CINEFILIA

Autopsia a una desconocida

La autopsia de Jane Doe (The Autopsy of Jane Doe, 2016) *** REINO UNIDO. 99 min.

Esta cinta inglesa le ha servido a su director, el noruego André Øvredal (Trollhunter), como puente hasta EEUU, donde este año adaptará al medio televisivo el cómic Enormous, cuyo argumento ya utilizó de base para un cortometraje.

Galardonada en Sitges con el premio especial del Jurado, esta historia escrita por los guionistas de otra serie, Dead of Summer, en un principio se nos presenta como un thriller al más puro estilo Twin Peaks, donde el cadáver de una joven es encontrado en una pequeña localidad estadounidense.

A diferencia de Laura Palmer, conocida por todos en el pueblo, Jane Doe es, sin embargo, el nombre con el que se denominan a los sujetos no identificados. Sin signos de violencia exteriores aparentes, el oficial al cargo se la entrega al forense local que trabaja con su hijo. Tienen toda la noche para averiguar que le ha ocurrido y de quién se trata.

Brian Cox y Emile Hirsch, padre e hijo en la ficción, lo descubrirán todo de Jane Doe.

Desde un principio empiezan encontrándose con extrañas señales poco comunes hasta que se dan cuenta que el cadáver no es exactamente tal. La historia se va desgranando poco a poco pero enganchando al espectador en todo momento, aunque el despiece del cuerpo pueda herir las miradas más sensibles.

A pesar de su inicio más realista, en el desarrollo de la autopsia tendrán lugar fuerzas demoníacas y hasta zombies, en un festival de sangre que se desarrolla por completo en la morgue local, en una trama donde se suceden los giros de guión más sorprendentes.

ESCENA CINEFILIA
El elemento de la campañilla que se le pone a los muertos, que ya sabemos que va a traer cola durante la película, es un homenaje al mcguffin hitchcockiano.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: