CINEFILIA

La insoportable levedad del cyborg


Ghost in the Shell: El alma de la máquina (Ghost in the Shell, 2017) **** EEUU. 120 min.

La adaptación que Hollywood nos propone de Ghost in the Shell es tan válida como cualquiera de los productos asociados a este universo. Tomando elementos de aquí y de allá, nos ofrece las más míticas secuencias de la primera cinta de 1995 y otras que aparecieron en la serie Stand Alone Complex o el segundo filme Innocence, pero en contextos diferentes.

Mantiene respetuosamente los tres pilares en los que reside la franquicia: Conflicto entre cuerpo y mente de la cyborg  protagonista, las aventuras policíacas de la Sección 9, encargada de crímenes informáticos y el toque de erotismo, que donde más reforzado estaba era en el manga de origen.

Por lo tanto, incluye la escena lésbica que el autor del cómic, Masamune Shirow, ha decidido eliminar para su reedición, así como los clubs sexuales de Innocence o las geishas robots, que podíamos ver en el anime Stand Alone Complex.





Las escenas de las geishas y de Kuze pertenecientes a Stand Alone Complex y en la nueva película

Por otro lado, el Titiritero, el hacker informático de la primera cinta de Mamoru Oshii, es cambiado por Kuze, líder populista de unos inmigrantes que protagonizaba los últimos episodios de la segunda temporada de la serie Stand Alone Complex, aunque comparte características del primero.

Con todo, su director Rupert Sanders (Blancanieves y la leyenda del cazador) ha conseguido un producto muy redondo que para los que no se hayan acercado a este universo se lo hace bastante atractivo y casi más cercano que con la primera cinta de Oshii y para los fans, aparte de ofrecer una muy digna versión, encontrar esos recordados momentos sin que revelen el desenlace es de agradecer.

En cuanto al reparto, la en un principio criticada elección de Scarlett Johansson a mi parecer es ideal, al igual que Michael Pitt o la introducción del personaje de Juliette Binoche como la creadora y la presencia oriental de Takeshi Kitano, como el jefe de la brigada, además de otros personajes de apoyo.

Juliette Binoche es la doctora Ouelet, creadora del cyborg que interpreta Johansson

ESCENA CINEFILIA

Posiblemente las secuencias entre Johansson y Binoche, que nos traen a la memoria inevitablemente, las del replicante Roy (Rutger Hauer) y su creador en Blade Runner, sean las más potentes tanto a nivel argumental como de intensidad actoral. Los fallidos intentos de unir ghost y cuerpo robótico tienen mucho que ver con la última cinta de Mateo Gil Proyecto Lázaro, al traer a la vida a los sujetos crionizados.


DEL MANGA A HOLLYWOOD

Del éxito de esta Ghost in the Shell depende por ejemplo la esperada adaptación de Akira, manganime que abrió las puertas del género en Occidente y suponemos que la distribución de Death Note, actualmente en manos de Netflix. Otros cómics japoneses también fueron hechos en EEUU, con desigual fortuna.

Mutronics (1991) Adaptación del manga The Guyver, rebautizado en EEUU en una cinta protagonizada por Mark Hamill, del género sentai, escuadrones de ataque, de la que se realizó una secuela: The Guyver: Dark Hero (1995).

Crying Freeman: Los paraísos perdidos (1995). Coproducción franco canadiense con Japón y EEUU sobre yakuzas y artes marciales que calcaba escenas del manga original.

El incomprendido Oldboy de Spike Lee con Josh Brolin

El puño de la estrella del norte (1995). Thriller fantástico de acción situado en un futuro postapocalíptico con Malcom McDowell (La naranja mecánica) en el reparto.

Speed Racer (2008). Las ahora hermanas Wachowski se encargaron de la adaptación de este manganime sobre carreras de coches conocido en España como Meteoro.

Dragon Ball: Evolution (2009). La obra cumbre de Akira Toriyama era convertida posiblemente en la peor película basada en un manga hecha jamás, no conservando nada del cómic original.

Oldboy (2013) La historia de venganza también adaptada por el coreano Park Chan-wook, con peor fortuna, a pesar de que poca gente parezca estar de acuerdo, la dirigía Spike Lee y contaba con Josh Brolin y Samuel L. Jackson. Despreciada por el postureo, como le puede pasar a GITS, es muy recomendable.

Al filo del mañana (2014) Invasión extraterrestre protagonizada por Tom Cruise que se basaba en la novela japonesa Alll you need is kill que luego se convirtió en cómic.

Kite (2014) Remake del filme de animación Sexo Letal (1998) donde una niña que ejerce la prostitución también es una asesina a sueldo. En España no llegó a conseguir distribución suponemos que por el tema, aunque contó con la presencia de Samuel L. Jackson.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: