CINEFILIA

Aquelarre en el bosque

La bruja (The Witch, 2015) ***

Basada en leyendas populares, cuentos de hadas, diarios y registros de juicios. Cine de terror de estilo independiente, alejado de las producciones de género y más cercano a films como “La semilla del diablo” o “It Follows”, “La bruja” nos brinda un relato tan realista como fantástico, cumpliendo  con los tópicos del cine de brujas : el bosque, sacrificio de bebés, los aquelarres… generando más terror el poder de la creencia.

Tanto más la creencia religiosa que la diabólica. Haciendo atractivo incluso el lado diabólico, en  la propia bruja joven o la seductora voz de Satán. Mientras el mediocre padre parece Jesucristo directamente, no solo en su físico, siendo reconocibles críticas indirectas sobre el fanatismo religioso.

Su autor, Robert Eggers, la dirige y escribe. Es el primer largometraje del creador de un par de cortos de más de 20 minutos: “EL corazón delator” de Poe y “Hansel y Gretel”, hace como 8 años. Aunque con cámara sobria, defiende un estilo personal en su paso al cine comercial que inauguró Sitges este año pasado y consiguió mejor dirección en Sundance.  

Todos los personajes tienen mucha miga. La joven protagonista  Ania Taylor Joy y su hermano en la cinta, Harvey Scrimshaw, son de lo más tierno y atractivo, insinuando una sesgada sensualidad entre ellos. Los pequeños gemelos son tan molestos como terroríficos y el bosque sólo lo ha puesto tan inquietante como aquí, Shyamalan o Lynch.

Destacable drama de terror que  tiene un tono gótico rural que envuelve todo el paisaje, hasta la cara de la madre es el vivo retrato de la mujer del famoso cuadro de Grant Wood, American Gothic. Absolutamente recomendada para diabólicos en general.

SECUENCIA CINEFILIA

Los niños con convulsiones fingidas al fondo mientras el hermano parece poseído de verdad causan verdadero pavor. Porque el poder de la mentira causa más miedo que el del propio diablo.


¡BRUJA, MAS QUE BRUJA!

Pocas actrices se han podido resistir a interpretar a una bruja.  Así la lista se hace casi interminable e incluye a Charlize Theron, Angelina Jolie, Nicole Kidman, Sandra Bullock, Julia Roberts, Shirley McLaine,  Helene Bonhan- Carter, Enma Watson, Winona Rider, Neve Campbell, Sigourney Weaver, Joan Collins, Cher, Michelle Pfieffer, Susan Sarandon, Angelica Houston, Bette Midler, Sarah Jessica Parker, Angela Langsbury,  Bette Davis, Kim Novak, Verónica Lake, sin olvidar las españolas Carmen Maura, Terele Pávez, Victoria Abril o Maribel Verdú.

Y entre tanta bruja hemos seleccionado a las que no viven en los mundos de fantasía tipo Disney y similares, ni a las terroríficas cintas que han protagonizado y centrarnos en otras más realistas o por lo menos, más cercanas a la película que nos ocupa. Ya hablaremos de esas otras en otra ocasión. 

Yves Montand y Sigmone Signoret en la adaptación de The Crucible hecha por Jean-Paul Sartre

D. W. Griffith (El nacimiento de una nación), en los inicios de su carrera, que fueron los  mismos  del propio cine, ya hizo una película corta sobre las que eran acusadas de brujas por rechazar a un diacono del poblado, entre los colonos de Norteamérica, “Rose O´Salem Town” (1910). Siendo “La muchacha de Salem” (1937) con Claudett Colbert y Fred Macmurray, la primera  película sonora sobre las falsas acusaciones en los juicios del siglo XVII.

El danés Carl T. Dreyer en su reconocido filme “Dies Irae” (1943, Día de la ira) trató de la misma forma estos excesos de sacerdotes que chantajeaban con denunciar si no se le conseguían favores sexuales. En tono de comedia, Verónica Lake perseguía a su acusador y su descendencia, desde la época de los juicios de brujas hasta el presente de 1942 en “Me casé con una bruja” de René Clair.

La obra de Arthur Miller The Crucible sobre los juicios de Salem, que suponía una alegoría sobre el macartismo, fue llevada al cine por primera vez en Francia, en una adaptación de Jean Paul Sartre con Simone SignoretYves Montand, Les sorcières de Salem(1957).Aunque se hizo antes una versión para televisión, hasta 1996 Hollywood no adaptó esta conocida obra, en España “El crisol”, interpretada por Winona Rider y con guión del propio autor. Aun hay una versión posterior de 2004, también para televisión con Kirstey Alley, “Salem Witch Trials”.

Mary Carrillo, Silvia Munt y Patxi Bisquert en "Akelarre"

En 1968, Vincent Price interpretó al General Witchfinder, un cazador de brujas en “Cuando las brujas arden” sobre un poema de Edgard Allan Poe. El mismo año Polanski dirigió “La semilla del diablo”, donde Ruth Gordon dio vida a Minnie Castevet, una de las brujas más impactantes de la historia del cine.

Alemania del Oeste realizaría su propia versión gore de los cazadores de brujas en la película de culto “Las torturas de la inquisición”, con el inquietante Udo Kier.  También en 1970, en Checoslovaquia, se estrenaba una película basada en textos reales sobre los juicios de la inquisición en “Martillo para las brujas” y el español Jess Franco situaba la acción en Inglaterra en tiempos de Jacobo II, en una película italiana con Christopher Lee, “El proceso de las brujas”.

En nuestro país, quizás la películas más destacables sobre el tema sean “Akelarre” (1984) de Pedro Olea, situada en una aldea navarra del siglo XVII  y la reciente “Las brujas de Zugarramurdi”,que dirige Alex de la Iglesia en la misma localidad, con un despliegue de meigas nunca visto antes, entre las que encontramos a la Maura, Terele Pavez, Carolina Bang, Maria Barranco, la galerista Topacio Fresh y hasta Santiago Segura y Carlos Areces, travestidos.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: