CINEFILIA

Cinefilia pura (Estrenos de luxe)

Octogenario punk

Café Society (2016) ***

No, no es de las mejores películas de Woody Allen, pero tiene un encanto hollywoodiense que siendo demasiado había que romperlo. Al igual que arremete claramente contra las religiones, el star system y la violencia, exagerando casi hasta llegar al gore las escenas de asesinatos en plan comedia macabra, lo mismo hace con el sentimiento amoroso. Llegando a decir verdades que cuesta admitir, como que la guapa siempre se va con el pez gordo.

Aunque en otro tono muy diferente, para mí es la mejor película desde “Midnight in Paris”. Aquí de un realismo que desarma, como una novela de John Cheever, sin dejar el tono de comedia agradable donde nadie se sale de su papel. Posiblemente si la cinta se tratara fuera de la extensa filmografía de Allen sería un producto a tener en cuenta mejor que los diez últimos Oscars o Palmas de oro.

Por supuesto, Jesse Eisenberg -como ya hiciera en “A Roma con amor”(2012)- interpreta a un Woody Allen veinteañero que a su vez intenta ser torpe pero nadie como el propio Allen, recordando en una escena que apoya el antebrazo sobre el marco de la puerta donde se despide de Blake Lively, al Woody de “Annie Hall” o “Sueños de seductor”.

Jesse Eisenberg y Blake Lively, actriz que aparece bien avanzado el metraje.

Ésta a su vez, la que fuera estrella de la tele (on line) en “Gossip Girl” y vista recientemente en “Infierno azul” -mucho más intensa aquí- a pesar de tener un papel poco desarrollado, ella tampoco le da mucha fuerza, no sabemos si a instancias del director aunque por lo que dice deja actuar a sus artistas a placer, tanto a ellas como al director de fotografía Vittorio Storaro que a veces nos regala postales de los años 30 en bares o espacios abiertos con su peculiar luz amarillenta.

Steve Carell es un ocupado magnate de Hollywood al que se entrega dignamente, sin caer en la hilaridad a pesar de las extremas vicisitudes que le ocurren con su sobrino y su amante. No sobresale al completo Kristen Stewart, a la que ya le hemos visto más que bien fuera de la saga Crepúsculo pero pierde una nota, quizá asustada ante la magnitud del maestro Allen quién sencillamente nos regala otra felicitación anual de que está vivo y es capaz de hacer una película al año que nunca nos va a molestar sino todo lo contrario.

Nada más decir que aunque no salga su imagen, Woody Allen es el narrador, por su puesto sólo en la versión original, aunque si deciden verla doblada (opción preferida por Allen para no perder ni una palabra del guión) el doblador amén de Jesse Eisenberg son buen reflejo suyo.

Kristen Stewart y Steve Carrell, pareja de lujo en el Café Society

LA FRASE

“La vida es una comedia escrita por un sádico”, aunque hay chistes de judíos que casi la superan como "No entiendo porque no tenemos un paraíso como los otros. Eso aumentaría la clientela".

ESCENA CINEFILIA

Las fiestas de Beverly Hills donde fluyen todo tipo de anécdotas sobre Errol Flynn, Irene Dunne, Robert Taylor, Rodolfo Valentino o Gloria Swanson son para quedarse en ellas. Lo malo es que nos las cambian abruptamente por violentos gangsters de Nueva York.


WOODY ON TV

Hay que añadir que este año el estreno de su cinta llega acompañado de la serie que Woody Allen ha realizado para televisión en la plataforma multimedia Amazon, “Crisis in Six Scenes”. Seis episodios de media hora donde además de su propia aparición como escritor, de la que se nos ha adelantado una escena en una peluquería donde quiere que le corten el pelo como a James Dean, intervienen Miley Cyrus y Margaret Ladd (Falcon Crest).

Woody Allen enseña una foto del estilismo que quiere a su barbero que descubre asombrado que es el de James Dean.

Su estreno está previsto para el 30 de septiembre y el propio Allen la ha calificado de “bochorno cósmico” en unas declaraciones a Los Angeles Times. La serie está situada en los suburbios de EEUU de los años sesenta donde una familia de clase media recibe una visita inesperada.

Por supuesto, no es la primera vez que el realizador neoyorquino colabora con la televisión, aunque sí que hacía buen tiempo de ello. Unos 22 años desde que dirigió e interpretó “Los USA en zona rusa” (Don´t Drink the Water, 1994), sobre una obra suya situada en plena guerra fría, con Michael J. Fox en el reparto.

Anteriormente hay que remontarse a sus inicios, con el mediometraje “Men of Crisis: The Harvey Wallinger Story” (1971), sobre el gobierno de Nixon o la pieza de 8 minutos para el programa “The Woody Allen TV Special” de la CBS titulada “Cupid´s Shaft” (La flecha de Cupido) de 1969, homenaje al cine mudo donde Woody es un vagabundo que se enamora de una rica heredera interpretada por Candice Bergen.

Sólo como actor también ha protagonizado el telefilme "The Sunshine Boys" (1995) junto a Peter Falk, Whoopi Goldberg y Sarah Jessica Parker sobre una obra teatral de Neil Simon dirigida por John Erman de la que existe una versión cinematográfica de Herbert Ross, "La pareja chiflada" (1975) con Walter Matthau.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: