CINEFILIA

Un Gus Van Sant menor, pero interesante

No te preocupes, no llegará lejos a pie *** (Don't Worry, He Won't Get Far on Foot, 2017) EEUU, 114 min. Estreno: 6 de julio.

En su decimoséptimo largometraje de ficción Gus Van Sant vuelve a recurrir al biopic –como ya hiciera en Milk-para contarnos la historia de un alcohólico que tras un fatal accidente de coche queda postrado en una silla de ruedas y acaba convirtiéndose en el caricaturista conocido como John Callahan, cuyas viñetas llenas de humor negro aparecen en el film de forma animada y recuerdan al trazo tosco de las ilustraciones del propio cineasta, que integró en su novela Pink.

El verdadero Callahan también fue músico, aspecto que se ha obviado en la cinta, más centrada en sus dibujos y en su historia de superación, así como su alcoholismo y su gusto por las mujeres. A pesar de no ser de los mejores trabajos del realizador, la cinta se ve con agrado y resulta entretenida, con toques de humor, a pesar de lo dramático de la historia.

 Joaquin Phoenix interpreta con convicción y dedicación al protagonista, que gustaba de recorrer las calles a gran velocidad en su silla de ruedas, lo que le suponía tener percances a menudo. Rooney Mara, Jonah Hill y Joe Black completan el reparto en el que también hay una breve aparición de Udo Kier, que ya trabajó con el director en Mi Idaho privado (1991).

La tira cómica de Callahan que da título a la película

CURIOSIDADES

Al parecer Gus Van Sant había planeado ya realizar esta película allá por los noventa con Robin Williams de protagonista, lo que podemos notar en el look de Phoenix que parece disfrazado del malogrado actor de El club de los poetas muertos.


GUS VAN SANT EN RUEDA DE PRENSA: “EN EEUU HAY TEMAS QUE NO SE PUEDEN TOCAR”

“Yo pienso. Soy un humilde pensador. Soy un hombre. Soy un hombre humilde. Soy un realizador de cine industrial. En otra época fui bueno pero ahora me avergüenzo. Me he vuelto malo (…) Voy en pos del dinero fácil. Me he vendido.” Así describe Gus Van Sant al personaje autobiográfico de Spunky en su única novela hasta la fecha, Pink (1998).

El director de Elephant visitó Madrid a finales de junio con motivo del homenaje conjunto que la Casa Encendida y la Fimoteca Nacional le dedican a toda su obra artística que incluye fotografías, pinturas, música o la citada novela. Sin embargo, Van Sant nos aseguró en rueda de prensa que él realmente se considera cineasta y que su amplia colección de polaroids las hizo como castings a los actores.

Nos habló de sus inicios en el cine, de su primera película que no llegó a terminar y que se acabó convirtiendo en un corto, de cómo le presentaron a Jack Kerouac (a través de quien conoció a la Generación Beat) y el cual le puso en contacto con unos productores de porno. Que llegó a escribir un guión de El almuerzo desnudo de  William S. Burroughs (que interviene en su cinta Drugstore Cowboy) y de cómo Los Angeles le pareció una ciudad sórdida cuando llegó a ella de joven.

Lucía Casani, directora de La Casa Encendida, Gus Van Sant y Matthieu Orléan, comisario de la exposición

Nos aseguró no tener una película favorita de entre las suyas y también nos habló de River Phoenix con el que trabajó en Mi Idaho privado y del pesar que le supuso su muerte. “Estaba muy interesado en hacer cine independiente. No era el tipo de persona que cuadrara en Hollywood. Su familia era muy hippie”.

Por otro lado, afirmó que nunca ha considerado que haya gran diferencia entre el cine independiente y el comercial. Que Hollywood es un banco y que puedes hacer dinero sin ir en contra de tus ideas. Aunque reconoce que  las actuales plataformas digitales ofrecen más oportunidades para que cada uno haga su película.

En cuanto a sus intereses actuales, el realizador nos confesó que le gustaría hacer una película sobre la frontera de México pero que no sabe si quiere tocar ese tema porque en EEUU hay temas que no se pueden tocar.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: