CINEFILIA

Fantasías adolescentes

FireWorks *** (Uchiage Hanabi, Shita kara miru ka? Yoko kara miru ka? / 打ち上げ花火、下から見るか?横から見るか?, 2017). JAPÓN. 90 min.

Este largometraje de animación nos transporta a un mundo de fantasía en el que por medio de una bola su protagonista es capaz de alterar el presente y regresar a un momento del pasado en el que es posible cambiar lo que desee.

Todo ocurre en una noche de fuegos artificiales en la que dos amigos adolescentes desean llevar a la chica por la que rivalizan a verlos. Esta, por su parte, quiere huir de casa ya que sus padres pretenden cambiarla de instituto.

Un curtido realizador de animes, Akiyuki Shimbô codirige la cinta junto al principiante Nobuyuki Takeuchi, que viene de trabajar en el departamento de animación del estudio Ghibli, en películas como El viaje de Chihiro o Ponyo en el acantilado.

Dos amigos rivalizan por llevar a una chica a ver los fuegos artificiales

Una animación tan brillante como espectacular es la principal baza del filme, apoyada por una excelente banda sonora que incluye las melodiosas canciones interpretadas por la cantante nipona de rap DAOKO.

A diferencia de la mayoría de animes, que suelen tener su origen en un manga, FireWorks está basado en una película de igual título para Fuji TV de 1993, aunque ya se ha realizado su adaptación al cómic.

ESCENA CINEFILIA

No hay duda de que las secuencias lumínicas de los fuegos son grandiosas, aunque personalmente a mí me llamaron la atención las distorsiones creadas por el agua en la escena de la piscina. A destacar también la escena del vagón, que supone un viaje al mundo de fantasía en el que se sumergen los protagonistas, reforzada por la canción “Ruri-iro no Chikyuu” interpretada por Nazuna Oikawa.

Cada día ** (Everyday, 2017). EEUU. 95 min.

Un ente incorpóreo se despierta cada mañana en el cuerpo de una persona diferente de su misma edad. Transcurridas veinticuatro horas exactas lo abandona dejándolo libre a su dueño e intentando interferir lo menos posible en su vida.

Hay algo en la premisa de la trama creada por el escritor David Levithan que nos recuerda a cintas como Your name. Sin embargo, en manos de un director como Michael Sucsy (Todos los días de mi vida) lo que en el anime está lleno de magia e inocencia, en Cada día resulta meloso y cargante, por no decir poco creíble.

La verdad es que la idea da para mucho más de lo que un filme romántico para adolescentes como este nos ofrece aunque hay que reconocerle ciertos valores en la diversidad de género, ya que el cuerpo que ocupa puede ser tanto de chica como de chico.

Los jóvenes Angourie Rice (Spiderman: Homecoming), Owen Teague (Black Mirror: Arkangel) –ambos en la foto superior- y Justice Smith (Jurassic World: Fallen Kingdom) interpretan los papeles principales.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: