CINEFILIA

El discreto encanto de la madurez

El porvenir (L´avenir, 2016) *** FRANCIA. 100 min.

Una película más, vista en San Sebastián. El retrato de la madurez de una profesora de filosofía que afronta el devenir de la vida, sin dramas. Las protestas juveniles entre su alumnado, problemas con la editorial donde publica, infidelidad del marido, aguantar a una madre con depresión, fría relación con sus hijos, con los que no acaba de conectar.

Sin embargo, dentro de este poco afectuoso entorno hay un alumno por el que siente especial simpatía, la cual es mutua. Sin insinuarse si quiera nada sexual entre ellos, su amistad será crucial para soportar estoicamente las consecuencias de ese hostil entorno.

Isabelle Huppert, que la semana que viene estrenará la aclamada en Cannes “Elle” de Paul Verhoeven -proyectada también en Donostia- interpreta a esta mujer como quien no quiere la cosa, impregnándola por completo de su personalidad, sin ningún tipo de amaneramiento actoral ni excesos, de una manera tan natural que atrapa al espectador en un argumento que en otras manos podría haberse convertido en un melodrama maniqueo. El reverso de la mujer almodovariana. Una mujer que llora en silencio, sin estridencias.

Isabelle Huppert y Edith Scob son hija y madre en “El porvenir”

Roman Kolinka (en la foto) como el atractivo alumno hippie y André Marcon como el marido infiel, acompañan principalmente a la sufrida protagonista como dos polos opuestos de su cultivado entorno. También tiene un destacado papel Edith Scob (Holy Motors) como la madre que continuamente llama la atención.

Mia Hansen-Løve, esposa de Olivier Assayas, este año ganó el Oso de plata en Berlín a la mejor dirección por esta película. También guionista de sus films y actriz en sus comienzos, en películas de su marido, a quien conoció trabajando para la revista Cahiers du Cinéma.

LA ESCENA

Los breves momentos de llanto de la protagonista expresan perfectamente lo que Victoria Abril dice en el último documental sobre Almodóvar para TVE: “Las chicas somos más capaces de decir una cosa, pensar otra, sentir otra...”


IMPARABLE ISABELLE HUPPERT

Actriz francesa que ha hecho películas en todo el mundo y con los mejores directores, principalmente europeos. Tiene muchas posibilidades de llevarse la Concha de plata a la mejor actriz en San Sebastián, donde ha presentado dos filmes este año. Comenzó su carrera a principios de los setenta, trabajando a lo largo de ella junto a Romy Schneider, Yves Montand, Jeanne Moreau, Gerard Depardieu, Jean-Louis Trintignant, Catherine Denueve o Louis Garrel, entre otros, en Francia y fuera con Marcelo Mastroianni, Joseph Cotten, Jacqueline Bisset, Peter O´Toole, Mickey Rourke, Jeff Bridges,  Dustin Hoffman, Jude Law, Naomi Watts, Colin Farrell o Jeese Eisenberg.

“La pianista” dejó a más de uno con la boca abierta.

Musa indiscutible de Claude Chabrol, protagonizando siete de sus películas, estrenará el año que viene, la nueva de Michael Haneke (Happy End), autor con quien ya ha colaborado en dos ocasiones. Además de directores franceses como Bertrand Tavernier, Jean-Luc Godard, André Téchiné o François Ozon, polacos como Andrzej Wajda, italianos como Los hermanos Taviani o Marco Ferreri,  americanos como Joseph Losey, Otto Preminger o Michael Cimino , holandeses Paul Verhoeven o coreanos como Hong Sang- Soo.

Actualmente está considerada como una de las mejores actrices en el mundo, si no la mejor. Una selección de diez de sus interpretaciones más recordadas es una pequeña muestra entre los más de 130 papeles que ha realizado hasta la fecha entre cine y televisión.

Las hermanas Brontë, 1979. André Téchiné

La puerta del cielo, 1980. Michael Cimino

Sálvese quien pueda, 1980. Jean-Luc Godard

Falso testigo, 1987. Curtis Hanson

Madame Bovary, 1991. Claude Chabrol

Amateur, 1994. Hal Hartley

No va más, 1997. Claude Chabrol

La pianista, 2001. Michael Haneke.

Ocho mujeres, 2002. Françoise Ozon

La desaparición de Eleanor Rigby, 2004. Ned Benson


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: