CINEFILIA

La justicia por su mano

El tercer asesinato (三度目の殺人/ Sando-me no satsujin, 2017) *** JAPÓN. 124 min.

Tras filmar cintas más imaginativas como Air Doll, sobre una muñeca hinchable o su anterior Después de la tormenta, más familiar, Hirokazu Koreeda se introduce en el cine de género con este thriller judicial donde un abogado intenta desenmarañar un extraño crimen sucedido en la localidad.

Desde el propio abogado defensor, cuyo padre ya defendió de otro caso de asesinato al mismo acusado, a la familia de la víctima nada resulta convencional en este caso de asesinato que se va (des)enredando mentira tras mentira.

Casi todos los personajes mienten o al menos son susceptibles de ello, con lo cual cualquier cosa es posible ya que lo afirmado se contradice poco después. Este caos naturalmente no llevará a la sentencia más justa. Siendo la manipulación de la justicia el tema central.

El acusado (Kôji Yakusho) ante el abogado (Masaharu Fukuyama)

El argumento pone de manifiesto el hecho de que alguien pueda ser juzgado y por quién y más aún, condenado hasta la pena máxima de muerte sin ser realmente culpable o al menos de los cargos que se le incriminan.

Aunque la trama podría resolverse en menos tiempo, al no ser el fín en sí misma, son más destacables el enfrentamiento del abogado y el acusado en sus sucesivas entrevistas y los detalles más delicados del alma de sus personajes que son sacados a la luz. Revelándose de esta manera más como un filme dramático que un thriller al uso.

ESCENA CINEFILIA

Es memorable la reveladora visita al piso del acusado, incluida la tumba de pájaros de la  terraza. Otras imágenes, como la del plano cenital de los cuerpos en la nieve, pueden persistir en nuestra memoria cinéfila aunque nos saquen más del hilo de la historia que otra cosa.


CINCO ABOGADOS METIDOS A DETECTIVE

El proceso Paradine (1947) Alfred Hitchcock. Considerado un Hitchcock menor, Gregory Peck defiende a una dama italiana acusada de matar a su marido y por la que se sentirá atraído.

Testigo de cargo (1957) Billy Wider. Basada en una novela de Agatha Christie, en ella Charles Laughton defiende a un joven acusado de matar a su anciana y rica amiga, con una memorable e impactante escena de Marlene Dietrich.

Matar a un ruiseñor (1962) Robert Mulligan. Gregory Peck vuelve a ser un abogado, que defiende la inocencia de un hombre negro acusado de violación.

Sospechoso (1987) Peter Yates. Cher y Dennis Quaid son abogada y miembro del jurado respectivamente, dispuestos a resolver la verdad.

La caja de música (1989) Costa- Gavras. La hija de un anciano acusado de criminal nazi decide defenderlo convencida de su inocencia. Jessica Lange fue nominada al Oscar.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: