CINEFILIA

Aliens al borde de un ataque de nervios

Un lugar tranquilo **** (A Quiet Place, 2018) EEUU. 90 min. Estreno: 20 de abril.

En el fin de semana de su estreno en Estados Unidos, el pasado 6 de abril, Un lugar tranquilo ya se ha convertido en la película de la temporada. Ha recaudado más de 50 millones de dólares, casi ha triplicado su presupuesto en sólo tres días, superando en 10 millones a Ready Player One.

En un principio se nos antoja como una película de terror silenciosa, con pocos elementos en juego, sobre una familia que sobrevive en una casa en el bosque asediada por una criatura alienígena que destruye cualquier ser vivo que emita sonidos. Sus primeros minutos son desasosegantes y queremos que empiece la acción caiga quien caiga.

Sin embargo, poco a poco vamos empatizando con los miembros de la familia y sus conflictos pero sobre todo nos identificamos con ellos en su forma de actuar para no hacer ruido, cosa que vivirán en primera persona los que porten palomitas cuando la sala se queda en silencio.

John Krasinski con sus hijos en la ficción Millicent Simmonds y Noah Jupe

La tensión es máxima en casi la totalidad del filme y a partir de cierto momento estamos con el corazón en un puño hasta el final. Un final con cliffhanger que pide a gritos, nunca mejor dicho, una continuación que sin duda por el éxito conseguido ya tiene asegurada.

La cinta está dirigida por John Krasinski, que también ha colaborado en el guión y que la protagoniza junto a su pareja real Emily Blunt (próxima Mary Poppins). Además de defender valores familiares, que tanto gustan en EEUU, incluye también el tema de la diversidad, en concreto la funcional.

Si el alienígena es ciego, otro personaje es sordo. De hecho, la capacidad de poder comunicarse en lenguaje de signos puede ser lo que haya salvado a esa familia. La actriz sorda Millicent Simmonds (Wonderstruck) interpreta a la hija mayor con esta discapacidad.

La distribuidora Paramount ha cuidado mucho no desvelar la imagen de la criatura

ESCENA CINEFILIA

Aunque las referencias a Alien, no sólo en el aspecto y potencia de la criatura, sean obvias, la idea de que sólo se guie por los sonidos es novedosa y sus escenas son realmente escalofriantes. En concreto la escena del sótano en que persigue a la madre, que nos recordó a La guerra de los mundos.


UN NUEVO ALIEN LLEGA AL CINE

Ya tenemos claro que este nuevo alienígena, de momento sin nombre, va a dar que hablar. Lo único que sabemos de ellos es que aunque no ven, tienen una fuerza descomunal y un oído finísimo y les molesta el ruido cosa mala ya que a poco que grites te estampan contra el suelo.

Esperemos que en sucesivas películas se vayan desvelando los interrogantes que podemos ver en la pizarra que aparece en el sótano del protagonista, que se ve de pasada.  

¿Cuántos hay? (3 no, 5), ¿Qué quieren?, ¿Están organizados?, ¿Atacan en grupo?, ¿Por qué no se comen lo que matan?, ¿Cuál es su punto débil?


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: