CINEFILIA

Como en casa

Después de la tormenta (Umi yori mo mada fukaku, 2016) *** JAPÓN. 117 min.

Tras pasar por los festivales de Cannes y San Sebastián, la última cinta de Hirokazu Kore-eda, autor japonés que lleva más de 20 años haciendo ficción, nos habla de una realidad tan cotidiana como actual. El deseo de lo que has perdido cuando ya no puedes tenerlo.

Un hombre de mediana edad, que llegara a ser un escritor que recibió un importante premio literario ha perdido las riendas de su vida. Separado de su esposa, podría perder a su hijo adolescente si ella vuelve a casarse. Parece que la imposibilidad de ganar un buen sueldo es lo que lo separa de su familia pero hay algo en sus genes que es más fuerte que la pretensión de recuperar a los suyos.

Un historia sencilla que se nos presenta sin grandes dramas y con personajes imperfectos, sacados de la realidad aunque no por ello faltos de carisma. El director de “Air Doll”, donde una muñeca hinchable cobraba vida, se centra en sus últimas cintas en temáticas más familiares y realistas, cautivando al espectador con esta amable comedia de la vida.

Kirin Kiki, a la derecha, ha trabajado con el director Kore-eda en varias ocasiones.

Decididamente, el personaje que mejor se mueve en el tono de comedia es la abuela, Kirin Kiki (Una pastelería en Tokio), carácter del todo entrañable y con verdadera gracia en sus sinceros diálogos que la actriz sabe transmitir con gran humanidad.

LA ESCENA

Aunque el tono agradable de toda la cinta no tiene muchos altibajos, no hemos podido dejar de fijarnos por otro lado, en que se pasan comiendo la mayor parte del metraje. Lo de los helados caseros nos hace pensar que de verdad Japón y España no son tan distintos.


UNA CIERTA MIRADA

“Después De la tormenta” fue mostrada en la sección A certain regard del Festival de Cannes. Este apartado del certamen se creó en 1978, presentando desde entonces películas con visiones y estilos diferentes, de ahí su nombre.

“Después de Lucía” ganó el premio Una cierta mirada en 2012.

Veinte años después, se creó un premio homónimo para reconocer a artistas jóvenes y que muestran piezas innovadoras y atrevidas. Autores de diferentes nacionalidades han presentado aquí sus primeros trabajos, ganando premios.

Como el tailandés Apichatpong Weerasethakul –que ganaría posteriormente la palma de oro en 2010- o el italiano Marco Tullio Giordana con la aclamada “La mejor juventud”. El realizador griego Yorgos Lanthinos (Langosta) también obtuvo este galardón con su impresionante “Canino”o el mexicano Michel Franco con “Después de Lucía”, además de autores más consagrados como el coreano Kim Ki-duk.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: