CINEFILIA

Voyeurismo oriental

La doncella. The Handmaiden (Ah-ga-ssi, 2016) ** COREA DEL SUR. 145 min.

Compleja cinta del coreano Park Chan Wook que tras su aventura americana con “Stoker” (2013) ha vuelto con más fuerza que nunca a su refinado estilo oriental, recreándose de tal modo en las secuencias que hace que una película de casi dos horas y media parezca de cuatro.

Basada en una novela de la británica Sarah Walters, Fingersmith (Falsa identidad en España) y cuya estructura en tres partes ha tratado de mantener el director de “Oldboy”, con los distintos puntos de vista de las protagonistas femeninas. Adaptada ya por la BBC en una versión de tres horas, bajo el mismo título del libro.

Su argumento es una espiral de engaños entre cuatro personajes que lo que supone es a la vez un engaño continuo al espectador, en una trama alargada al repetir imágenes de la primera mitad de la película bajo otro prisma. Escenas sexuales interminables principalmente entre los dos personajes femeninos centrales, extendidas innecesariamente para hacer las delicias de los ojos más voyeurs.

Un exceso de estilismo – y metraje- que diluye y hace confusa una buena historia que parece que el realizador coreano no ha sabido adaptar, aunque su halo de director de culto mantenga defensores a ultranza.

LA ESCENA

Aunque a pesar de que cueste mantener el interés, la cinta está llena de secuencias con gran poder de atracción, sorprendiendo más en la que los tres personajes centrales se encuentran a la puerta del centro de salud mental, que además supone un punto de ruptura en el filme.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: