CINEFILIA

¿Sexo explícito o pornografía?

It is Not the Pornographer That is Perverse **** (AKA: Bruce LaBruce´s Fleapit, 2018) EEUU- ALEMANIA. 69 min.

El festival de cine LGTB+ de Madrid, LesgaiCineMadsolía ser el encargado de estrenar en Madrid el anticomercial cine de Bruce LaBruce. Este año, y aún con una película pendiente de estreno (Ulrike´s Brain), nos referimos a circuitos alternativos, no en salas convencionales, por supuesto, la Cineteca se le ha adelantado mostrando la última película de este director representante del New Queer Cinema.

Así, la Cineteca de Madrid programó el fin de semana pasado un ciclo de cuatro películas posporno del realizador canadiense, empezando el jueves con este gran estreno, convirtiéndose España en uno de los primeros países en proyectarla, tras pasar por festivales de México, Berlín y Toronto.

La cinta, rodada entre Madrid y Berlín, está compuesta por cuatro cortometrajes. El primero, Diablo en Madrid, nos muestra a un diablo cachondo y seductor que se ofrece sexualmente a hombres que lloran a sus muertos en el cementerio. En el segundo, About Humans, que también se desarrolla en la capital española, un atractivo taxista disuadirá, a través del sexo, a un profesor de saltar por el viaducto.

 


 

Dos secuencias del filme pertenecientes a los dos segmentos rodados en Berlín  


Los dos siguientes fragmentos tienen lugar en Berlín: Purple Army Faction, es casi una especie de remake -o secuela- de un film anterior de LaBruce, The Raspberry Reich. En él, un grupo terrorista secuestra a hombres heterosexuales, teniendo sexo con ellos, con el fin de convertirlos y que dejen de reproducirse. 

El último segmento, Flea Pit (Dirty Cinema), nos muestra a un grupo de personas dentro de un cine de los años setenta de serie B, que está viendo la película referida en el párrafo anterior y que empiezan a tener sexo entre ellos, acabando en una orgía.

Todos los episodios están protagonizados por actores porno, entre ellos, Françoise Sagat, que ha hecho incursiones en el cine convencional y ya protagonizó otra cinta de LaBruce, L.A. Zombie, o el español Allen King, entre otros y con una pequeña intervención de la conocida galerista Topacio Fresh en la primera historia.

Con esta película LaBruce demuestra estar en plena forma y seguir fiel a sus principios que impulsaron y definieron el New Queer Cinema, consiguiendo estrenar en salas y festivales un producto que muchos consideran pornografía pura y dura, debido a sus escenas de sexo explícito, pero que entraría más en lo que se denomina como posporno.

ESCENA CINEFILIA

Almodóvar está muy presente en los dos segmentos rodados en Madrid. En el primero, el demonio y el ángel tienen sexo delante de un poster del director manchego y en la segunda se citan películas de este en las que sale el viaducto de Madrid.

El resto de ciclo que la Cineteca dedicó a LaBruce incluía: No Skin off my ass, Hustler White y The Raspberry Reich.


NEW QUEER CINEMA

Maldita generación (1995) de Gregg Araki

Surgido a principio de los noventa, este movimiento nacido dentro del cine independiente norteamericano, se caracterizó por su acercamiento a la cultura queer y pretendía diferenciarse de películas que trataban la homosexualidad desde un punto de vista más mainstream, como Philadelphia (1993) o Maurice (1987), alejándose de las convenciones heterosexuales aplicadas al cine gay.

Más cerca del cine underground de John Waters, de carácter radical, no pretende dar una imagen positiva (ni negativa) de la homosexualidad, sino reflejar las diferentes identidades sexuales, gay, lésbica, bisexual o transgénero, sin ningún tipo de censura. Tratando temas como las drogas, el sexo o la muerte con auténtica honestidad.

Forman parte de esta generación, cineastas como Gus Van Sant, Tod Haynes, Gregg Araki, Tom Kalin, Derek Jarman o Rose Troche. Actualmente, otros autores como John Cameron Mitchell, Travis Matthews o Abdellatif Kechiche con La vida de Adele, parecen haber recogido el testigo.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: