CINEFILIA

Saturada lluvia de referencias

Ready Player One *** (2018) EEUU. 140 min.

Si alguien pensaba que nos íbamos a librar algún día de los homenajes a la nostalgia de la cultura pop audiovisual de los ochenta que se vaya olvidando. En Ready Player One, distopía que ocurre en 2045, no sólo no es que no pasemos página sino que vivimos inmersos en ese mundo a través de la realidad virtual.

Según ha declarado su director, Steven Spielberg, ese es el futuro que nos espera. Y seguramente no le falta razón. Lo que ahora ya estamos viviendo con los móviles o los ordenadores acabará evolucionando muy posiblemente en esa opción virtual para 20 ó 30 años, aislándonos ya por completo de la cada vez más difícil realidad.

Sin dotar a la cinta de ninguna actitud crítica hacia ello, eso se queda para la vertiente de  películas serias de Spielberg, Ready Player One se convierte en una explosión de referencias a ficciones de películas, series y videojuegos de entre 1975 a 1995, algunas de las cuales el propio director creó en su momento y que llegan a hacerse tediosas por saturación.

Los avatares de los personajes de la cinta en el mundo de la realidad virtual

El Rey Midas de Hollywood, sirviéndose de una novela de Ernest Cline, que también ha participado en el guión, desarrolla una historia tan simple y manida como la de un grupo de jóvenes adolescentes luchando contra adultos que quieren dominar el sistema, la base de cualquier cinta juvenil ochentera.

ESCENA CINEFILIA

Sin lugar a dudas, lo mejor de toda la película es la incursión en el universo de El resplandor, nuevo homenaje particular de Spielberg a Stanley Kubrick, tras dedicarle su película A.I. Inteligencia artificial (2001). Además, esa referencia no se encuentra en la novela.


LOS DOS SPIELBERGS

Aunque ahora se encuentra inmerso en la preproducción del remake de West Side Story, por increíble que pueda parecer ya que Steven Spielberg nunca ha realizado un musical, distinguimos dos vertientes diferenciadas en su cine.

Inteligencia artificial, una de las cintas más cercanas del director a esta última 

Por un lado, sus primeros éxitos desde 1975, dentro del género fantástico que incluyen títulos como Tiburón, Encuentros en la tercera fase, la saga de Indiana Jones o E.T., el extraterrestre que a partir de 1985 con El color púrpura, se entremezclaron con cintas más dramáticas.

Así, temas como el holocausto nazi, la esclavitud, la guerra, el terrorismo o los derechos civiles han sido tratados por el director judío en La lista de Schindler, Amistad, Salvar al soldado Ryan, Munich, Lincoln, El puente de los espías o Los archivos del Pentágono  que se han ido deviniendo junto a películas más propias del cine de evasión que le hizo famoso.

Entre estas últimas está Ready Player One, junto a la saga de Parque Jurásico, A.I., Inteligencia artificial, Minority Report, La guerra de los mundos o Las aventuras de Tintín


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: