono de humor amargo presentan una situación de pareja en la que uno de los dos huye de los convencionalismos, lo que provocará un giro inesperado en sus vidas.

Al igual que los comportamientos o decisiones que tomamos en nuestra vida real, aunque a veces no sean del todo conscientes, tienen consecuencias o repercusiones que no habíamos previsto, así ocurre en la cinta de Crano, que además de la pareja protagonista incluye una serie de personajes secundarios muy bien definidos, que igualan en interés a los principales.

François Arnaud y Rebecca Hall, de espaldas

Quizás lo único que le podemos echar en cara a la cinta es que, como suele pasar este tipo de cine americano, todos ellos sean tan guapos y estilizados y que en sus vidas sólo haya cabida para problemas sentimentales.

A su protagonista Rebecca Hall la podemos recordar por su papel de Vicky en Vicky Cristina Barcelona de Woody Allen, por la que fue candidata a un Globo de Oro. Además, Dan Stevens (La bella y la bestia), François Arnaud (Los Borgia), Jason Sudeikis (Colossal), Raul Castillo (Looking), Morgan Spector (La niebla), Gina Gershon y David Joseph Craig.


EL DRAMEDY ROMÁNTICO

La ausencia de un happy end en una comedia romántica tampoco la convierte en un drama, por eso se inventó este término que da nombre al género y que ya casi hace un spoiler desde su propia asignación. Aunque no sólo el final determina esta calificación, el tono general que combina humor con momentos dramáticos hacen una dramedia.

Woody Allen y Diane Keaton en la escena de la coca de Annie Hall

El caso es que este tipo de cintas son más habituales dentro del cine independiente ya que se ajusta menos a las “normas” de las películas mainstream, que suelen asociar comedia con final feliz.

Annie Hall (1977)

Lost in translation (2003)

Buscando un beso a medianoche (2007)

Frances Ha (2012)

La La Land (2016)


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: