CINEFILIA

Los brotes verdes de Gus Van Sant

ESTRENO DVD

El bosque de los sueños AKA: El mar de árboles (The Sea of Trees, 2015) *** EEUU. 110 min.

Oscura cinta de Gus Van Sant que desde Mi nombre es Harvey Milk (2008) no nos había conseguido emocionar como con este filme, que a medida que va avanzando nos ofrece una salida entre el afán de superación y los espíritus orientales. No se entiende como la crítica la ha atacado con esa saña irracional, por no decir homófoba, al igual que le ocurre a Almodóvar.

Aunque guarda similitudes con Restless (2011), esta es más adulta y mágica a la vez. Un hombre de mediana edad llega desde EEUU a Japón y se interna en el Bosque de los suicidas buscando un buen sitio para morir. Allí se encontrará con un japonés que se ha perdido y al que ayudará a salir de ese mar de árboles del título.

El director de Mi Idaho privado, abiertamente homosexual, imprime en el film, aunque no sea de temática LGTB, su marca mostrando una relación especial entre los dos personajes masculinos, con guiños como cuando le llama guapo por error al equivocar la palabra handsome con Hansel, de similar pronunciación en inglés.


Matthew McConaughey protagoniza la cinta junto al actor japonés Ken Watanabe y Naomi Watts. Todos adoptan una pose contenida de frustración debido al carácter gris de las vidas de los personajes que interpretan con resolución, destacando el protagonista principal.

Aunque hay que reconocer alguna situación algo forzada hacia el final, desde luego la cinta no se merece ese rechazo absoluto y aun menos quitarle la oportunidad de verla en cines. Es cierto que Gus Van Sant no ha estado muy sembrado desde que Milk ganara un par de oscars, uno de ellos al guión y parece que alguien le está haciendo boicot por ello. ¿Le pasará lo mismo al director de Moonlight? Veremos.

ESCENA CINEFILIA

La aparición de los cadáveres en el bosque y el propio hecho de que exista realmente un lugar así, al que la gente acude a suicidarse y en el que los arrepentidos puedan terminar perdidos por sus enormes dimensiones, es posiblemente lo que más llame la atención.

GUS VAN SANT,  ENTRE EL CINE INDEPENDIENTE  Y EL INDUSTRIAL

Kelly Lynch y Matt Dillon en Drugstore Cowboy

Ganador de la Palma de Oro en Cannes en 2003 por Elephant, que mostraba casi a modo de videojuego la matanza del colegio Columbine, las películas más brillantes de Gus Van Sant son en las que habla de los temas que mas le interesan, como Mi Idaho privado (1991), Drugstore Cowboy (1989) o Paranoid Park (2007).

Se atrevió a hacer el remake de Psicosis (1998) o a rodar el guión de dos jóvenes Matt Damon y Ben Affleck, cuando le presentaron juntos El indomable Will Hunting (1997), libreto que consiguió un Oscar. Filmó los últimos días de Kurt Cobain en Last Days (2005) y el biopic del activista homosexual Milk (2008).

Aunque quizás sus cintas más atrevidas a nivel personal y cinematográfico sean Mala noche (1995) y Gerry (2002). En sus dos filmes protagonizados por mujeres como Nicole Kidman (Todo por un sueño) o Uma Thurman (Ellas también se deprimen) no acabó de coger el tono.


Comentarios

Los 90 fueron la verdadera transición española. La llegada de las nuevas televisiones lo cambió todo. Yo le hubiera echado del cine por gritar, aparte de por ser machista. ¿Qué haría viendo una peli tan guay?

Me gustan las anécdotas que cuenta cinefiliacinefilia sobre las películas que trata.Yo también contaré una relacionada con Gus van Sant y "Drugstore Cowboy" y es que cuando Matt Dillon y Kelly Lynch rompen su relación,ésta le dice "sabes que puedo pasar sin todo menos sin eso". Recuerdo que era el año 1990, y en el cine uno gritó ¡zorra!.Pues ¡qué machista!

Añadir un Comentario: