CINEFILIA

La linterna roja

La invitación (The invitation, 2015) ****

Ahora que vivimos esa paranoia del spoiler como nunca, hasta tal punto que se le ha dado nombre a lo que siempre se llamó destripar la película, encuadrar a esta cinta en un género es ya casi hacer un spoiler. Aunque en realidad, al igual que el protagonista, todos sabemos que esa reunión de antiguos amigos no va a tener mucho que ver con la de “Los amigos de Peter” (Kenneth Branagh, 1992), precisamente. 

Hay algo turbio en los anfitriones  y aunque los asistentes no parecen darse cuenta,  a pesar de que les ponen un vídeo de una víctima mortal de esa secta a la que se han unido, en realidad ni siquiera los que desconfían se imaginan la magnitud de los propósitos de esta. Y aquí es donde radica la grandeza de la película.

El golpe de efecto final no tiene paragón en el cine sobre sectas y quizás por eso el jurado de la última edición del festival de Sitges decidió otorgarle el premio a mejor película, aunque se trate de un filme independiente que en un principio puede parecer no demasiado original.

Su directora, Karyn Kusama, triunfó en Sundance con su ópera prima “Girlfight” en 2000, siendo reconocida también en festivales de prestigio como Cannes o Valladolid. Sus siguientes producciones no gozaron del favor de la crítica hasta esta incursión en el thriller.

 

Michiel Huisman (Juego de tronos) y Logan Marshall-Green.

De entre los asistentes a tan particular fiesta destacamos la inquietante presencia de John Carol Lynch, que recientemente hemos podido ver en las series “American Horror Story” como el payaso de “Freak Show” o como granjero solitario en “The Walking Dead”. Aunque la actitud de Tamy Blanchard (Blue Jasmine) tan insegura como tenebrosa o la intensa mirada llena de dolor y desconfianza de Logan Marshall-Green (Prometheus), los protagonistas, no pasan desapercibidas.

SECUENCIA CINEFILIA

No cabe duda de que el farolillo rojo y el descubrimiento de lo que significa, quedará grabado en nuestras mentes por mucho tiempo. No puedo decir más.


Sectas de cine

Tan realista como terrorífica se revela una de las últimas películas sobre sectas, “The Sacrament” (2013) de Ty West, basada en hechos reales y próximamente y casi a modo de secuela nos llegará “The Veil”. Thomas Anderson ya nos contó la historia de la cienciología en “The Master” un año antes. Grandes directores han tocado este tema de diferentes maneras: en “Red State” (Kevin Smith, 2011), “Holy Smoke” (Jane Campion, 1999) o “Eyes Wide Shut” (Stanley Kubrik, 1999). 


Dentro del género de terror propiamente dicho sobresalen “Bendición mortal” de Wes Craven, “La secta” del italiano Michele Soavi o “Los chicos del maíz” sobre la novela de Stephen King. Antecedentes en el cine clásico los podemos encontrar en “La séptima víctima” (1943).

En idioma castellano destacan el drama del mexicano Arturo Ripstein “El evangelio de las maravillas” (1998), con toques de realismo mágico o las españolas “Los sin nombre” (1999) de Jaume Balagueró y más recientemente,  la decepcionante para muchos “Regresión” de Alejandro Amenábar.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: