CINEFILIA

Pareja en blanco y negro

Loving (2016) *** EEUU. 123 min.

Suele ser normal que las historias reales con carga social al ser llevadas a la pantalla se resientan y un arte como el cine que principalmente bebe de imaginación y ficción se vea mermado al tratar ciertas temáticas.

Jeff Nichols, un director especialista en dotar de un toque realista a sus películas (Take Shelter, Mud, Midnight Special) aunque sus argumentos lleguen incluso a la ciencia-ficción, aborda esta historia real de un matrimonio interracial igualmente, sin los golpes dramáticos a los que nos tiene acostumbrados el cine americano sobre tensiones raciales.

Interpretaciones contenidas por parte de la pareja protagonista, Joel Edgerton y Ruth Nega, detrás de unos personajes sin arranques de violencia o gritos ahogados, en general. Es más el morderse el labio y llevar el caso por la vía legal, como al parecer hizo esta pareja que vivió en Virginia en los años 60 y tuvo la “osadía” de casarse siendo de razas de diferente color.

Alano Miller, Terri Abney, Ruth Negga y Joel Edgerton en una secuencia de “Loving”

Por ello, la pareja fue encarcelada y exiliada del estado, viéndose obligada a cambiar su residencia y abandonar su casa, amigos y familia. La revista Time decidió contar su historia y es aquí donde Nichols reserva un papel al habitual en sus películas, Michael Shannon, que interpreta al fotógrafo de la prestigiosa publicación.

Ese crispamiento y contención dramática que despide el cine del director se ajusta como un guante a este capítulo racista de la América profunda estadounidense y es especialmente curioso en un personaje como el que compone Edgerton, un hombre rudo de pocas palabras pero totalmente fuera de los convencionalismos norteamericanos.

ESCENA CINEFILIA

Aunque el espectador parece estar esperando el gran momento dramático del filme, hay una escena que contrapone un accidente en el trabajo del protagonista y un accidente de coche, sin embargo ninguno tendrá graves consecuencias.

“El nacimiento de una nación”, irónico título utilizado en el clásico de 1915 pro Ku klux klan de D. W. Griffith.

CINE DE COLOR

Si el año pasado Spike Lee creó el hashtag #OscarsSoWhite para hacer patente el boicot ante las nominaciones de los premios de la Academia al no contener películas o interpretaciones de personas negras, este año las favoritas parecen ser las que sí lo hacen.

Junto con Loving, esta misma semana se estrena Figuras ocultas, sobre la importancia de un grupo de mujeres afroamericanas en la carrera espacial. Y próximamente llegarán Fences, sobre el declive de una estrella del béisbol protagonizada por Denzel Washington y Moonlight, mejor película dramática en los Globos de Oro que narra la vida de un joven afro y homosexual en plena guerra de los carteles de la droga de Miami.

No acaba ahí la cosa. El nacimiento de una nación que se estrenó en el pasado festival de Sundance con gran éxito y que en España llegará a mediados de febrero, tiene bastantes papeletas también para el Oscar. Narra la historia real del incitador a una de las rebeliones más sangrientas contra la esclavitud en 1831.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: